Salud

Médicos en México ponen en riesgo vidas recetando fármacos inútiles contra COVID

A Franco, un joven que enfermó hace unas semanas, su médico general le prescribió, con prueba positiva de COVID, oseltamivir, dexametasona y azitromicina, todos fármacos desaconsejados contra SARS Cov-2, alertaron médicos. 
jueves, 30 de junio de 2022 · 22:30

Ciudad de México.- A dos años de la pandemia de COVID, los médicos generales así como especialistas continúan recetando inadecuadamente a los pacientes e incluso ponen en riesgo su vida, alertaron expertos. 

Aunque desde 2020 existe la Guía Clínica para el Tratamiento de la COVID-19 en México y la última actualización fue en agosto de 2021, pese a la pandemia no hay apego a esta e incluso es muy probable que algunos de los médicos no la conozcan.

A Franco, un joven que enfermó hace unas semanas, su médico general le prescribió, con prueba positiva de COVID, oseltamivir, dexametasona y azitromicina, todos fármacos desaconsejados contra SARS Cov-2, alertaron médicos. 

La cortisona en fármacos como dexametasona y prednisona se siguen prescribiendo los primeros días y no en la segunda fase de la enfermedad cuando sí es útil, señaló Francisco Moreno, jefe del programa de COVID-19 en el Hospital ABC. 

“Un estudio demostró que el uso temprano de cortisona, los primeros cinco días, aumentaba el riesgo de mortalidad y eso lo siguen usando médicos generales, pero también médicos especialistas que no están actualizados”, alertó.

Además el experto precisó que una práctica muy recurrente es la prescripción de cortisonas de depósito. 

“Te ponen una inyección y dura 21 días el esteroide, el nombre comercial es diprospan y eso lo usan muchísimo, entonces lo que muchas veces provocan es que cuadros leves de la enfermedad, por dar un tratamiento que quizá iba a componerse solo, les empeoran el curso y acaban estando mal”, alertó.

El especialista explicó que en la primera fase de la enfermedad el sistema inmune debe frenar la replicación del virus en las células y para ello se pueden emplear antivirales que actualmente están aprobados para su uso de emergencia, pero aún no están disponibles en el País.

En la segunda fase se produce la inflamación porque el cuerpo empieza a destruir las células invadidas por el virus, y entonces sí es conveniente usar la cortisona, los esteroides; a partir del sexto y séptimo día, pues son el desinflamatorio más potente.

“Su uso disminuye la actividad de los glóbulos blancos contra el virus, entonces si se usa los primeros días, lo que haces es que el cuerpo no reaccione contra el virus y produces que se siga diseminando más y más, porque le estás poniendo freno al sistema inmune y eso es lo que hacen al dar esteroides en forma temprana, por eso se asocia a mayor mortalidad”, explicó.

Puntualizó que la única indicación de dar esteroides es cuando los pacientes tienen baja oxigenación, menor a 90, y tienen un estadio avanzado de la enfermedad.

Detalló que el oxígeno es en COVID como el líquido para una persona que tiene diarrea. 

Otros efectos colaterales, advirtió, es que la cortisona afecta la presión arterial y los niveles de azúcar y muchos pacientes son hipertensos y diabéticos, lo que desencadenan complicaciones de estos males crónicos.

Advirtió que además hay médicos que recetan anticoagulantes que originan sangrados en el tubo digestivo.

FRG