Venezuela: el botín

Venezuela: el botín

Opinión
|

¡Fuera máscaras!, dijo el Presidente AMLO, y aunque no se refería a Venezuela, la expresión aplica en toda su acepción

Santiago Heyser


¡Fuera máscaras!, dijo el Presidente AMLO, y aunque no se refería a Venezuela, la expresión aplica en toda su acepción.


R- Guauuu, mi Santias, ¿no crees que los lectores se enfaden?, ya escribimos sobre la incongruencia de Trump y de los Estados Unidos al venerar a los árabes cuya dictadura se caracteriza por el rechazo a la democracia, crímenes impunes y discriminación de la mujer, miserias que solo son opacadas por las riquezas de la “familia real” que hace negocios con USA. También señalamos la aceptación histórica de nuestros vecinos del norte a dictaduras por todo el mundo, cuando les eran (son) convenientes, y mencionamos a Irán en tiempos del Sha, a Chile en tiempo de Pinochet, a Nicaragua con los Somoza, a Cuba con Fulgencio Batista, a México con Victoriano Huerta, a Panamá cuando Bush padre era cuate del General Noriega, etc., etc.
S- Lo sé, mi Rufo, también mencionamos su intervención para imponer títeres a su servicio en naciones supuestamente soberanas, como en Irak, o los intentos de asesinato de quienes no les eran afines, como están documentados los perpetrados, siempre fallidos, contra Fidel Castro y la sospechosa muerte de Gadafi en Libia… y ni que decir de los crímenes del “establishment” perpetrados contra ellos mismos, como sucedió con los asesinatos de John F. Kennedy, de Robert Kennedy y de Martin Luther King…


R- Guarf, guarf, guarf, que bueno que coincidimos, pero la pregunta sigue vigente, ¿para que seguir con el tema venezolano?
S- Porque nadie ve al pueblo venezolano, todos ven el botín… Por ello urgen voces que clarifiquen las cosas y por qué los eventos han modificado el panorama, me explico: la insistente amenaza de USA de invadir a Venezuela ha perdido fuerza; lo que trae implicaciones geopolíticas muy importantes, ya que en Venezuela, como en Siria, se ha dado un enfrentamiento entre USA vs Rusia y China, en donde a diferencia de la guerra en Siria, en Venezuela se han obstaculizado los intentos de resolver el problema que representa Maduro, para los intereses de USA, por medio de las armas y es que rusos, chinos e iraníes han dado apoyo militar al gobierno venezolano o como se llame la dictadura impuesta por el sátrapa de Nicolas Maduro, complicándole a USA y sus satélites una acción de fuerza bruta, ello mientras en instancias internacionales, en particular en la ONU, han exhibido la falta de sustento jurídico y de legalidad del intento armamentista… Finalmente, al margen de la ilegal imposición y agandaye de Nicolas Maduro, el problema no representa ninguna amenaza contra otro país y deja el tema de solución en manos de los venezolanos que deben hacer lo necesario, sin intervención militar extranjera... Es en ese contexto y para acabarla de exhibir, que el Señor Juan Guaidó, autoproclamado Presidente interino de Venezuela, sin ninguna elección o voto de por medio y sin atribuciones constitucionales, se avienta el puntacho de autorizar la intervención militar de Venezuela por ejércitos extranjeros, lo que lo exhibe como traidor a su patria, enemigo del ejército venezolano y títere del Sr. Trump… declaración que obligó al Congreso de los Estados Unidos a manifestarse en contra, recordándole al Sr. Guaidó, que no es nadie para autorizar o desautorizar intervenciones en el extranjero del ejército de los Estados Unidos, potestad exclusiva y única del Congreso de los Estados Unidos… ¡Toma perro!


R- Grrr, no veo el caso a tu expresión discriminatoria y francamente en contra de la equidad canina, mi Santias.
S- ¡Tienes razón!, mi Rufo, mis disculpas. El punto es que los eventos de estos días disminuyen la legitimidad inventada por el Sr. Trump para invadir a Venezuela y pone las cosas de color de hormiga, ya que recular ante las amenazas rusas y chinas, exhibe la debilidad de Trump y la paulatina caída del Imperio; lo que deja un escenario en donde el derecho y la lógica pueden ser avasallados por la ira, la impotencia, los egos y la necesidad de dar continuismo a un modelo que bajo la bota de el ejército de los Estados Unidos, les ha permitido imponer reglas al comercio, a las relaciones políticas y a la convivencia de las naciones en todo el mundo.


R- Guauuu, mi Santias, ello me recuerda las palabras de José Mujica, expresidente de Uruguay, lo cito de memoria: Estos no son tiempos de razones o de leyes, los eventos han llevado a las partes (Venezuela y USA) a la probabilidad de una guerra en donde el derecho internacional nada tiene que hacer. El peor escenario es la guerra que cobrara la vida de miles de inocentes; pero parece que las partes no están en capacidad o dispuestas a evitarla. Cabe en este escenario, esperar el milagro de una respuesta humana, en donde los intereses materiales se supediten a los intereses superiores de respetar la vida (las vidas)… ¡Así de sencillo!


Un saludo, una reflexión.
Escritor y soñador