Coronavirus

Se van a las Islas Maldivas de luna de miel, pero quedan varados por coronavirus

Lo que serían unos días muy especiales para Raul y Olivia se convirtieron en un aventura que nunca imaginaron, pues a causa de la pandemia no pueden salir. 

Avatar del

Por: The New York Times

Olivia y Raul no saben cuándo podrán volver a su casa.

Olivia y Raul no saben cuándo podrán volver a su casa.

Sudáfrica.- Olivia y Raúl De Freitas están varados en las paradisíacas Islas Maldivas debido a la pandemia de coronavirus. La pareja se encuentran actualmente en su luna de miel, en un resort de cinco estrellas, en las Maldivas, una nación compuesta por más de mil pequeñas e idílicas islas en el Océano Índico.

La pareja planeó quedarse 6 días, pero su estadía se alargó y su factura crece cada día.

La pareja llegó recién casada de Sudáfrica, el domingo 22 de marzo, planearon quedarse por seis días y aunque en un principio pensaron que era una extravagancia, decidieron lanzarse a la aventura.

Aún así, tenían algunas preocupaciones sobre el viaje, teniendo en cuenta las crecientes restricciones de viaje impuestas a la luz del nuevo brote de coronavirus en todo el mundo. Pero no se había anunciado nada específico que los afectara, y su agente de viajes les aseguró que, cualquiera que sea la política que se avecinara, todos los ciudadanos sudafricanos podrían regresar a sus hogares. 

Se quedan varados

Sin embargo, el miércoles, recibieron un aviso de que los aeropuertos de su país estarían cerrados para la medianoche del jueves. Los vuelos de regreso a Sudáfrica son de cinco horas a Doha, Qatar, una escala de tres horas, y luego nueve horas a Johannesburgo. Pensaron que incluso si se apresuraba y conseguían un vuelo, sabían que nunca llegarían a casa a tiempo.

Como gran parte del mundo se detuvo rápidamente, los pocos huéspedes que aún estaban en el complejo la semana pasada escaparon a sus respectivos países. La pareja consideró tomar el viaje de una hora y media en lancha rápida a la isla principal y probar suerte en el aeropuerto. Pero las Maldivas también habían anunciado su propio cierre casi al mismo tiempo, prohibiendo cualquier nuevo viajero extranjero. Si salían del complejo, no se les permitiría volver a entrar. Entonces, se quedaron.

Se pusieron en contacto con el Consulado de Sudáfrica en las Maldivas y con la Embajada de Sudáfrica más cercana, en Sri Lanka, en busca de ayuda. Un representante les dijo que había alrededor de otros 40 sudafricanos repartidos entre las Maldivas, y que su opción en casa sería contratar un jet alquilado, a su propio costo, por 104 mil dólares.

No tienen fecha de regreso

Todos podían dividir el costo, señaló el mensaje, pero el gobierno solo se había conectado con alrededor de la mitad de las 40 personas; de esos 20, muchos no pudieron o se negaron a pagar. Cuanto menor sea el número de personas a bordo, más costosa será cada acción. Aun así, después de varios días de discusiones entre representantes sudafricanos y el Ministerio de Relaciones Exteriores de Maldivas, el vuelo aún no ha sido aprobado.

Para el domingo, eran los únicos huéspedes en su resort que comprende la totalidad de su isla. No hay a dónde ir y a pesar de estar en la remota isla de ensueño, su factura crece cada día más y se quedan sin dinero para el pago inicial de su casa. 

Ayer, fueron avisados por la embajada que podían ir a otro resort donde estaban el resto de los sudafricanos, por lo que se trasladaron allá, pero su fecha de regreso a casa aún es desconocida.

DA
 

En esta nota:
8am

Recibe gratis por email las 8 noticias esenciales de AM, antes de las 8:00 a.m.

8am

Y tú, ¿qué opinas?