Con sabor cubano los trovadores Ray Fernández y Eduardo Sosa cautivan la Calzada de las Artes en el FIC

Deleitan los trovadores Ray Fernández y Eduardo Sosa con su música y sus composiciones en la Calzada de las Artes, como parte del Festival Internacional Cervantino

Por: Cynthia Esmeralda Mares Palacios

1/6
Ray Fernández y Eduardo Sosa se presentaron en la Calzada de las artes en el marco del Festival Internacional Cervantino

Ray Fernández y Eduardo Sosa se presentaron en la Calzada de las artes en el marco del Festival Internacional Cervantino

Los trovadores cautivaron al público leonés

Los trovadores cautivaron al público leonés

Javier López Moreno y Azucena Navarro Díaz

Javier López Moreno y Azucena Navarro Díaz

Ángel Saúl Hernández Vidales y Lupita Vidales

Ángel Saúl Hernández Vidales y Lupita Vidales

Marcos Sosa y Fátima Rodríguez

Marcos Sosa y Fátima Rodríguez

Hugo Cervantes Maldonado y Paola Mancera García

Hugo Cervantes Maldonado y Paola Mancera García

Este fin de semana, en el marco del Festival Internacional Cervantino, la Calzada de las artes se llenó de sabor cubano con Ray Fernández y Eduardo Sosa.

Los cantautores presentaron un repertorio de lo más representativo de la vieja y la nueva trova de la isla, así como de canciones de su autoría.

Los leoneses se dieron cita en el Forum Cultural Guanajuato para disfrutar de una noche bohemia con canciones de amor y desamor; de humor con las composiciones satíricas de Fernández y  de historia cubana con los relatos con los que Sosa contextualizó sus interpretaciones.

El primero en saltar al escenario fue Eduardo Sosa quien se dijo gustoso de estar por primera vez en León; asimismo, resaltó la belleza del recinto y de la fresca tarde, la gran organización y el público.

Eduardo Sosa
Eduardo Sosa | Foto: Esmeralda Mares

La primera canción que ejecutó, también fue la primera melodía de la trova cubana compuesta por los cubanos Francisco del Castillo y Carlos Manuel de Céspedes y del Castillo, “Padre de la Patria Cubana”; mientras que la letra surgió de la pluma del  poeta José Fornaris. La Bayamesa fue estrenada el  27  de marzo de 1851 en la ciudad de Bayamo, precisó el trovador. 

El cantante compartió un dicho popular de su tierra: “La trova sin trago se traba” como preámbulo para su segunda canción, Pensamiento, compuesta en 1916 por Rafael Gómez Mayea “Teofilito”, quien, a decir de Sosa, es  “el Sol de Sancti Spíritus”, haciendo una comparación con lo que es Luis Miguel para México.

Dio un salto en el tiempo pasando a la nueva trova cubana e interpretó Un son para ti de José Andrés Ordaz y Aguilera. 

Posteriormente, sus acordes trajeron una de las canciones más populares de Cuba, Veinte años, cuya música es de María Teresa Vera y la letra, aclaró Sosa, es de Guillermina Garamburu, que surgió de un triángulo amoroso de ellas dos con un tercero.

En la mitad de la velada, Ray Fernández subió al escenario para acompañar con maracas a Sosa en una de las canciones más celebradas por el público, Lágrimas negras, de Miguel Matamoros.

Eduardo Sosa y Ray Fernández
Eduardo Sosa y Ray Fernández | Foto: Esmeralda Mares

Fernández aprovechó la pausa para agradecer el recibimiento del público: “Muchísimas gracias, ustedes son un pueblo muy culto, muy decente, y muy amigo de Cuba”. A lo que su compañero agregó: “En Cuba hay un cariño muy grande por México”.

Tomando la guitarra y cediendo las maracas a Sosa, Fernández cantó una composición suya, Pídelo todo mujer, que provocó carcajadas con sus ingeniosas estrofas que relatan la historia de un enamorado que promete todo a su esposa aunque sus posibilidades económicas son limitadas, mientras que las amigas de ésta le aconsejan pedir muchas cosas materiales.

Ray Fernández
Ray Fernández | Foto: Esmeralda Mares

Guateque campesino, La cocainómana y Pequeña serenata diurna, siguieron en el repertorio. Finalmente, compartieron una muestra del amor que sienten por su patria con la canción A mí gusta compay, escrita por Eduardo Sosa.

“A los cubanos nos pasa que, cuando vamos a un viaje, lo primero que nos dicen es ´¿tú vas a volver?´ ¡Hombre, claro! A mí me gusta aquello, con sus virtudes, con sus defectos; hay que darle serrucho, martillo, hay que lijarlo, hay que hacerle un montón de cosas... Pero ése es mi país y yo siempre voy a volver a él”, comentó emocionado el autor.

No bien comenzaban a despedirse los trovadores, el público entusiasmado coreó “otra, otra”. Parecía que los protocolos del recinto ya no lo permitirían, pero en un acto de rebeldía característica de Ray Fernández saltó de nuevo al escenario guitarra en mano, secundado por Eduardo Sosa. Complacieron a los asistentes con Guantanamera y estos retribuyeron el gesto con copiosos aplausos.

Ray Fernández y Eduardo Sosa
Los trovadores cautivaron al público leonés | Foto: Esmeralda Mares

Adriana Vega y Alan Salazar, asistentes al concierto, destacaron la variedad del repertorio enriquecido con las historias de Sosa. Por otra parte, se dijeron complacidos de que el FIC también esté en León:

“Me gusta mucho, pues ahorita con la pandemia es muy complicado ir para allá (a Guanajuato), pero aquí podemos disfrutar de estos eventos y todas estas culturas”, refirió Adriana.

Asistentes al concierto
Alan Salazar y Adriaa Vega | Foto: Esmeralda Mares







 

En esta nota:

Y tú, ¿qué opinas?