Enfermera es suspendida por robar tarjeta de crédito a anciana que murió por COVID

La enfermera identificada como Ayesha Basharat usó la tarjeta de crédito de la anciana 17 minutos después de que la mujer falleciera a causa de Covid-19. Los hechos se registraron en West Midlands, Inglaterra. 

Avatar del

Por: Fabiola Rodríguez

La enfermera fue captada en un dispensador de refrigerios comprando con la tarjeta que se robó. (Foto: BCC News).

La enfermera fue captada en un dispensador de refrigerios comprando con la tarjeta que se robó. (Foto: BCC News).

Inglaterra.- Una enfermera se declaró culpable de robar una tarjeta de crédito a una anciana que falleció a causa de Covid-19.

Los hechos se registraron en un hospital del condado de West Midlands, en Inglaterra, cuando una mujer de 83 años fue declarada muerta, según información del medio BBC News, la tarjeta de crédito de la anciana fue usada 17 minutos después de su fallecimiento.

Tras una investigación, se detuvo a Ayesha Basharat, de 23 años, enfermera encargada del cuidado de los pacientes contagiados de coronavirus, quien inicialmente había negado los hechos.

La enfermera fue captada en un dispensador de refrigerios comprando con la tarjeta que se robó. (Foto: BCC News).

Las pruebas 

El medio Fox News detalló que durante varias audiencias se presentaron las pruebas irrefutables del robo de Ayesha, pues fue captada 17 minutos después de la muerte de la anciana comprando papas fritas, dulces y refresco en un dispensador de comida en el mismo hospital.

Posteriormente, Ayesha intentó usar dos meses más tarde la tarjeta de crédito, sin embargo, fue rechazada debido a que la familia de la adulta mayor ya la había cancelado. 

Inicialmente afirmó que encontró la tarjeta en el suelo y la ‘confundió’ con su propia tarjeta cuando pagó, sin embargo, eran de diferentes colores y el tribunal escuchó cómo ella ignoró el protocolo del hospital sobre la pérdida de propiedad del paciente”, se puede leer en un comunicado emitido por el departamento de Policía de West Midlands. 

La enfermera fue captada en un dispensador de refrigerios comprando con la tarjeta que se robó. (Foto: BCC News).

Tras declararse culpable del robo de la tarjeta, Basharat fue suspendida de forma inmediata del hospital en donde laboraba y fue sentenciada a cinco meses de cárcel

Esto fue un abuso de confianza abominable y angustioso para la familia de la víctima. Tenían que llegar a un acuerdo con la muerte de un ser querido de Covid-19 cuando descubrieron que faltaba la tarjeta bancaria, y luego, por supuesto, se dieron cuenta de que la tarjeta fue tomada por alguien que debería haber estado cuidando de ella”, comentó Andrew Snowdon, oficial investigador del departamento de Policía de West Midlands.

FRG

8am

Recibe gratis por email las 8 noticias esenciales de AM, antes de las 8:00 a.m.

8am
En esta nota:

Y tú, ¿qué opinas?