‘Historia de amor (Últimos capítulos)’ una obra que se construye sobre el escenario

Esta obra que se presentó en el Teatro Estudio del Teatro del Bicentenario significó una "grata sorpresa" para el público leonés.

Protagonizada por  Francesca Guillén, David Eudave y Jorge Núñez bajo la dirección de Juan Manuel García Belmonte.

Por: Cynthia Esmeralda Mares Palacios

Una historia que se construye sobre el escenario(Cortesía: Teatro del Bicentenario)

Una historia que se construye sobre el escenario | Cortesía: Teatro del Bicentenario

El Teatro Estudio del Teatro del Bicentenario fue escenario de la obra Historia de un amor (Últimos capítulos) con las interpretaciones de los actores Francesca Guillén, David Eudave y Jorge Núñez bajo la dirección de Juan Manuel García Belmonte. Esta puesta en escena dejó “hipnotizados” a los leoneses por la novedad de la propuesta.

Fue escrita por el francés Jean-Luc Lagarce y es una obra fragmentada y reconstruida con base en los recuerdos de tres personajes: El primer hombre (Jorge Núñez), La mujer (Francesca Guillén) y El segundo hombre (David Eudave), quienes se actúan a sí mismos en su afán por reconstruirse y reconstruir su historia de amor, por medio de su propia memoria, de los recuerdos que los otros tienen de ellos y de lo que compartieron cuando vivían juntos hasta que “alguien traiciona”.

La Guerra como hilo conductor

Un libro escrito, aparentemente, por el primer hombre es el metaguion de la narración que marca un prólogo, primera parte, segunda parte, tercera parte y, ¿un epílogo? Lo que sí es el verdadero hilo conductor, es la guerra. Una guerra librada en la ciudad donde se sitúa la historia, pero también entre y dentro de los personajes; una guerra que va transformando todo: la ciudad, la vida, a las personas. 

Es así que, recluidos en una habitación, los tres otrora amantes, intentan contar/escribir/recordar la historia de su amor que no logran explicar; que es a la vez una carta, un libro, una canción, una llamada, un trabajo según la perspectiva de quien hable.

A diferencia del teatro tradicional, los personajes hablan en tercera persona, como quien quisiera verse desde fuera; arrebatándose las palabras, interrumpiéndose continuamente armando y desarmando escenas -no solo actuándolas- van construyendo el relato.

El texto (plagado de “quizás”, “probables”, “imaginaciones”... inciertos) pone de manifiesto la influencia de dramaturgos existencialistas como Eugène Ionesco o Samuel Beckett en Lagarce, que da como resultado una pieza compleja pero disfrutable; con escenas vertiginosas y otras pausadas que provocan en el espectador una montaña rusa de sensaciones.

Aciertan en el montaje

El tono intimista, así como los pocos detalles que da el autor sobre el montaje, permitieron que Alejandro González ‘Chuchín’ hiciera con pocos elementos (un teléfono, una cama, un tocadiscos,  una máquina de escribir y un proyector de acetatos) la escenografía precisa para que la historia fuera protagonista. Asimismo, resulta destacable la iluminación que añade aun más drama a las escenas.

El acertado vestuario, a cargo de Daniel Moreno y Salvador Hernández, con pantalones acampanados, zapatos de plataforma, y camisas vistosas no dejaron lugar a dudas de la época en la que se enmarca la obra, los años 80.

Bajo la dirección de Juan Manuel García Belmonte, todos estos elementos hicieron de la puesta en escena todo un viaje para el público que concurrió al Teatro Estudio. Un poco aturdidos por todo lo que acababan de presenciar, por ese cóctel de emociones y la novedad de la propuesta los leoneses despidieron entre aplausos a los actores.

Diana Ávila, una de las asistentes, señaló que la obra atrapó su atención en todo momento

“Al tener escenas muy rápidas, hace que tenga la atención siempre puesta en el escenario y en la historia que están contando. Me pareció una propuesta muy novedosa; es la primera vez que me encuentro con historias de este tipo. No sabía qué esperar y me llevo una grata sorpresa”, comentó la joven.

En tanto, Jaziel Villanueva, la calificó como “una obra diferente e interesante, un poco filosófica; pero, sin duda, recomendable”. Asimismo, deseó que sigan trayendo obras de gran calidad al Teatro Estudio e invitó a las personas a que se den la oportunidad de asistir a ellas.

8am

Recibe gratis por email las 8 noticias esenciales de AM, antes de las 8:00 a.m.

8am
En esta nota:

Y tú, ¿qué opinas?