Pobreza en Guanajuato: cada vez más piden fiado y compran menos

Una encuesta de la Alianza Nacional de Pequeños Comerciantes arroja que de un semestre a otro  30% más de guanajuatenses piden fiado en las tiendas, y compran por piezas o medios kilos

jueves, 4 de noviembre de 2021 · 00:00

León, Guanajuato.- Crece el número de los guanajuatenses que ahora piden fiado y consumen medios kilos de los productos de la canasta básica.

La Alianza Nacional de Pequeños Comerciantes (ANPEC) compartió los resultados de la décima sexta encuesta "Hábitos de consumo y pobreza en 20 entidades de México".

 

LEE ADEMÁS: Alimenta a su familia con desechos del descargue Estrella

 

Esta encuesta arrojó que en Guanajuato, con mil 200 entrevistados, el 79.83% de ellos aceptó que pide fiado, porcentaje que incrementó 30% respecto al último semestre.

Además huevos, cebolla, aguacate, papas y tomate los compran por pieza, mientras que en tortillas, arroz, frijol y azúcar recurren al medio kilo y el pan en barra grande para que alcance para la mayor parte de la familia. 

 

Las familias guanajuatenses han reducido sus compras con pequeños comerciantes. Foto: Omar Ramírez.

 

La carne la compran por kilo (cuando se logra consumir), consigna el reporte.

Estado de México, Nuevo León, Sinaloa, Sonora, Tamaulipas, Nayarit, Colima, Jalisco, Hidalgo, Oaxaca, Guerrero, Michoacán, Querétaro, Puebla, Tlaxcala, Morelos, Yucatán y Quintana Roo) fueron el resto de los estados en donde se realizó la encuesta.

Los hábitos de consumo en las distintas categorías han girado a compras diarias y necesarias, de medios kilos, por pieza, genéricos y a granel", cita.

 

LEE ADEMÁS: Hay más dinero en programas sociales pero la pobreza no baja

 

La mayoría de vendedores encuestados, 94.02%, consideró bajo e insuficiente el consumo de sus clientes por la frágil reactivación y estabilidad económica, aunado a la caída del poder adquisitivo da como resultado el empobrecimiento del consumo, se menciona en los resultados de la encuesta.

El 64.23% observó que sus clientes consumen lo que les alcanza, sin considerar marcas, pesaje o criterios de salud; 63.71% manifestó que sus clientes solo lograrían comer saludable si tuvieran una mayor educación nutricional; 85.70% de los consultados dijo que a la comunidad que sirven no le alcanza para la canasta básica.

 

Una encuesta midió los hábitos de consumo en las entidades del País. Foto: Omar Ramírez.

 

Indudablemente la sensación térmica de la inflación en el consumo es mucho mayor de lo que se reporta por las instituciones oficiales, la realidad de mercado es aún más caliente y está afectando dramáticamente la alimentación y la calidad de vida del pueblo trabajador mexicano", mencionó el presidente de ANPEC, Cuahutémoc Rivera.

Agregó que aunque algunos productos eleven su precio, paradójicamente la gente los sigue consumiendo aún con lo estrecho de sus bolsillos y obedeciendo a su cultura nutricional.

"La proteína (encarecida) se consume cada vez menos por su costo y se apuesta cada vez más por alimentos de energía rápida, buscando moverse en la cotidianidad; al cliente promedio no le alcanza para una canasta básica y el consumo está migrando en definitivo a lo del diario y a lo esencial en una suerte de auto racionalización alimentaria, obligada por la pobreza". 

 

LEE ADEMÁS:  Empresarios culpan al Gobierno Federal de pobreza en Guanajuato

 

Apuntó que lo anterior es una expresión inequívoca del empobrecimiento del consumo que se vive en crescendo es el aumento del número de clientes que piden fiado.

Esta realidad del pequeño comercio afecta directamente a más de un millón 200 mil pequeños comercios del país: 88.24% señaló que sus ganancias no se han recuperado respecto a antes de la pandemia; 63.37% manifestó pérdidas de hasta un 20%; para colmo de males 36.17% tuvo cierres temporales de al menos un mes en lo que va de la pandemia por restricciones y prohibiciones decretadas; 49.63% casi la mitad del sector ha sido víctima de algún delito".

 

Algunas verduras y huevos los consumidores los compran por pieza. Foto: Omar Ramírez

 

El esfuerzo que realiza el pequeño comerciante es descomunal, trabaja al menos 12 horas al día el 82.89%; abre todos los días el 72.34% y el 77.27% no cree que la economía ni el comercio del país resistan una mayor elevación de precios y menos provocada por una mayor carga fiscal.

"Son tiempos de vacas flacas, nos guste o no. Si todos nos volvemos corresponsables como sentencia el estribillo de la popular canción, siempre vendrán tiempos mejores", finalizó Cuauhtémoc Rivera.


 

MTOP