jueves

Estadounidenses se preparan para huracán Florence

Mundo
|

El huracán tocará tierra este jueves y se prevé como uno de los más fuertes en la historia del país; afectará a tres entidades.

La gente fue a la splayas a llenar bolsas de arena para protegerse del agua en sus hogares. Foto: Especial

El huracán Florence se convirtió antes de lo previsto en una amenaza fuerte para la costa este de Estados Unidos. El ciclón subió la mañana de ayer dos categorías en apenas unas horas, alcanzando la número 4 en una escala de 5.

Los meteorólogos informaron que el tifón podría tocar tierra este jueves, afectando a los estados Virginia, Carolina del Norte y Carolina del Sur. El gobernador de este último ordenó evacuar todo el litoral antes de hoy al mediodía, lo que supone el traslado de cerca de un millón de personas. Los técnicos advirtieron que la tormenta tropical será “extremadamente peligrosa” cuando azote la costa sureste del país.

Ayer por la tarde, Florence sopló con vientos máximos sostenidos de 209 kilómetros por hora. Se centró a unos dos mil kilómetros al este-sureste de Cape Fear, Carolina del Norte, y se desplazó hacia el oeste a 20 kilómetros por hora, según un boletín del Centro Nacional de Huracanes (NHC, por sus siglas en inglés).

Las autoridades del Estado dieron la orden de evacuación a los habitantes de sus pequeñas islas y declararon de antemano el estado de emergencia. “Florence continuó fortaleciéndose rápidamente”, escribió el centro al elevar a 4 la potencia del huracán. Aunque todavía la trayectoria no es clara, se prevé que la tormenta se moverá entre las Bermudas y las Bahamas hoy y mañana y tocará tierra el jueves en la frontera de Carolina del Norte y Carolina del Sur.

La oficina de Roy Cooper, gobernador de Carolina del Norte, reconoció que ya se están sintiendo los efectos de Florence. La costa del Estado presenta fuertes marejadas, corrientes y oleaje. “Todos en Carolina del Norte deben mantenerse atentos a Florence y prepararse para su impacto más avanzada la semana”, advirtió Cooper. “No queremos arriesgar una sola vida en Carolina del Sur”, dijo el gobernador Henry McMaster en una rueda de prensa donde ordenó la evacuación completa del litoral para hoy.

El despacho de Ralph Northam, gobernador de Virginia, calificó el huracán como “el más importante en décadas” para el Estado, y advirtió de la posibilidad de “inundaciones catastróficas, fuertes vientos y posiblemente amplios cortes de energía”. “La mayor amenaza de los huracanes no son los vientos fuertes, sino que las inundaciones son la consecuencia más mortífera de estas tormentas”, agregó.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, canceló un mitin programado para el viernes en Jackson, Mississippi, por seguridad. La ciudad es una de las posibles víctimas de los vientos y agua que arrastra Florence.

 

LO MÁS VISTO HOY

 

 

 

 

 

 

 

 

  • más leídas