En Irlanda, madre e hija mueren por COVID a semanas de diferencia en el mismo hospital

Ambas se habían negado a recibir la vacuna COVID y cuando enfermaron tuvieron que ser internadas en un hospital de Irlanda. 

Por: Fabiola Rodríguez

En Irlanda, madre e hija mueren por COVID en el mismo hospital y a diferencia de días. (Foto: Daily Mail).

En Irlanda, madre e hija mueren por COVID en el mismo hospital y a diferencia de días. (Foto: Daily Mail).

Irlanda.- Heather Maddern y su hija Sammie-Jo Forde fueron internadas en el mismo hospital tras contagiarse de COVID y fallecieron con solo dos semanas de diferencia.

Kevin McAllister, padre de Sammie-Jo y exesposo de Heather, relató para el medio BBC News, que ambas mujeres, residentes de la ciudad de Belfast, en Irlanda, habían decidido no aplicarse la vacuna COVID.

Te puede interesar: Mueren 6 miembros de una familia de COVID tras negarse a recibir la vacuna en Estados Unidos

Las personas que no toman la vacuna Covid-19 no piensan en las personas que dejarán atrás. Perdí a mi hija, mi mejor amiga”, expresó el hombre. 

Madre e hija mueren por COVID dos semanas de diferencia en el mismo hospital de Irlanda

Al contagiarse, ambas fueron ingresadas a un hospital de Belfast, la primera en fallecer fue Heather Maddern. 

Antes de morir, Forde le envió un mensaje a su padre para informarle sobre su estado de salud y platicarle que estaba a dos camas de distancia de su madre que ya había fallecido. 

Mi hija me envió un mensaje de texto diciendo que mamá falleció. Solo estaban separadas por dos camas. Luego me envió mensajes de texto: 'Estoy bien, papá', y le dije: 'cuando vuelvas a casa, te prepararé una fritura y tomaremos una cerveza'.“Y luego le envié otro mensaje de texto diciendo 'compraremos un bocadillo de scooby'. Hace años, solíamos tomar un pequeño bocadillo antes de que te acostaras. Le dije 'lo recuerdas' y ella dijo 'oh sí'”, detalló Kevin. 

En Irlanda, madre e hija mueren por COVID en el mismo hospital y a diferencia de días. (Foto: Daily Mail).

Sammie-Jo Forde, tenía 32 años, y dejó huérfanos a sus cuatro hijos, hecho que lamentó Kevin y pidió a las personas que acepten recibir la vacuna COVID.

No podré quitarme de la cabeza por qué ella no se vacunó. Me perseguirá por el resto de mi vida… Ojalá la gente escuchara a los expertos", finalizó el hombre.

Te puede interesar: Científicos identifican una posible causa de 'Long COVID'

FRG

En esta nota:

Y tú, ¿qué opinas?