Instituto América celebra 75 años

Instituto América celebra 75 años

Vidas
|

El Instituto América celebra 75 años de abrir sus puertas para brindar a los jóvenes una formación integral

Monumento dedicado al P. Pablo de Anda, en el Instituto América. Fotos: Especiales


El 11 de febrero, de 1944, el P. Pablo de Anda fundó en León el Instituto América por lo que esta institución y su comunidad educativa se encuentra de manteles largos e iniciarán los festejos con una misa de acción de gracias, para toda su comunidad, hoy, a las 8.30de la mañana, celebración que ofrecerá el arzobispo de la Arquidiócesis de León, Rafael Contreras.


 


La congregación diocesana de Hijas Mínimas de María Inmaculada, fundada por el padre Pablo de Anda, fundó el Instituto América, para niñas ricas, el 11 de febrero de 1944.  Inicialmente el instituto ocupó la casa número 213, de la segunda cuadra de la calle Madero, hasta el año de 1952”, rezaba un periódico de la época.



Se decía que “el Instituto América era una continuación del colegio del Señor San José, también fundado por Pablo de Anda, y que se encontraba junto con el Santuario de Guadalupe, mismo que desapareció por las revoluciones y persecuciones”, según información que consta en el Archivo Histórico de León.



Varias fueron las direcciones que ocupó el colegio antes de llegar a sus modernas instalaciones Roma y Tepeyac, nos comentó la maestra y ex alumna, María Eugenia Hernández González, segunda generación de egresados de esta institución además de madre de familia de otra generación de alumnos.
El 8 de diciembre de 1992 se colocó la primera piedra del jardín de niños.



El América cuenta además con primaria, secundaria, carrera comercial, bachillerato y Normal Superior”, nos dijo.



Su lema es: “Semper fidelis”, que significa: siempre fiel, y cada salón cuenta con biblioteca, además de las dos bibliotecas grandes para todo el instituto, además de centros de cómputo  y otras materias colectivas como educación física, inglés y matemáticas. 



El instituto América se caracteriza por desarrollar un sistema donde los alumnos además de desarrollarse conforme su ambiente y sus necesidades, encuentran una formación de valores fuertes y buenos modales.