Se entregan a labor educativa más por amor que por dinero en Guanajuato

Se entregan a labor educativa más por amor que por dinero en Guanajuato

Los más de 54 mil maestros en Guanajuato responsables de educar a la generación más joven, ven su labor mal recompensada en salario y prestaciones

Guanajuato.- En Guanajuato hay 54 mil 789 maestros de educación básica, 8 mil 448 de ellos, es decir el 15%, dan clases en planteles privados, el resto trabaja en escuelas públicas.

En ambos casos los salarios y las prestaciones son muy diferentes.

Se entregan a labor educativa más por amor que por dinero en Guanajuato

Se entregan a labor educativa más por amor que por dinero en Guanajuato

Maestros de planteles particulares cumplen horarios a veces de 10 horas diarias, muchos apenas reciben 7 mil pesos al mes; no tienen bonos ni otras prestaciones.

Cuando quieren obtener una plaza en escuela pública enfrentan, en primer lugar, la burocracia o se topan con la necesidad de una “palanca” dentro del sindicato.

Además, los lineamientos para presentar un examen cambian constantemente, explicó una maestra que logró un contrato temporal en escuela pública.

En las privadas “no tienes ningún bono, ni nada”, dijo. 

Otra profesora, con maestría en Educación, busca trabajo en el grupo de Facebook “Bolsa de trabajo sector educativo León, Gto”. Quiere una plaza oficial.

En las particulares “las horas de trabajo son muchas.

“A veces de las 7:30 de la mañana hasta las 8 o 9 de la noche”.

La joven pidió omitir su nombre por temor a no conseguir contrato.

“Hay colegios particulares que exigen a los docentes tener antigüedad o mucha experiencia y una serie de documentos como examen médico y carta de no antecedentes penales”. 

“No nos dan oportunidad de crecimiento laboral o a veces te despiden o se ensañan con uno cuando tenemos bebés, que porque con bebé no rendimos igual. Desde diciembre del año pasado estoy buscando trabajo”. 

Exigen inglés y pagan menos 

Contar con experiencia, título y tener nivel intermedio de inglés son los principales requisitos que colegios particulares exigen a maestros de nivel básico.

AM consultó en bolsas de trabajo en línea las vacantes para maestros de preescolar, primaria y secundaria, en la mayoría de las que están disponibles no especifican si ofrecen prestaciones. 

Tal es el caso de dos de las escuelas que se anunciaron en el sitio web Indeed. Anuncian una vacante para maestra de primaria con horario vespertino, de lunes a viernes de 3 a 7:30 de la tarde de lunes a viernes. 

Los requisitos son contar con licenciatura en educación primaria o pedagogía, hablar inglés (nivel intermedio) y tener experiencia de más de un año por un sueldo de 3 mil 500 pesos al mes.  

Otra escuela que busca contratar a una maestra de preescolar pide tener experiencia en el puesto como docente de segundo grado y tener título como maestra de preescolar para trabajar de 7:30 de la mañana a 3 de la tarde con un sueldo de 5 mil 500 pesos mensuales. 

En otras páginas como Computrabajo hay ofertas para docentes, sin embargo en algunas no se precisa el sueldo ni las prestaciones, como en la vacante para profesor de arte con conocimiento en pintura, dibujo y escultura, el horario es de 10 horas y se pide al aspirante tener título y experiencia en la docencia. 

A un profesor de computación se le ofrece un salario de 70 u 80 pesos la hora a cambio de tener un año de experiencia en el aula, disponibilidad de cubrir un horario mixto, trabajar los fines de semana, tener excelente presentación y ser técnico superior titulado.

Hallan en la docencia retos y satisfacciones 

Martha Lira tiene 15 años como maestra de preparatoria y universidad, sobre todo en escuelas privadas.

Considera que trabajar en planteles de paga tiene sus ventajas, como mejores instalaciones, mejor equipo de trabajo y sobre todo programas educativos adicionados a los que marca la Secretaría de Educación Pública.

En cuanto a las desventajas señaló que la libre cátedra no siempre es revisada con anticipación, en un marco científico, lo que provoca serios problemas educativos al alumno.

También consideró que la educación se ve como un negocio, y “al ser la colegiatura un ingreso económico para la escuela en muchas ocasiones se mide más la aportación que por la educación del alumno.

“Un ejemplo es que no quiere estudiar, y no puedo sancionar la rebeldía del alumno porque ya no habrá aportación económica materializada en su colegiatura mensual”, agregó la profesora.

Por su parte Celina Barron, maestra de preescolar, platicó que educar a niños pequeños es más complicado, e implica impartir una buena enseñanza pues de ella depende mucho cómo se puedan desempeñar en un futuro.

Consideró que una desventaja de trabajar en escuela privada es que no tienen prestaciones ni bonos, además no se respetan mucho los días de descanso.

“En muchas de las veces también se sufre de acoso laboral y no hay quien nos defienda, y la única opción es salirnos de ese trabajo”, dijo la maestra.

Y como única ventaja de enseñar en estas instituciones educativas externó que “podemos encontrar más fácil trabajo y la paga en el mayor de los casos es mayor”.

Otra docente que da clases a nivel secundaria en una escuela privada, explicó que como ventaja está que hay oportunidad de poder crear los planes de estudio, y se aplican menos exámenes a los maestros por parte del plantel educativo.

“Algo que también nos beneficia es que podemos permanecer en la escuela donde laboramos por tiempo indefinido”, agregó.

Como desventaja manifestó que los sueldos son más reducidos, incluso piensa que “los padres de familia llegan a tener más control dentro de la escuela que uno como maestro y hasta en ocasiones andamos haciendo propaganda a la instancia.

“Como último punto hay padres de familia que creen que sus hijos tienen más talento que los que van a escuelas públicas”, explicó la maestra.

Mantiene sentimiento de enseñanza por 11 años

Después de 11 años al frente de un grupo de niños, Dulce María González López sigue enamorada de la enseñanza.

Este año tiene a cargo un grupo de  segundo grado de preescolar, en una institución particular de la ciudad. 

“Yo decidí dedicarme a la docencia porque es algo que soñaba y me gustaba desde que era una niña; ser maestro en los primeros años de vida de los niños es maravilloso y satisfactorio.

Ver los avances y el agradecimiento de los papás es muy gratificante”, dijo la maestra Dulce María.

Opinó que ser maestra en el sector privado tiene ventajas y desventajas, entre las cosas buenas está el excelente ambiente laboral, los horarios, así como los periodos  vacacionales.

Sin embargo, del otro lado de la moneda se encuentran los bajos salarios, en ocasiones la falta de prestaciones o trabajar tiempo extra sin remuneración.

“En promedio el sueldo que se percibe oscila entre los cinco mil 800 pesos mensuales”, añadió la educadora. 

Aprende de sus alumnos

Entregado en cuerpo y alma a su trabajo, Jorge Misael Villegas Lara es un psicólogo que hace siete años incursionó en el mundo de la enseñanza, descubriendo en ello, una fuente de inspiración para convertirse en un mejor  profesional.

“Me interesó la docencia porque puedo aprender de mis alumnos y ellos de mí, estar en clase es una oportunidad para que todos aprendamos de todos”, platicó el docente. 

Misael imparte clases de orientación vocacional, metodología de la investigación, educación, psicología educativa y aprendizaje escolar, entre otras materias en escuelas particulares de nivel media superior.

Consciente de su participación en la vida de otros,  expresó que el trabajo de un docente debe estar cimentado en una verdadera vocación, ya que no es una actividad cien por ciento redituable y debe tomarse con responsabilidad.  

“El  docente debe ser apasionado de su trabajo, estar consciente de que las actividades extras que tenemos a nuestro cargo, así como las complicaciones del día y la noche, no deben interferir frente al grupo.

“Pese a todo, nosotros como maestros debemos aportar la mayor cantidad de conocimientos posibles para que nuestros alumnos puedan cumplir sus propios proyectos”, platicó el maestro Misael.

La labor docente está desvalorizada en todos sus niveles, consideró, ya que los sueldos no siempre están tabulados.

“Un maestro puede ganar desde los tres mil pesos hasta los cinco mil o incluso más, todo depende de cuántas horas y materias tenga a su cargo, en promedio una materia la pagan entre los 50 a 100 pesos, menos impuestos”, finalizó el docente. 

Educa desde el corazón

Para Laura Montserrat Becerra Ruiz, maestra de un colegio particular en Guanajuato, ser docente surgió como una oportunidad laboral, que rápidamente la llevó a entender que estaba en el sitio correcto.

“Yo como docente soy una pieza importante en la edificación de cada uno de mis estudiantes.

“Soy responsable de darles acompañamiento y seguimiento en su propio progreso pedagógico, tanto como orientarlos para el aprendizaje de sus propias inquietudes”, platicó Laura Montserrat.

Desde hace tres años labora como maestra de educación primaria, durante este ciclo escolar le fue asignado el grupo de quinto grado.

“Ser docente para mí es un compromiso, ser ese agente educativo que implica inspirar, optimizar sus habilidades, cultivar su curiosidad y por supuesto, enseñanzas desde el corazón”, añadió la maestra.

Áreas de oportunidad 

Con base a su experiencia como maestra, las desventajas en la labor docente no existen, en realidad son áreas de oportunidad.

“En ocasiones los padres de familia realizan exigencias injustificadas, ya que creen que por aportar con una colegiatura mensual pueden imponer sobre las decisiones del docente o la propia institución”, platicó 

Como área de oportunidad también está dar un mayor  valor a la práctica docente, el trabajo que realizan los maestros es insustituible y debe ser reconocido y apreciado.

“En la parte económica considero que depende de cada colegio, existen algunos que van a la par en cuanto a sueldos, prestaciones o bonos, pero la realidad es que son muy escasos, de manera general puedo decir que no hay un correcto equilibro entre el sueldo y la exigencia, por eso siempre se busca una plaza dentro de las escuelas públicas”.

MCMH

En esta nota:

Comenta esta nota

Te podría interesar