domingo
12ºC

La Olla. Diego, contrarreloj

Opinión
|

Sin definir perfiles responsables del ‘golpe de timón’ en la Seguridad.

Estamos a 17 días del relevo en la Administración Estatal y uuurge despejar las dudas.

De los 18 titulares que conformarán el gabinete legal, hay once nombramientos anunciados por el gobernador electo, Diego Sinhue Rodríguez Vallejo, en frías presentaciones sin opción a preguntas.

De los pendientes hay dos puestos claves: el de Secretario de Seguridad Pública y el Procurador General de Justicia del Estado. Diego y sólo Diego sabe qué trae entre manos, si la confirmación de Álvar Cabeza de Vaca y Carlos Zamarripa, de sólo uno de los dos, o de plano un refresco total.

La realidad es que mientras pasan los días lo que antes parecería sorpresivo, su permanencia, ya no lo es. De ser así no deja de ser contrasentido su discurso de “golpe de timón” durante toda una campaña.

Algunos creen que lo más fácil es dejarlos, al menos mientras Diego y su equipo se enteran de primera mano de lo convulsionado que está Guanajuato, lo que se hace, cómo se hace, y lo que no hacen, y luego comenzar los ajustes. Otras muchas voces, incluso desde el mismo partido del poder, no ven posible poder modificar la política de seguridad y obtener otros resultados, con los mismos a la cabeza.

Tampoco es fácil encontrar los perfiles que ‘tomen la papa caliente’, pero en eso debiera estar Diego de tiempo completo (no lo sabemos) pues tampoco puede ser pretexto de que pues nadie les convenció.

En el caso del Procurador de Justicia el tema se complica pues no se sabe cuándo, pero no tardará mucho, habrá una Fiscalía General del Estado autónoma y el Congreso deberá nombrar al Fiscal para los siguientes nueve años -dice hoy la Ley-. El Poder Legislativo tiene además pendiente eliminar el pase automático para que el Procu no sea seguro Fiscal, pero sí pueda competir en el proceso abierto.

Lo que se demanda es la certeza para que el próximo Secretario de Seguridad y el Procurador se pongan a revisar a fondo la actual política de Seguridad y definir el cacareado “golpe de timón”.

Los otros nombramientos del gabinete legal que están todavía en el aire son: la nueva Secretaría de Infraestructura, Movilidad y Conectividad; Turismo; Desarrollo Agroalimentario y Rural; Transparencia y Rendición de Cuentas; y la Coordinadora de Fomento al Comercio Exterior (Cofoce).

En el caso de Transparencia debe ser ratificada por las dos terceras partes del Congreso del Estado.

Del gabinete ampliado no se tiene noticia alguna. Ahí se ubican dependencias como: Instituto de la Mujer Guanajuatense, Instituto de Seguridad Social del Estado de Guanajuato, Instituto Estatal de la Cultura, Instituto de Planeación, DIF, Instituto de Infraestructura Física Educativa (Inifeg), Comisión Estatal de Cultura Física y Deporte, Instituto de Alfabetización y Educación Básica para Adultos, etc.

Algunos desaparecerán, como el Instituto de Ecología, la Procuraduría Ambiental y de Ordenamiento Territorial, y la Comisión de Vivienda, que se integrarían a la nueva Secretaría del Medio Ambiente.

Para dar certeza el proceso de transición Diego hizo bien al incluir en los primeros nombres al secretario de Gobierno, Luis Ernesto Ayala Torres; y al de Finanzas, Inversión y Administración, Héctor Salgado Banda. El primero pidió licencia de Síndico y atiende de tiempo completo la entrega-recepción, mientras que el segundo se mantiene en su cargo como Director General del ISSEG.

En el mismo acto anunció a la titular de la Secretaría de Medio Ambiente y Ordenamiento Territorial, a la poblana Isabel Ortiz; y a la coordinadora general de Comunicación Social, Angélica Aguilar. Después ‘brincó la frontera’ para ir a presentar a Juan Hernández para la nueva Secretaría del Migrante. 

