Trafican migrantes 56 bandas

México
|

Entre los grupos que la PGR tiene identificados que se dedican a esta actividad 32 pertenecen a la delincuencia organizada, indica un informe present

Entre los grupos que la PGR tiene identificados que se dedican a esta actividad 32 pertenecen a la delincuencia organizada, indica un informe presentado a la ONU.

La Procuraduría General de la República (PGR) tiene identificados a por lo menos 56 bandas delictivas dedicadas al tráfico de migrantes en México, de las cuales 32 son grupos de la delincuencia organizada, es decir, cuentan con más de tres integrantes y una amplia infraestructura.
Un informe presentado por la PGR en abril pasado en el 13 Congreso de las Naciones Unidas sobre Prevención del Delito y Justicia Penal, en Doha, Qatar, indica que en el sureste del País se presenta la mayor incidencia del delito, con un 84%, y que los centroamericanos constituyen hoy el principal flujo migratorio.
De acuerdo con la Procuraduría, en 2013 fueron detenidos 148 traficantes de indocumentados, de los cuales 60 se capturaron en Chiapas, 36 en Tabasco, 16 en Veracruz, 13 en Oaxaca y el resto en otras entidades.
El 98% de los migrantes presentados ante el Instituto Nacional de Migración (INM) durante el 2014, proviene del continente Americano, la mayoría originarios de Honduras, Guatemala y El Salvador.
Los datos oficiales establecen que desde el 2012 se incrementó el número de los migrantes indocumentados de origen hondureño, una tendencia idéntica a la que se registra en ciudadanos de Ecuador y Nicaragua.
La Procuraduría indica que las personas de origen guatemalteco, salvadoreño, somalí y chino no presentaron cambios en el comportamiento migratorio, en cambio los indocumentados de Cuba y la India registraron desde mayo y julio de 2013 un descenso sostenido.
El documento precisa que, pese a lo anterior, hay dos rutas de tráfico de indocumentados de Europa a México, ambas con origen en Rumania.
En la primera, los migrantes viajan vía aérea desde la Nación de Europa del Este a España, donde transbordan hasta llegar a Costa Rica, donde toman un barco que los lleva a las costas del sureste mexicano. De allí, el traslado continúa por tierra hasta Chihuahua y Sonora.
En la segunda ruta que también parte de Rumania, los migrantes salen en avión hasta Alemania, de donde vuelan hasta el DF y Tijuana.
“Los grupos de rumanos que llegan a Tijuana están compuestos principalmente por mujeres jóvenes y menores de edad”, señala la PGR.

La red Dakha es la más importante

De las 56 bandas criminales detectadas en este giro, para la PGR la más importante es una que se encuentra en proceso de desmantelamiento desde el año pasado y que los investigadores conocen como el Caso Dakha.
Se trata de la organización criminal que tenía entre sus líderes a los bengalíes Monjurul Islam Chowdhury “Ratán” y Mohaammed Dulal Haldar, así como a la mexicana Graciela Domínguez Pérez “Doña Angelita”, estos dos últimos ya detenidos.
Según la exposición que hizo la PGR en Qatar, la investigación de este asunto se originó en Estados Unidos, en agosto de 2013, por dos testigos que confirmaron que Dulal había organizado sus traslados a la Unión Americana.
Esta información fue proporcionada a México, donde al mes siguiente ya había un seguimiento de las líneas telefónicas de varios de los sospechosos.
En diciembre de ese año, la PGR confirmó que, a través de Western Union, siete de los indiciados habían recibido 6 millones 663 mil 594 pesos a lo largo de 2009, en depósitos desde el extranjero.
Una investigación financiera descubrió que “Doña Angelita” había hecho movimientos bancarios por 4 millones 413 mil 088 pesos y su supuesto cómplice Atik Hosain la suma de un millón 289 mil 683 pesos.
En diciembre de 2013 un Juez federal ordenó las primeras 10 aprehensiones contra presuntos miembros de la red Dakha, de los cuales ya todos están en la cárcel.
“Doña Angelita”, Hosain y Dulal fueron detenidos en el DF el mismo mes, al igual que Javier Muñoz Guerrero, Germán Muñoz Guerrero, Jorge Avilés Torres, José Luis Arredondo “El Rony”, Leticia Domínguez Pérez “Lety” y Azucena Domínguez Pérez “Susy”.
El año pasado, esta investigación se extendió a los funcionarios que les brindaban protección desde el INM y la Policía Federal. Varios de estos últimos lograron darse a la fuga.