Causas y determinantes de la mortalidad materna

Causas y determinantes de la mortalidad materna

Opinión
|

Se define defunción materna a la muerte de una mujer mientras está embarazada o dentro de los 42 días siguientes a la terminación del...


Se define defunción materna a la muerte de una mujer mientras está embarazada o dentro de los 42 días siguientes a la terminación del embarazo, independientemente de la duración y sitio del mismo, debida a cualquier causa relacionada con o agravada por el embarazo mismo o su atención, pero no por causas externas.


Cuando ocurre una muerte materna es una verdadera tragedia y refleja un fracaso social. De hecho, la salud de un país se mide también a través del indicador tasa de mortalidad materna por cada 100 mil nacidos vivos. 


El objetivo mundial de desarrollo sostenible es reducirla a menos de 70 muertes por cada 100 mil nacidos vivos entre el 2016 y el 2030.


Nuestro país tiene el registro en línea desde 1990 al 2016 (www.agenda2030.mx) con sustento en el subsistema de información sobre nacimientos y mortalidad, desglosado por entidad federativa, haciéndose notorio que si bien el país ha tenido avances, continua habiendo una gran desigualdad.


En 1990 México país tenía una tasa de 88.7 y para 2016 bajó a 36.7 muertes por cada 100 mil nacidos vivos. Estimados lectores, en 1990 Coahuila tuvo una tasa de 12.4 (la más baja) y Oaxaca de 175.2 (la más alta). En 2016 Baja California Sur tuvo 8.3 mientras que en Guerrero fue de 58.3, ¡siete veces más!


Guanajuato tenía en 1990 una tasa de 91.9 (lugar 22 nacional) y en 2016 una tasa de 32.4 (lugar 11 nacional).


Para solucionar un problema hay que conocer las causas. Un estudio de México publicado en la Revista Médica Británica, con datos de la mortalidad materna de una década completa mostró las causas más frecuentes: Toxemia (presión alta) 28.5%; Hemorragia 22.1%; Causas Obstétricas indirectas 19.3%; Otras causas de defunción materna 16.8%; Sepsis 6.2%; Embarazo ectópico, molas y otros 3.7%; Aborto espontáneo 0.5% y aborto inducido 2.9%.


Para saber cómo mejorar la mortalidad materna, varios investigadores del Melisa Institute buscaron que determinantes influyeron en la salud materna entre las 32 entidades federativas. 


Por ejemplo contrastemos Baja California Sur versus Chiapas con una tasa de mortalidad siete veces mayor: La atención profesional del parto fue de 99.5% vs 80.8%; la atención obstétrica de emergencia por cada 100 nacidos vivos de 10.6 vs 3.1; la escolaridad de la mujer –alfabetización- de 95.8% vs 79.8%; la disposición de agua potable de 88.1% vs 62%; la violencia contra la mujer embarazada de 16.3% vs 8.3%; y la fecundidad y postergación de la maternidad de 2.0 vs 2.8 hijos. Son notorias las desigualdades que conlleva la pobreza, que son de fondo, el principal motivo de la mortalidad materna.


Las recomendaciones obvias para disminuirla en Chiapas son incrementar las visitas a control prenatal y la atención profesional del parto; aumentar el acceso y/o el número de unidades de emergencia obstétrica; expandir el cuidado prenatal especializado para embarazos de alto riesgo y los programas de nutrición para madres malnutridas; expandir y fortalecer políticas públicas para erradicar el analfabetismo y aumentar los años de educación en la población femenina; por último, aumentar el número de hogares con red de agua potable.


Guanajuato aún presenta una cobertura de acceso a la atención de emergencia obstétrica insuficiente; también debe aumentar la cobertura de control prenatal y la atención profesional del parto para disminuir las muertes por hemorragia. 


Entre los determinantes de desarrollo humano, aún hay 10% de analfabetismo en población femenina; una mayor escolaridad influye en un mejor cuidado del embarazo y utilización de los servicios de salud materna disponibles. 


Aumentar los servicios de agua potable y drenaje continuará siendo un reto, pues la exposición al consumo de agua no potable o la contaminación por deposiciones debilitan a las madres y a sus hijos debido a infecciones reiteradas.


Si ya tenemos conocidas las causas de muerte y sus determinantes, juntos, sociedad y gobierno, debemos ponernos en acción para evitar este gran mal social. ¿Usted qué opina?