La mayor incógnita sigue siendo la panista poblana excompañera legisladora federal de Diego. Desde su presentación el 12 de julio no hemos vuelto a saber de ella, en un tuit del 31 de agosto escribió que estaba haciendo recorridos por los municipios, sólo ella sabe si está al tanto del reto que va a tomar pues la problemática ambiental en Guanajuato no ocupa de teoría sino de resultados pero a la de ya.

El ambientalista Carlos Álvarez le dio una probadita: caos en manejo de residuos con un solo relleno (el de León) y 45 tiraderos a cielo abierto; pésima calidad del aire en el corredor industrial; enorme pérdida de suelos; y le podemos seguir con el déficit de áreas verdes, escasez de agua, y mucho más.

De Angélica Aguilar lo que se espera es austeridad, seriedad y orden. Y Juan Hernández tiene el beneficio de la duda en la comunidad migrante que espera también menos rollo y más trabajo real.

También nombró ya al expresidente nacional del PAN, Luis Felipe Bravo Mena, como el Jefe de la Oficina en la Ciudad de México, en un cargo del que no sabemos qué esperar.

La semana que termina Diego presentó a seis más, confirmó lo que dijo en campaña, que se queda Gerardo Morales en Desarrollo Social y Humano; ratificó a Daniel Díaz en Salud; movió a Eusebio Vega a Innovación, Ciencia y Educación Superior; a Juanita de la Cruz a la Secretaría Particular. Los fichajes fueron Mauricio Usabiaga en Desarrollo Económico y Yoloxóchit Bustamante en Educación.

Gerardo Morales fue su Subsecretario, tiene amplia experiencia en el servicio público, es un perfil técnico sin protagonismos políticos que Diego no quiere en el arranque de su gobierno. Su gran reto es el relanzamiento de la estrategia Impulso Social 2.0, evaluar sus avances y transparentarlo todo.

En Salud Díaz Martínez tomó la estafeta en abril 2017 en la crítica alerta por los casos de dengue. Un reto inmediato es poner en funcionamiento el nuevo Hospital General de León este mismo año.

Juanita de la Cruz conoce las entrañas de todo el gobierno y tendrá ahora un rol más protagónico.

La llegada del empresario celayense Mauricio Usabiaga es aplaudida por el gremio por su capacidad y cercanía. También significa el consolidar un perfil que pudieran necesitar para la Alcaldía en el 2021.

Por su trayectoria como exdirectora general del Instituto Politécnico Nacional (IPN) el fichaje ‘bomba’ de Diego fue la maestra Yoloxóchitl, con ella el gobernador Márquez rescató el proyecto de construcción del bachillerato de Las Joyas, en León. Pero es su paso por el IPN también su sombra, estuvo en el ojo del huracán por contratar a su exmarido y yerno con altos salarios, y un movimiento estudiantil por la reforma a la institución terminó por detonar su salida en octubre de 2014.

Queda la duda también sobre por qué colocarla en una Secretaría que define la política de educación básica y media superior, y no en la de Innovación, Ciencia y Educación Superior en donde Guanajuato presenta un mayor rezago en la cobertura. El perfil de otro “politécnico”, Eusebio Vega, fue el que más ruido levantó, se demanda de un liderazgo que inyecte ese ánimo tecnológico a las empresas locales.

Tampoco es que sea para “jalarse los pelos” eso de no tener todo el equipo. Por ejemplo el gobernador Miguel Márquez realizó la presentación del gabinete legal hasta el 18 de septiembre del 2012. Llamó la atención que sólo había una mujer, Isabel Tinoco en Transparencia, hoy en eso ya hay un avance.



Zapotillo, desánimo

Si el proyecto de acueducto El Zapotillo no va, que sea lo que sea pero que no falta el agua.

En la comunidad empresarial leonesa hay desánimo en el futuro de El Zapotillo para garantizar el abasto de agua potable para la ciudad. Hay una presa ya a 80 metros de altura, un decreto presidencial de 1995 que no se ha modificado, y un título de concesión vigente, pero extrañamente no hay garantías.

