¿Cuáles son los cambios fiscales para el 2022?

El contador Jayro J. Fernández comparte algunos de los cambios a la miscelánea fiscal 2022 para tener todo en orden con el SAT 

Por: Mayra Córdova Sánchez

La miscelánea fiscal es un instrumento de leyes fiscales que deben ser aprobadas en el Congreso y que cada año se le modifican, adicionan o degoran. Fotos: Cortesía Pexels.

La miscelánea fiscal es un instrumento de leyes fiscales que deben ser aprobadas en el Congreso y que cada año se le modifican, adicionan o degoran. Fotos: Cortesía Pexels.

León, Guanajuato. Con la finalidad de comprender los cambios de la miscelánea fiscal 2022, el contador público Jayro J. Fernández, explica claro y conciso, los cambios más significativos para tomar en cuenta. 

La miscelánea fiscal es un instrumento de leyes fiscales que deben ser aprobadas en el Congreso y que cada año se le modifican, adicionan o degoran. 

Esta fue remitida por el Poder Ejecutivo el 8 de septiembre  del 2021 a la Cámara de Diputados, donde se aprobó sin modificaciones; luego se turnó a la Cámara de Senadores, donde se aprobó también sin modificaciones el 27 de octubre de ese mismo año

Jayro J. Fernández.

Uno de los cambios más significativos es la Tramitación del Registro Federal de Contribuyente (RFC) como obligatoria a los mayores de 18 años, con el propósito de evitar el robo de identidad por parte de  empresas fantasmas, que usan principalmente a personas entre 18 y 20 años, así como generar una nueva cultura tributaria en las nuevas generaciones. 

La autoridad argumenta que este cambio es debido a que estas empresas usaban a estos jóvenes para darlos de alta sin que ellos se enteraran y los ponían como representantes legales de esas empresas que usaban para la evasión fiscal”, agregó el especialista. 

Estos cambios también incluyen el límite de donativos que hasta el 2021 para las personas físicas, no excede el 7% del total de los ingresos y que en el 2022, será a un máximo de 5 UMAS (Unidad de Medida y Actualización).

Una adición para el 2022, es la Creación del Régimen Simplificado de Confianza (RESICO), con la intención de captar nuevos contribuyentes que están en la informalidad y que tiene la obligación de declarar impuestos ante la autoridad. 

Este cambio es para los pequeños negocios a los que se les ofrece una atractiva tasa del Impuesto Sobre la Renta (ISR) que va desde el 1% hasta el 2.5%, dicho régimen está destinado a contribuyentes con ingresos anuales de hasta 3.5 millones de pesos”, explicó el contador. 

Y es que el especialista agregó, que si los ingresos por negocio no llegan a significar mucho en el entero de los ingresos nacionales, en conjunto, todos estos comercios en la informalidad suman una gran cantidad de recaudación de impuestos, por lo que el régimen busca incentivar a la cultura tributaria. 

También se elimina el Impuesto de Valor Agregado (IVA) a los productos de gestión menstrual (toallas sanitarias, tampones y copas), así como en el tratamiento a los productos destinados a la alimentación de animales, productos agrícolas y ganaderos. 

Esta miscelánea fiscal es agresiva como nunca antes, en cuestión de acaparar nuevos contribuyentes al padrón actual, así como para incrementar la recaudación de los ya existentes”, mencionó el contador. 

Aunque no hay un aumento en las tasas de impuestos existentes, ni la creación de nuevos, dijo que se están tomando una serie de medidas por otros medios para incrementar la recaudación como lo es el nuevo régimen de confianza, el cual se presenta con tasas muy bajas del ISR, pero este no tendrá opción de presentar deducciones, además de que la tasa original del IVA del 16% se mantiene intacta. 

En cuanto a la obligación a los mayores de 18 años de inscribirse al padrón de contribuyentes, la autoridad lo pinta con la intención de evitar el robo de identidad y la conciencia tributaria, pero es un hecho que tendrá una mayor oportunidad de monitorioe de sus ingresos”, compartió. 

Respecto a la disminución de donativos, destacó que se implementa una medida ya conocida por la actual administración federal que, con el afán de combatir la corrupción y la evasión fiscal lastima gravemente las arcas públicas. 

Lo que hace este gobierno es que si algo no le parece lo corta de raíz y en este caso se lleva entre los pies a miles de organizaciones no gubernamentales que, en muchos de los casos, compensan las deficiencias del estado y que sobreviven de los donativos que les hace la iniciativa privada, donde ahora se promueve a desanimar los donativos de las mismas”, opinó. 

A esta miscelánea fiscal se le ha dado un tinte de terrorismo fiscal, pero el Servicio de Administración Tributaria (SAT) argumenta que no es terrorismo pagar impuestos, pues la función del sistema es recaudarlos y de acuerdo al experto, ese no es el problema. 

Lo que brinca un poco es que actualmente se percibe el desánimo social generalizado, ya que se incumple en el contrato social pactado estado-sociedad, donde yo individualmente pago puntualmente mis impuesto y aporto con lo que me corresponde, pero el estado no está cumpliendo con su función de devolvernos estas remuneraciones en forma de bienestar social, como es seguridad, salud, vivienda, educación, entre otros”, explicó. 

También señaló que como contribuyentes es importante complir las obligaciones que se adquieren al momento de iniciar una actividad económica y qué mejor que hacerlo de la mano de un especialista para la salud del patrimonio. 

Invita a que la sociedad e iniciativa privada vigilen que la otra parte cumpla con lo que le toca de la recaudación de esos impuestos. 

El artículo 8 de la Constitución menciona que tenemos derecho de petición, que nos permite solicitar a cualquier instancia de gobierno, cualquier información y en este caso, de lo que se está haciendo con nuestros impuestos”, finalizó. 




 

En esta nota:

Y tú, ¿qué opinas?