(VIDEO) La exposición Jan Hendrix. Tierra Firme se despide de los museos en León

La exposición Jan Hendrix. Tierra firme muestra cuatro décadas de trayectoria del artista holandés, condecorado con la Orden Mexicana del Águila Azteca.

Exposición Tierra Firme de Jan Hendrix se despide de los museos en León

Jan Hendrix, artista holandés(Foto: Gerardo García)

Jan Hendrix, artista holandés | Foto: Gerardo García

Fue inaugurada en el Museo de Arte e Historia de Guanajuato (MAHG) la exposición temporal Jan Hendrix. Tierra firme, una muestra curada por Cuauhtémoc Medina y Maco Sánchez Blanco, como curadora asociada. 

Se trata de la primera exposición retrospectiva del artista holandés la cual concentra episodios de 40 años de obra pictórica interrelacionados por un relato, más que una simple cronología o una evolución. 

Esta muestra se realizó en colaboración con el Museo Universitario Arte Contemporáneo (MUAC) de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) en donde se presentó con gran éxito. Posteriormente viajó a Holanda en 2020 hasta su llegada a León con algunas novedades en este 2022.

¿Demasiados anuncios?

Disminuir publicidad

La ceremonia de inauguración se llevó a cabo con la presencia del artista y de los curadores; asimismo, estuvo presidida por Ramón Ignacio Lemus Muñoz Ledo, director del Forum Cultural Guanajuato; Magdalena Zavala Bonachea, directora del MAHG; María Adriana Camarena de Obeso, directora del Instituto Estatal de la Cultura de Guanajuato; Ekaterina Álvarez, representando al MUAC; David Ramírez Chávez, presidente del Comité Técnico del MAHG; y José de la Luz Martínez Romero, director de Educación Media Superior.

La primera en dirigirse a la numerosa audiencia fue Magdalena Zavala quien consideró la muestra como una auténtica celebración del arte cuyo protagonista es nada menos que Jan Hendrix, condecorado con la insignia de la Orden Mexicana del Águila Azteca por su trabajo artístico.

“Para nosotros es una fiesta más en este museo. Para mí esta exposición representa la reconciliación con nosotros mismos después de la pandemia. Estamos festejando el Día Internacional de los Museos y ésta es la manera más bonita que encontramos para festejar a este recinto”, destacó la directora del MAHG quien además agradeció la colaboración con el MUAC y deseó que sea “la primera de muchas más”.

A esta moción se sumó Cuauhtémoc Medina, curador en jefe del MUAC, y abonó que en pocos lugares se ha trabajado con la eficiencia que se logró en esta mancuerna; además confesó que esta exposición “quedó mejor aquí que en su original”; y es que incluye piezas que se presentan por primera y última vez en México ya que León es la última sede donde se expondrá Jan Hendrix. Tierra Firme. 

Medina señaló que esta exposición se comenzó a fraguar desde hace ocho años cuando él le planteó la necesidad de realizar una retrospectiva de su trayectoria. Mencionó que, como muchos artistas, Hendrix se “resistió a ser momificado en una retrospectiva”, pero poco a poco se fue dando mediado por un intenso diálogo al que luego se incorporó Maco Sánchez Blanco.

También informó que la muestra está constituida por series que muestran un diálogo entre las obras; para lo cual, el gran reto a vencer fue construir un relato de una “historia de fugas” que significa la trayectoria del nacido en Maasbree, Holanda en 1949.

El encargado de inaugurar formalmente la exposición fue Muñoz Ledo quien elogió el trabajo realizado por el equipo del MUAC y el del MAHG. Así como el gran personaje que protagoniza la muestra.

Tras la apertura de la sala Luis Guerrero, los asistentes recorrieron las cinco salas de la exposición guiados por Cuauhtémoc Medina quien explicó a detalle el contenido y la relevancia de las 70 obras que la constituyen.
 

Jan Hendrix: artista, investigador y viajero

Desde su llegada a México en los años 70, Jan Hendrix se ha propuesto hacer de la gráfica un medio contemporáneo; su inquietud por los paisajes lo han llevado a recorrer el territorio nacional que lo atrapó en su encanto.

A decir del también investigador de historia natural, de entre la diversidad natural de México, sus paisajes predilectos son los valles centrales de Oaxaca pues son lo opuesto al paisaje de su infancia en Holanda

“Plano contra montaña, sitios prehispánicos contra panteones holandeses; muchas cosas que me enseñaron a tratar de analizar la naturaleza como material-materia de trabajo”, ahondó.

