Se registran más de 34 mil contagios de COVID en Rusia en un día, encienden focos rojos

Autoridades de Salud se encuentran superadas por los contagios de COVID en Rusia, ya que en un día reportaron más de 30 casos nuevos

Por: AP .

Los decesos y contagios de COVID en Rusia no paran y han alarmado a las autoridades. Podrían aplicar medidas urgentes para frenar los casos nuevos./FOTO:  AP

Los decesos y contagios de COVID en Rusia no paran y han alarmado a las autoridades. Podrían aplicar medidas urgentes para frenar los casos nuevos./FOTO: AP

El número total de contagios de COVID en Rusia superó el lunes los 8 millones, más del 5% de la población, y la cifra diaria de casos nuevos batió un nuevo récord.

Los 34 mil 325 nuevas infecciones del último día elevaron el total de la pandemia a 8,027.012 casos, según dijo el equipo del gobierno de lucha contra el coronavirus. Además, 998 personas murieron de COVID el día anterior, lo que elevó el total de fallecidos a 224 mil 310.

La cifra de muertos era ligeramente inferior al récord de 1.002 personas marcado el sábado, pero mostraba que el virus seguía golpeando con dureza al país, donde la tasa de vacunación seguía baja.

Las autoridades rusas han intentado acelerar el ritmo de las vacunaciones contra el COVID con loterías, primas y otros incentivos, pero el escepticismo generalizado hacia las vacunas y los mensajes contradictorios de las autoridades han dificultado los esfuerzos. Unos 45 millones de rusos, o el 32% de los casi 146 millones de personas del país, están vacunados por completo, según indicó el lunes el equipo de lucha contra la pandemia.

Pese a la creciente cifra de víctimas, el Kremlin ha descartado una nueva cuarentena nacional como la del principio de la pandemia, que asestó un duro golpe a la economía y mermó la popularidad del presidente, Vladimir Putin. En su lugar ha delegado a las autoridades regionales las competencias de imponer restricciones contra el coronavirus.

Algunas de las 85 regiones de Rusia han restringido el aforo en grandes actos públicos y limitado el acceso a teatros, restaurantes y otros recintos. Sin embargo, la vida sigue como de costumbre en Moscú, San Petersburgo y otras muchas ciudades rusas.

Las mayores concentraciones de casos estaban en su mayoría en el oeste de Rusia, relativamente más urbanizado, y en las zonas desarrolladas de la costa del Pacífico, como Vladivostok y Jabárovsk Sin embargo, las poco pobladas regiones siberianas de Sakha y Chukotka, en el remoto nordeste del país, también tienen altas tasas con más de 150 contagios de COVID por cada 100 mil personas durante siete días.

Rusia es el país europeo con más muertos en la pandemia. La cifra oficial convierte a Rusia en el quinto país del mundo con más víctimas, por detrás de Estados Unidos, Brasil, India y México.

TE RECOMENDAMOS Muere por complicaciones por COVID, Colin Powell, exsecretario de Estado de EU

Sin embargo, la agencia estatal de estadística Rosstat, que también contabiliza las muertes en las que el virus no se considera como una causa principal, ha reportado un coste mucho mayor de la pandemia, unos 418 mil fallecidos con COVID hasta agosto. Según esa suma, Rusia sería el cuarto país más afectado del mundo, por delante de México.

… Y bajan contagios de COVID en Japón

Casi de un día para otro, Japón se ha convertido en una llamativa -y en cierto modo misteriosa- historia de éxito contra el COVID.

Los nuevos contagios de COVID se han desplomado, desde el pico de casi 6.000 diarios en Tokio a mediados de agosto a cifras diarias por debajo de los 100 en la populosa capital, los datos más bajos en 11 meses.

Los bares están llenos, los trenes abarrotados y el ánimo es de celebración, pese a la intriga generalizada sobre qué ha provocado exactamente el brusco descenso.

Los contagios de COVID en Japón van a la baja.

A diferencia de otros países en Europa y Asia, Japón nunca impuso nada parecido a una cuarentena estricta, sólo una serie de declaraciones de emergencia relativamente suaves.

Entre los posibles factores están una campaña de vacunación que comenzó tarde pero ha ganado mucha velocidad, el hecho de que muchas zonas de ocio nocturno se vaciaron por temor a los contagios durante el pico del verano, la extendida costumbre de utilizar mascarillas ya antes de la pandemia y el mal tiempo a finales de agosto, que hizo que mucha gente se quedara en casa.

NLD

En esta nota:

Y tú, ¿qué opinas?