COVID: EU alerta a viajeros de no ir a Europa por variante ómicron

COVID: Autoridades de Estados Unidos emitieron un alerta para n viajar a Alemania y Dinamarca ante aumento de contagios de la variante de COVID ómicron.

domingo, 28 de noviembre de 2021 · 00:00

COVID: Autoridades de salud en conjunto con el Departamento de Estado de Estados Unidos alertaron a sus ciudadanos de no viajar a Sudáfrica o cualquier país de Europa ante la aparición de la variante de COVID de nombre ómicron.

Las advertencias de nivel 4 de "no viajar" se aplicaron a Sudáfrica, Zimbabwe, Namibia, Mozambique, Malawi, Lesotho, Suazilandia y Botsuana, un día después de que el presidente Joe Biden emitiera una prohibición de viajar en vuelos con origen en esos mismos países a partir del lunes.

El Departamento emitió advertencias de nivel 4 el 22 de noviembre para viajar a Alemania y Dinamarca a raíz de los aumentos récord de Covid.

El gobierno de Estados Unidos también agradeció la transparencia comunicativa de las autoridades sudafricanas en relación a la nueva variante y les puso como ejemplo para el resto del mundo.

El secretario de Estado estadounidense, Antony Blinken, mantuvo una conversación telefónica con su homóloga sudafricana, Naledi Pandor, a quien trasladó su "aprecio" por la cooperación en materia de salud pública entre ambos países, informó el Departamento de Estado en un comunicado.

Blinken también alabó "la rápida identificación" de la nueva variante por parte de los científicos sudafricanos.

La detección de esta nueva variante en el África austral preocupa a la comunidad científica porque presenta una amalgama de más de 30 mutaciones que, si bien algunas ya se habían observado en otras variantes, como la beta, esta es la primera vez que se ven juntas.

Los temores a esta nueva cepa han llevado a varios países en todo el mundo, incluido en la UE, a cerrar el tráfico aéreo procedente desde países del sur de África, en especial Sudáfrica y Botsuana.

COVID: Hay alerta por ómicron, un caos para salir de Sudáfrica

Con la mirada empañada, entre frustración y alivio, Valérie Leduc deja el mostrador en el aeropuerto de Johannesburgo con la esperada y cotizada plaza en un vuelo de vuelta a Bélgica, vía Adís Abeba, dentro de tres días.

Los viajeros en Sudáfrica, ansiosos por volver a casa, se esfuerzan por encontrar la fórmula para eludir las restricciones que caen en cascada tras el descubrimiento anunciado de ómicron. Esta belga, de 30 años, se sienta en un café en la terminal de aeropuerto con su amigo Sander Verstraelen y repasa sus últimas 24 horas, ultra estresantes.

Su vuelo inicial a Amberes transitaba por Zúrich, pero Suiza cerró sus puertas a todos los no ciudadanos procedentes de Sudáfrica, incluso por correspondencia. Los nuevos boletos de avión le costaron mil euros cada uno.

Muchos otros transitarán por otros países africanos, como Etiopía o la República Democrática del Congo, que aún no condenaron a Sudáfrica, haciendo malabarismos entre exigencias complejas y pruebas PCR de último minuto.

 

NLD