Otro de sus destinos preferidos es la Selva Lacandona de Chiapas, pero a su vez le causa zozobra el hecho de que se esté destruyendo

“La Selva Lacandona tiene esta particularidad que está reduciéndose a una velocidad tremenda y es el ejemplo de la soberbia del hombre que cree que puede destruir todo y que no pasa nada. Si uno tiene demasiado, puede ir más pronto en su destrucción”, lamentó el maestro.

No obstante, su finalidad no es politizar la cuestión, pues él comenzó a abordar el tema de la naturaleza en el arte desde hace 50 años cuando al arte contemporáneo no le interesaba mucho hacerlo contrario a lo que ahora sucede, especialmente a raíz de la preocupación por el cambio climático. 

“A finales del siglo 18, la Ilustración, existía un interés gigantesco por el paisaje y por la naturaleza; si se enfatizó en el arte la naturaleza y el paisaje como tema, fue porque estaban descubriendo el mundo como lo conocemos ahora. Hoy se necesita una buena camada de artistas que estén estudiando, no el descubrimiento, sino la destrucción del mismo”.
Jan Hendrix

Para Hendrix la inquietud lo ha llevado no solo a explorar paisajes en tierra firme, hecho que le da título a la muestra; sino que también ha hecho que experimente con los materiales, técnicas y formas de darle soporte a su obra.

De acuerdo con Cuauhtémoc Medina, el papel, que para otros artistas es simplemente papel, para Jan Hendrix es una parte significativa de la misma obra, de tal suerte que de esta “pasión informada que tiene respecto al papel” lo convierte en un protagonista de su obra.

“Los que empezamos a ver su trabajo estábamos muy asombrados de los efectos que conseguía con papeles orientales. Imprimía sobre papel indio que, hecho de bagazo tenía huella evidente de la fibra de las plantas con las que fue hecho. O el modo en el que aprovechaba el papel nepalés y japonés para producir una sustancia traslúcida”, relató el curador. 

Pero esa inquietud no lo ciñe al papel, sino que ha experimentado con materiales como estaño y el cromo, o un plástico usado en recubrimientos presente en los elementos escultóricos colgantes que forman parte de esta muestra, de hecho, una de las que más llama la atención de los espectadores, no solo por su tamaño, sino por lo caprichoso de sus formas que van más allá ser una pieza “instagrameable”.

Hendrix no solo es un viajero de distancias, sino del tiempo. Así lo señaló el curador y amigo del artista que lo conoce desde hace décadas. 

“Sin ser pretencioso, una cosa que pasa con los viajes de Jan, es que también son viajes en el tiempo”, señaló Medina.

Y lo mencionó porque el artista hizo un recorrido de cuatro siglos, desde el 18 hasta la fecha, para crear tapices Yakart en gran formato realizados con una técnica antigua de tejido, pero mediados por un procedimiento informático y claro, por el cerebro y las manos de Hendrix pues comienza con una base fotográfica trabajada manualmente para conseguir una abstracción gráfica y que deriva luego en un grabado para posteriormente ser traducido a un medio cibernético que le dará órdenes a una tejedora para crear un tapiz gigante. 

A lo que el propio Hendrix abonó “Hay que regresar a él (al procedimiento ancestral) y combinarlo con nuestro conocimiento de la historia con las herramientas que tenemos hoy para trabajar”.

Finalmente, entre broma, dijo sentirse “más viejo” por tener su primera exposición retrospectiva, pero por el expertise del curador lo hizo reconocer la importancia de realizarla.

“Sabíamos que (Cuauhtémoc Medina) tenía que llevarla poco a poquito porque yo me espantaba al oír la palabra ‘retrospectiva’”, confesó el artista.

Sin embargo, nada dista más de que esta Tierra Firme signifique el final de la carrera de Jan Hendrix, sino que es la muestra viviente (a través de una dicotomía de naturaleza muerta vuelta a la vida a través del arte) del legado del artista holandés.

¿Qué podrás encontrar en la exposición?

En las cinco salas y dentro de las 70 obras que conforman esta muestra, es posible encontrar un sin fin de materiales como papel, fotografías, libros, tejidos, proyecciones, metales, entre otros; así como de posibilidades técnicas y soportes como litografía, escultura, grabado, dibujo y la propia palabra en las salas Paraíso perdido y La rama dorada.

La exposición estará disponible hasta el 18 de septiembre de 2022 en la sala Luis Guerrero del MAHG y será la última oportunidad para verla, pues luego de ello dejará los museos.

En esta nota:

Y tú, ¿qué opinas?

Te podría interesar