miércoles
11ºC

Desde Hidalgo, José Luis Ugalde crea música en técnica innovadora de lectoescritura

Local
|

El profesor utiliza la grafomotricidad para mejorar el proceso de aprendizaje de los infantes.

Foto: Especial.

José Luis Ugalde Rodríguez, maestro de música, es de los pocos catedráticos en Hidalgo que domina la grafomotricidad, técnica utilizada en países como Perú, Argentina, Chile y España, para ayudar a los niños en el proceso de lectoescritura.

A través de movimientos, patrones geométricos y música, niños desde los tres años de edad pueden madurar las habilidades psicomotrices que les permitirán una mejor escritura, lectura y comprensión de textos.

En entrevista con AM Hidalgo, José Luis Ugalde explicó que la grafomotricidad tiene sus raíces en países sudamericanos y ha sido adoptada Europa; aunque es poco común en México, donde se mantienen técnicas tradicionales como la caligrafía. 

“La grafomotricidad es un conjunto de habilidades motrices que van ligadas a un proceso intelectual de los niños, previo al aprendizaje de escribir y leer, en el que los infantes tienen que tomar conciencia y noción de su ubicación espacial y lateralidad, eso es muy importante, pues puede ayudar a corregir la dislexia”, indicó. 

Anteriormente, dijo el maestro que ha creado varias pistas musicales para aplicar la técnica, “cuando alguien aprendía a escribir se limitaba a hacer ejercicios de caligrafía”. Sin embargo, dadas las demandas actuales, agregó que se tiene que trabajar desde una psicomotricidad consciente.

“No es precisamente empezar a escribir, si no son ejercicios previos a la escritura que ayuda a que más rápido se dé una maduración; esto no es solamente español, por medio de planos, también se maneja lo matemático y, a través de la música que cantan los niños, se ayuda al lenguaje”, indicó.



CÓMO SE APLICA LA GRAFOMOTRICIDAD

La primera etapa consiste en ayudar a los niños a que desarrollen sus habilidades motrices, permitiéndole una ubicación de su espacio a través de ejercicios con los brazos, cabeza y piernas, acompañados de música. 

En una segunda etapa, los menores hacen trazos con gises en el piso, como círculos grandes, que permiten al cerebro una mejor maduración; luego lo hacen en hojas de papel periódico.

Finalmente, cuando ya se tiene un avance, en la tercera etapa se ocupan hojas blancas; siguiendo estos ejercicios se pulen los trazos para que, así, las y los educadores puedan enseñarles las letras.



   

LA MÚSICA CREADA POR EL HIDALGUENSE ES OCUPADA EN OTROS PAÍSES

Actualmente, la música del maestro hidalguense es ocupada por educadores en países de Sudamérica, “aunque hay varios métodos de caligrafía que van acompañados de canciones, descubrí que los ritmos que se utilizaban para estas canciones no coinciden con los trazos”.

Entonces, “había la necesidad de crear, primero, ritmos musicales más afines de México que coincidían con los trazos de este proceso. Yo me di a la tarea de crear estas canciones junto con un grupo de educadores y trazos para precisar la velocidad y cómo se va dando el proceso de los ejercicios”.

Algunas de sus canciones son utilizadas en países como Perú, Argentina, Chile, y hasta en España. 

Por su parte, Erika del Razo Sánchez, educadora y directora del colegio Francés, indicó que esta técnica ha revolucionado la lectoescritura, ya que no solamente les da las bases para escribir y leer mejor, sino que desarrolla mayor seguridad en los niños.