ANPIC 2019

El futuro de la moda mexicana

Expertas en el mundo de la moda charlaron con los asistentes a la feria sobre los avances, problemas, alcances y barreras de la industria mexicana.

Avatar del

Por: Fausto Llampallas

Daniela Mosqueda y Regina Margain. Foto: René Pimentel.

Daniela Mosqueda y Regina Margain. Foto: René Pimentel.

León.- En un esfuerzo por informar y crear reflexión sobre la condición actual de la industria de la moda en México, Daniela Mosqueda y Regina Margain de Cuero Workshop presentaron la conferencia “Confeccionando la industria de la moda en México”. 

Con una mirada crítica hacia las tendencias y los hábitos que existen en dicha industria, las dos profesionales de la moda hablaron sobre las problemáticas que la envuelven poniendo especial énfasis en las diferenciaciones entre las estrategias tomadas por compañías nacionales e internacionales. 

La gran mayoría de las marcas mexicanas, sobre todo las emergentes, parece que su atributo es ser marca cien por ciento mexicana o ser marca de alta calidad. ¿Por qué poner eso en una marca? Eso tendría que ser una obligación de los productos que hacemos”, declaró Daniela Mosqueda. 

Salvar artesanía

Ambas expositoras opinaron que la industria de la moda en México está plagada de malas prácticas, como el uso de la apropiación cultural como estrategia creativa. 

La mayoría de las marcas mexicanas, en vez de estar pensando en cómo hacer dinero y diseños innovadores, están pesando en salvar la artesanía”, recalcó Mosqueda. 

Recordó también que la artesanía refiere a un proceso anterior a la industrialización, algo de lo que no se puede hablar en la industria actual, en la cuál se busca modernizar lo típico. 

Emprendedoras de la moda

Si construimos algo donde solo estamos reciclando del pasado ¿cómo pretendemos innovar?”, cuestionó Margain. 

Las emprendedoras de la moda aseguraron que en México existe una gran oportunidad de crecer en la industria de la moda, argumentando que cada vez se abren más licenciaturas en moda en el país, así como la existencia de cámaras industriales, una fuerte producción textil y la apertura de más espacios para la comercialización de moda. Además, localizaron un gran mercado en el cual las marcas mexicanas no fijan miras: la fabricación de artículos de lujo para la clase más alta. 

Tenemos universidades como Anáhuac, Ibero y UDLAP donde el precio promedio de zapato en el salón es cinco mil pesos” ejemplificó Mosqueda, agregando que México es el país en Latinoamérica con mayor aceptación de marcas de lujo. 

México es un país que 'crea, propone, diseña e impone'

Todo esto, sumado al volumen del habitante, así como la ubicación geográfica del país y acompañado de las políticas comerciales, generan un óptimo campo para el desarrollo de productos de diseño y expansión del mismo”, añadió. 

Finalmente, invitó a aprovechar lo que el país ofrece para darse a conocer no solo como un país de maquila, sino también uno que “crea, propone, diseña e impone”.

En esta nota:

Y tú, ¿qué opinas?