Antes del Tercer Informe de Gobierno del Ayuntamiento encabezado por Héctor López, la directora general del Sistema de Agua Potable y Alcantarillado (SAPAL), Angélica Casillas, también fue sincera que de El Zapotillo no hay noticias, ni buenas, pero tampoco malas, hay que armarse de paciencia.

Hoy estamos igual que el año pasado: esperando le quiten la concesión a Abengoa y la tome el Fondo Nacional de Infraestructura (Fonadin), o si no pueden ya les dijo SAPAL que ellos le entran.

Lo bueno es que más allá de posición políticas como la de la presidenta de Morena, Yeidckol Polevnsky, que ya se pronunció contra el proyecto, hay confianza en una próxima titular de Conagua, Blanca Jiménez, que del tema del agua sabe, y mucho, y con quien todavía no tienen un acercamiento.

Los capitanes agrupados en el Consejo Coordinador Empresarial de León (CCEL) sostuvieron el viernes una primera reunión con quien será el Coordinador Estatal de Programa de Desarrollo del Gobierno federal, Mauricio Hernández, otro leonés avecindado hace rato en la Ciudad de México. 

“Coincidimos en que, si no es El Zapotillo, será un plan B, pero la problemática del agua deberá resolverse para nuestro Estado lo antes posible”, tuiteó el dirigente José Arturo Sánchez Castellanos.

No era el momento de las respuestas y tampoco las tendrá el ‘súperdelegado’ Mauricio. Fue un primer espacio para tender puentes con la próxima Administración Federal y Andrés Manuel López Obrador. Habrá otra cita para hacer llegar a las nuevas autoridades los argumentos técnicos que lo soportan.

El hecho es que hoy no hay plan B ni de la Federación, ni del Estado ni tampoco por SAPAL. Independientemente de lo que pase con El Zapotillo urge un ambicioso plan de tratamiento y reuso.



En sus marcas legislativas...

En el arranque de funciones del Poder Legislativo en lo federal los guanajuatenses dan de qué hablar.

El pastor de la bancada panista, Juan Carlos Romero Hicks, abrió fuego en la apertura del Primer Periodo Ordinario de Sesiones con una fuerte crítica al nombramiento de ‘súperdelegados’ estatales. 

“Queremos advertir un desacuerdo con la visión retrógrada del próximo gobierno, que desafiando los principios del sistema federal desea nombrar representantes en cada entidad del País. Se trata de una visión decimonónica, de una visión que intenta aparecer para desconocer la soberanía de cada Entidad Federativa. Eso está en el museo de arqueología política del siglo pasado”, dijo en su mensaje.

Mención aparte para la senadora leonesa de Morena y Secretaria de la Mesa Directiva, Antares Vázquez Alatorre, contrario a la línea de su partido fue uno de los seis “morenos” que votaron en contra de la licencia de Manuel Velasco para que regrese a terminar la Gubernatura de Chiapas.

La doctora Antares también presentó una iniciativa para incrementar anualmente el salario mínimo en el Presupuesto de Egresos de la Federación en dos puntos porcentuales arriba del índice inflacionario.

La otra senadora de casa por Morena, Malú Mícher, presentó junto con quien fuera líder nacional del PAN, Germán Martínez, una iniciativa de reformas a las leyes del IMSS y el ISSSTE para garantizar a la población LGBTTTIQ (lésbico-gay-bisexual-travesti-transgénero-transexual-intersexual-queer) y a sus familiares el derecho a recibir servicios de salud, a la que sumaron todos los partidos.

La senadora también leonesa por el PAN, Alejandra Reynoso, empujó un punto de acuerdo urgente para tener información de los avances en la negociación del Tratado de Libre Comercio y además la comparecencia del secretario de Economía, Ildefonso Guajardo, para entender en dónde estamos parados. 

El diputado federal leonés, Éctor Jaime Ramírez, habló a nombre del PAN en la Tribuna con motivo del VI Informe de Gobierno para reprochar el castigo al presupuesto y los resultados del sector Salud.

La legislaturas apenas empiezan y los guanajuatenses deben asumir un protagonismo nacional. Ojalá.