martes

Guanajuato, quinto lugar en abortos

Local
|

Empata con Nuevo León y Jalisco con 28 casos en el 2017; en el estado es un delito que se persigue de oficio.

Los vinculados pertenecen a los municipios de Acámbaro, Celaya y León. Foto: Especial.

En los últimos dos años la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE) inició 55 indagatorias por el delito de aborto, algunas de las cuales fueron contra hombres.

Especialistas aseguran que generalmente los varones involucrados por este crimen provocaron el aborto a consecuencia de la violencia física ejercida contra su pareja. 

En 2017 las cifras del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNP) posicionó a Guanajuato en quinto lugar en el país junto con Jalisco y Nuevo León por el delito de aborto con 28 registros cada uno.

Un año antes nos ubicamos en octavo lugar, pero con un delito menos, es decir 27 abortos. 

El año pasado el Poder Judicial del Estado vía Acceso a la Información reportó tres hombres y dos mujeres vinculados a proceso por el delito de aborto, y a otras tres personas se les emitió orden de aprehensión. 

Los vinculados pertenecen a los municipios de Acámbaro, Celaya y León. 

Hace cuatro años el Poder Judicial registró la sentencia condenatoria de seis personas por este delito. 

Los datos de incidencia delictiva son proporcionados al Secretariado Ejecutivo por las Procuradurías de Justicia y Fiscalías Generales de los 32 estados del país y refieren a la presunta ocurrencia de delitos registrados en averiguación previas iniciadas o carpetas de investigación.

Se persigue de oficio

Francisco Salgado Romero, miembro del Colegio de Abogados de León, explicó que el aborto es un delito que se persigue de oficio presentando las pruebas suficientes en la denuncia por parte de cualquier persona. 

Dijo que la ley señala hasta ocho años de prisión para quien lo provoque, cause o induzca, así como la pérdida de ejercer su profesión a los responsables como médicos, parteros o enfermeros.

Comentó que existen abortos sin que las autoridades se den cuenta; por ejemplo, cuando el marido o la pareja conyuge golpea a la mujer y le provoca el aborto. Aunque dijo que en algunos casos esta acción es denunciada por la mujer afectada o un familiar. 

Por lo anterior el abogado compartió que durante cuatro años que trabajó en la Procuraduría de Justicia sólo se presentó una denuncia por este delito; recordó que la afectada fue quien denunció a su pareja porque la golpeó hasta matar al bebé, por lo que el responsable pagó su condena.

A su vez, mencionó que en su experiencia nunca ha atendido un caso por esta causa. 

Salgado consideró que la sentencia por el delito de aborto está dentro de lo razonable que marca la Ley.

Manifestó que la ley penal señala que el aborto no es punible (que merece castigo) cuando sea resultado de una violación o cuando sea por culpa de la mujer (accidente, esté en riesgo la madre, etc.), pero hay una laguna en este supuesto porque no dice quién dará la dispensación.

“El Congreso jamás ha querido declinar al respecto, e incluso cuando se ha solicitado la dispensa para provocar el aborto los médicos no quieren porque va en contra del derecho a la vida”, finalizó. 

¿Qué dice la ley?

El Código Penal del Estado de Guanajuato, en su artículo 158, señala que el aborto es la muerte provocada del producto en cualquier momento del embarazo. A quien lo cauce o provoque se le impondrá una condena de seis a ochos años de prisión.