Advierte Romero Hicks riesgo en rectoría del Estado por Reforma educativa

Advierte Romero Hicks riesgo en rectoría del Estado por Reforma educativa

México
|

El legislador guanajuatense detalle la propuesta de reforma educativa en la que ha trabajado al Oposición, en entrevista con Reforma.

Juan Carlos Romero Hicks, diputado panista, expuso la propuesta de Reforma educativa. / Foto: Agencia Reforma


El diputado Juan Carlos Romero Hicks, coordinador parlamentario del PAN, advirtió que la iniciativa de reforma educativa que propone el presidente de la República puede poner en riesgo la rectoría del Estado sobre la política de ese sector, la cual se recuperó con las modificaciones constitucionales de 2012.

"Ese es un riesgo porque no queda claro cómo se van a determinar los aspectos del ingreso ni de la promoción", expuso el exrector de la Universidad de Guanajuato.


En entrevista con Reforma, el también exgobernador guanajuatense consideró como demagógica la postura presidencial de abrogar la reforma aprobada en el sexenio peñista, pero celebra la apertura por parte del secretario de Educación Pública, Esteban Moctezuma, a la búsqueda de consensos.


Junto con el resto de la Oposición representada por el PAN, el PRD, MC y el PRI, ha presentado una iniciativa de reforma educativa en paralelo a la propuesta del Gobierno.

Entrevista al diputado


-¿Por qué de pronto logró coaligarse este grupo o estos grupos parlamentarios?


La educación es un tema que ocupa y preocupa a todas la familias mexicanas, y hay un grupo de especialistas muy destacado de la sociedad civil que, frente al conjunto de iniciativas que al día de hoy suman ya 17 con la nuestra, estuvieron haciendo consultas para hacer una presentación alternativa, complementaria.


En este momento hay aciertos y hay pendientes, y tenemos que reconocerlos. El Presidente de la República establece durante su campaña que va a abrogar la reforma, lo cual, pues, es una postura demagógica. Lo que hay que ver es el tema por sus méritos.


-¿Estamos hablando de una iniciativa complementaria de la que presentó el Gobierno, de una contrarreforma, de una alternativa?


Es todo eso.


-Es todo eso...


Es todo eso, pero lo importante es que trabajemos el consenso. El Secretario Esteban Moctezuma es una persona respetable, ha señalado que lo deseable es que sea por consenso. Le tomamos la palabra, vamos viendo dónde están las coincidencias y hablemos con la verdad, porque esto afecta a todo México.


-¿Qué repudia este grupo parlamentario de la anterior reforma y qué repudia de la propuesta por el actual Gobierno?


El diagnóstico es muy claro: se hicieron cosas muy valiosas, sin embargo no tenemos al maestro como aliado de la reforma. El maestro se sintió perseguido, no se sintió debidamente atendido y es parte de un reconocimiento. Por otro lado, siempre en educación se puede mejorar y quedan algunos pendientes.


-¿Nada desaparece de la anterior reforma?


Sí, el tema de la permanencia, por ejemplo, que tanto irritó.


-La permanencia en el empleo...


Sí, los exámenes de permanencia en el empleo, eso se reconoce que no funcionó, que fue un irritante y que pareció una medida punitiva.


-Al parecer del Secretario, el principal defecto de la reforma educativa todavía vigente fue que se atropelló a los maestros. ¿Cómo conciliar con estos grupos magisteriales (diferentes)?


Hay que recordar que uno de los principios de la reforma fue la recuperación de la rectoría del Estado: el sindicato se había convertido en patrón en muchos lugares del país y tenía estructuras clientelares, corporativas, corruptas y corruptoras, en donde había tráfico de influencias, venta de plazas, favores sexuales, hostigamiento de otra naturaleza, y lo que se pretende es no destruir al sindicato, ni al maestro. Darle su lugar.


El sindicato sirve para tres aspectos: el estudio, el mejoramiento, y la defensa de los derechos de los trabajadores. Una confusión que ha tenido la SEP, de muchos años, es creer que porque habla con la dirigencia sindical está hablando con los maestros de México. El foco de atención es el alumno, al maestro hay que reivindicarlo y acompañarlo mucho.


-¿Advierte el peligro de que la rectoría de la educación por parte del Estado regresará a los grupos gremiales a partir de la reforma que propone el Gobierno?


Ese es un riesgo porque no queda claro cómo se van a determinar los aspectos del ingreso ni de la promoción. Hay dos aspectos que son fundamentales que, de no poderse conservar esto, va a ser un intento fallido: el primero es la rectoría del Estado y no es contra el sindicato, es a favor del maestro, porque hay que dialogar con el maestro para contenidos, para condiciones de trabajo, o para formación, para evaluación, para muchos aspectos.


Y tiene que ver con el examen para seleccionar el primer ingreso y promoción. Primer elemento, si lo entregan al sindicato como el Gobierno actual falló 28 días, permitiendo la invasión de las vías del ferrocarril, reprimiendo a la sociedad, causando un daño colectivo, impidiendo la libertad de tránsito, es Estado de chueco, no Estado de derecho, como diría Gabriel Zaid.


Y el segundo elemento tiene que ver con la evaluación. Y sí, la evaluación siempre será perfectible. El órgano que evalúa no puede ser la SEP, el proyecto que manda el Presidente de la República quiere hacer un híbrido, es regresar al museo de arqueología política del siglo pasado en el que la Secretaría de Gobernación organizaba las elecciones de este país.


SIGUE LEYENDO