Aleja desabasto de gasolina afluencia de clientes en negocios de León

Aleja desabasto de gasolina afluencia de clientes en negocios de León

Valor Agregado
|

Empresarios y trabajadores de servicios relacionados directamente con automóviles se ven afectados por la falta de clientes.

Manuel López Servín, gerente de un taller de llantas en el Centro. Foto: Silvia Millán.


Servicios relacionados directamente con los automóviles son afectados por el desabasto de gasolina en León, pues la afluencia de clientes ha disminuido hasta en 70%.


Colaboradores de talleres de servicios, autolavado y estacionamientos coincidieron en que la falta de combustible provoca un impacto negativo en su trabajo. 


En el estado de Guanajuato existen 463 comercios dedicados a ofrecer servicios de mantenimiento automotriz, estacionamiento y lavado de autos.

Disminuyen clientes 


La reducción de clientes en el área de restaurante impactó directamente la cantidad de sitios ocupados en el estacionamiento del Hotel la Nueva Estancia, explicó Jorge López, gerente de recepción.


El servicio de hospedaje no se vio afectado ya que lograron vincularse con el Patronato de la Feria, sin embargo está situación no se reflejó en el servicio de alimentos. 


El fin de semana es cuando este negocio tiene mayor demanda, pero el trabajo también se redujo por la falta de combustible.


El servicio de estacionamiento es únicamente para los clientes (huéspedes y comensales), detalló.

Taller solo


Manuel López Servín, gerente de un taller de llantas en la Zona Centro señaló que el patio de servicio se encuentra solo. 


El negocio cuenta con 14 rampas de servicio, de las cuales sólo tres se han ocupado durante enero. Regularmente tienen trabajo, ahora atienden a menos del 20% de sus clientes.


“Hay que sacar sueldos, pagos, comisiones, y así como están las cosas no se ve para cuando”, refirió López Servín. 

Sin movimiento por escasez de gasolina


El 50% de los servicios que atiende son de flotillas, incluso las empresas han retrasado el mantenimiento por dar prioridad a las entregas. 


“Si no hay gasolina no hay movimiento, la prioridad para los clientes es asegurar su distribución”, explicó el encargado del taller. 


El negocio ofrece servicio mecánico, la temporada de enero es buena porque la gente trae dinero, al igual los visitantes de la feria aprovechan su estancia para revisar sus autos, señaló el colaborador.

Peor que en días lluviosos


La temporada de lluvias implica una baja de clientes para los autolavados. No obstante, la escasez de gasolina ha generado una reducción mayor para este servicio que dicha temporada, comentó Emanuel Ramírez, encargado del autolavado San Francisco. 


“Ni los días lluviosos reducen tanto la llegada de clientes, sin gasolina, ¿cómo mueven los autos?”, cuestionó Emanuel. 


De acuerdo con el colaborador, el trabajo se redujo hasta 70%, usualmente por turno reciben hasta 50 automóviles. Al momento de la consulta (cerca del mediodía) llevaban solamente 10 vehículos.

Sin recorte de personal


El servicio cuenta con cuatro islas, que son atendidas por una pareja de lavadores, por lo pronto, se ha optado por no recortar personal. 


Prefieren ser equitativos para repartir el trabajo, dijo Emanuel, cada auto se asigna en orden para que todos reciban jornada. 


Sobre los trabajadores señaló que ya están desesperados por la falta de trabajo.


El negocio tiene siete años: “La temporada baja es en tiempo de lluvias y los días de lluvia no se comparan con esta reducción”, reconoció Emanuel.



TODOS VEN: