Policías asesinados en Guanajuato iban desarmados en la mayoría de los casos

Policías asesinados en Guanajuato iban desarmados en la mayoría de los casos

En la mayoría de los asesinatos de policías que han ocurrido en Guanajuato, sicarios los sorprenden en sus días de descanso o bien cuando se dirigen a trabajar y no llevan sus armas consigo

Guanajuato.- La mayoría de los agentes de seguridad asesinados en Guanajuato estaban desarmados y fuera de turno.

Los sicarios esperan a que sus víctimas estén descansando y antes o después de salir de trabajar para asesinarlos.

Policías asesinados en Guanajuato iban desarmados en la mayoría de los casos

Policías asesinados en Guanajuato iban desarmados en la mayoría de los casos

De los 15 casos de agentes de seguridad ejecutados en lo que va del año, siete se encontraban en su día de descanso, dos salían de su casa para presentarse a la corporación y uno más salía de turno. 

Ninguno llevaba arma de fuego.

En Celaya y Silao ya son dos ocasiones en las que los homicidas aprovecharon el día de descanso de preventivos para matarlos.

Los demás casos ocurrieron en Salvatierra, Yuriria y León.

El primero ocurrió el 16 de febrero cuando el oficial Ramiro Ramírez, de 40 años, se encontraba en su casa ubicada en la colonia Las Delicias, en Celaya.

Cuatro días después en la comunidad San José de Guanajuato, en el mismo municipio, fue asesinado Enrique, originario de Veracruz y agente de la Guardia Nacional. 

Eran las 7 de la noche cuando disfrutaba de su día de descanso.

El 20 de marzo el Policía Tercero de Salvatierra, Ricardo García Calvo, fue asesinado por moto-sicarios cerca de su casa ubicada en la colonia Flores Magón.

El día 30 el elemento de la Policía Municipal de Yuriria, Bernardo, de 37 años, fue asesinado a balazos y abandonado en una camioneta a la orilla del libramiento.

Los tres casos más recientes han ocurrido en abril y en las mismas circunstancias.

El 15 de abril Juan Carlos, elemento de la Fiscalía General del estado y hermano de la ex candidata de PVEM a la alcaldía, ‘Pita’ Corral, fue asesinado junto a un amigo cuando se encontraban en el bar “La Calzada” del municipio de Silao.

El día 21, el policía municipal de León, Manuel Alejandro Quiroga López, fue asesinado en la colonia Palmas 2000, frente a la colonia Ciudad Satélite

También disfrutaba de su día libre.

Apenas el lunes, la oficial de la policía Ana Lidia Rangel, fue asesinada en la colonia Independencia de Silao; en el ataque también murió su pareja, quien la estaba acompañando en ese momento.

Salen a trabajar y los matan

En febrero, dos policías municipales fueron asesinados cuando salían de sus hogares ubicados en la misma colonia para ir a trabajar.

El primero ocurrió el día diez cuando el oficial Guillermo de la Policía Municipal de Celaya fue asesinado cuando salía de su casa ubicada en la colonia Los Olivos.

Ocho días después el policía Luis Omar Olvera Moreno fue ejecutado también en la colonia Los Olivos de Celaya cuando se alistaba para presentarse a su turno de trabajo.

Ayer, el comandante Roberto Cervantes, jefe de turno de la Policía Municipal de Irapuato, fue atacado a balazos cuando conducía su auto tras salir de su turno laboral.

Persiguen a Comandante hasta matarlo

Roberto Contreras Cervantes, Comandante de la Policía Municipal de Irapuato y quien se desempeñaba como Jefe de Turno, murió ejecutado a bordo de su automóvil en la colonia Nuevo México.

Los responsables, se informó, fueron personas armadas que viajaban y huyeron a bordo de una motocicleta.

Contreras buscó huir para salvar la vida, pero no lo consiguió.

La Secretaria de Seguridad Ciudadana condenó los hechos y afirmó haber detenido a varias personas, se desconoce si tienen relación con los hechos. 

El crimen ocurrió durante el primer día de viaje por Colombia de la alcaldesa Lorena Alfaro García, que busca impulsar la estrategia de turismo del municipio.

El crimen ocurrió alrededor de las 7:20 de la mañana sobre la calle Lagunilla de la colonia Nuevo México, a solo tres cuadras de la Delegación de policía municipal de esta colonia.

El comandante Roberto había salido de trabajar a las 7 de la mañana. Una vez que entregó su turno, tomó su automóvil Corsa color plata y se dirigió a su casa a descansar. 

Sin embargo, al llegar a la colonia en que tiene su domicilio, fue alcanzado por los tripulantes de una motocicleta quienes se le emparejaron a la altura de la esquina con Clavería y le dispararon en varias ocasiones a través de una ventana, logrando herirlo.

Todo parece indicar que el comandante intentó escapar lesionado, por lo que condujo varios metros más, pero en su huída pudo haber chocado contra otro auto, ya que sobre la calle se localizaron piezas automotrices regadas, así como restos del cristal dañado.

Los vestigios indican también que después de que el comandante chocó su auto, los sicarios llegaron hasta él y le dispararon en al menos nueve ocasiones. 

La unidad de la víctima acabó sobre la banqueta y chocó finalmente contra un poste de concreto de alumbrado público.

Los responsables huyeron a bordo de la motocicleta por toda la calle Lagunilla y se perdieron de vista. Varias personas que vieron los hechos y comerciantes presentes, se acercaron para auxiliar a la persona herida, pero ya no reaccionaba. No hubo nada que hacer.

De inmediato el lugar se llenó de policías, quienes realizaron un acordonamiento extenso sobre la vialidad, para evitar la contaminación del área y de los casi 300 metros donde quedaron regados los indicios del ataque. 

En la zona se localizaron varios casquillos percutidos de arma de fuego.

Personal de la Fiscalía del Estado arribó al lugar y trabajó en el procesamiento de la escena, tomó huellas dactilares de afuera del vehículo y revisó minuciosamente la extensa área acordonada.

Una vez que terminaron los trabajos periciales, el cuerpo fue llevado al Semefo para la necropsia de ley. Alrededor de las 11 de la mañana, la circulación fue abierta nuevamente a los vehículos.

Aseguran que no había amenazas 

Con 37 años de edad y poco más de 13 años en las filas de la Policía Municipal de Irapuato, Roberto Contreras Cervantes se desempeñaba como comandante y jefe de turno en la Base Atlas. 

Su número de placa era el P023.

Nacido el 1 de junio de 1984, ingresó en la corporación municipal el 5 de diciembre de 2008, por lo que tenía una antigüedad de 13 años y 4 meses como Policía Municipal.

Víctor Armas, encargado del despacho de la Secretaria de Seguridad Ciudadana arribó al lugar del crimen fuertemente escoltado, e informó que hasta donde se sabe, Roberto Contreras Cervantes no había recibido  amenazas previas.

Además refirió que por instrucciones de la presidenta municipal Lorena Alfaro García, se protegerá a la familia de la víctima y a todo su entorno.

Indicó que se activaron los protocolos de seguridad para proteger a los elementos que se encontraban activos en el momento del ataque, para evitar una agresión más de este tipo.

Pide que la sociedad se porte más solidaria

La Secretaria Ejecutiva del Sistema de Seguridad en Guanajuato, Sophia Huett López, pidió a la sociedad mostrar más solidaridad con los policías que, a riesgo de su vida, la protegen.
La Secretaria hizo un llamado a la sociedad a cerrar filas y a no ver a los policías solo como elementos reemplazables. 

“Porque al verlos como elementos, los vemos como un componente que puede ser sustituible; se les tiene que ver como integrantes de una corporación que está dedicada a dar servicio a la ciudadanía”.

Reconoció que se deben mejorar las medidas de protección para los elementos de seguridad, e incrementarse en todos los municipios.

Entre estas medidas está la de darles permiso de portar armas una vez que salgan de dar servicio; generar una logística para cuando salen de turno.

Otra de las medidas es brindarles una custodia. 

“Tener una mayor comunicación con las y los policías, para que si ven algún tema de amenaza o ven algún intento de corrupción, o incluso si están siendo obligados a ser omisos en su función puedan hablar institucionalmente y pueda haber un esquema de protección para ellos”.

Añadió que los crímenes de policías “tienen que ver con las disputas delincuenciales para presionar a las autoridades”. 

“Puede haber policías que están siendo presionados, incluso por el crimen organizado, para corromperlos, por ello debe haber una comunicación con aquellos policías que se sientan en riesgo para que denuncien. También deben denunciar casos de corrupción. Un policía que se corrompe nunca acaba bien”, añadió Huett.

Pelean agentes de Silao por tener seguro de vida

Los policías de Silao continúan sin seguro de vida y exhortaron al secretario del Ayuntamiento, Rogelio Santoyo, a poner en marcha los trámites para concretarlo.

La inquietud resurgió con fuerza tras el homicidio de la oficial de policía Ana Lidia Rangel, ejecutada el lunes junto con su pareja.

Oficiales aseguraron que el secretario de Ayuntamiento, Rogelio Santoyo, prometió que mostraría los folios de los seguros de vida de los agentes, que caducaron desde diciembre, pero el trámite no se ha hecho.

Esto ha generado malestar en la mayoría de los miembros de la corporación, pues constantemente arriesgan su vida.

“Cuando uno se mete de policía sabe los riesgos que conlleva, mínimo antes teníamos documentos que nos respaldaban, ahora no, ya no hemos tenido respuesta sobre nuestros seguros de vidas”, expuso un oficial, que pidió el anonimato.

Agregó que varios han sentido la impotencia de ver morir a sus compañeros, ya sea a causa de accidentes o ataques por parte de grupos delictivos.  

Comentó que la esposa del ex oficial Joel Rangel, quien falleció durante un accidente vial mientras se dirigía a atestiguar el nacimiento de su hijo, aún sigue sin recibir el seguro de vida del policía.  

Por otro lado, denunciaron que tampoco cuentan con el apoyo de servicios médicos especializados, ni siquiera de medicamentos.

MCMH

Comenta esta nota

Te podría interesar