VIDEO Le quita a joven tamalero su dinero a punta de pistola en León y no hubo quien lo ayudara 

Una cámara de seguridad de una vivienda en la colonia Real Providencia, captó el momento en el que un joven vendedor de tamales fue asaltado a punta de pistola y no hubo nadie que lo ayudara.

Por: Redacción AM

Un joven tamalero enfrentó a un ladrón que le quitó su dinero a punta de pistola en León. FOTO: AM

Un joven tamalero enfrentó a un ladrón que le quitó su dinero a punta de pistola en León. FOTO: AM

León, Guanajuato - Una cámara de seguridad de una vivienda en la colonia Real Providencia, captó el momento en el que un joven vendedor de tamales fue asaltado a punta de pistola y no hubo nadie que lo ayudara.

Hasta el momento se desconoce el monto de lo robado y si fue detenido el ladrón.

Las escenas quedaron grabadas minutos después de las ocho de la mañana de este lunes.

En las imágenes se aprecia a un joven vendedor de tamales caminar por la calle Reino esquina con Almirante., con un triciclo donde transporta sus ollas vaporeras con tamales y atole.

No obstante, sobre la esquina de la misma calle, estaba otro hombre parado, quien se hace pasar por un cliente y al ver al comerciante pasar, le ordena unos tamales, pero al mismo tiempo voltea hacia su alrededor para ver cuidar que no haya testigos.

El ladrón le pide tamales y saca una pistola y le quita el dinero al tamalero.

Ladrón pide unos tamales y luego saca la pistola

El tamalero se dispone a despacharlo, pero el hombre saca una pistola, corta cartucho y le exige su cangurera donde guarda el dinero de las ventas.

El joven tamalero intenta defenderse con la tapa de una de las vaporeras, pero el ladrón huye.

Una vez que se la entrega, el ladrón continúa en el lugar y posteriormente realiza una inspección dentro de uno de los compartimientos del triciclo y se observa que saca un celular.

Acto seguido, el vendedor destapa una de las vaporeras y se queda sosteniendo la tapa y luego de varios segundos, la usa para golpear al ladrón.

El joven pide ayuda, pero no se aprecia si es que alguien lo ayudó.

El asaltante corrió y el vendedor gritó para pedir ayuda a otros de sus compañeros que circulaban sobre la misma calle, pero no se supo si alguien lo auxilió.

En esta nota:

Y tú, ¿qué opinas?

Te podría interesar