Sube el precio de las tradicionales guacamayas de León

El precio de la guacamaya con duro, cueritos y salsa aumentó de 25 a 30 pesos, mientras que la guacamaya con aguacate que costaba 30 pesos, ahora se vende a 35 pesos.
miércoles, 29 de junio de 2022 · 15:45

León, Guanajuato.- El encarecimiento de los alimentos en México sigue sin freno y ha impactado en el precio de las tradicionales guacamayas de León.

Vendedores de guacamayas de la ciudad confirmaron que los precios de todos los ingredientes de este típico platillo leonés han aumentado este año, como el bolillo, el jitomate, la cebolla, el limón y el aguacate. 

“Sí nos ha bajado la venta y a nosotros los proveedores sí nos han venido subiendo el duro, los bolillos, el jitomate, la cebolla, el limón y el aguacate”, comentó Lolis Preciado, de Guacamayas José El Soñador.

Lolis Preciado, de “Guacamayas José El Soñador”. Foto: Omar Ramírez.

Mencionó que el duro que se vendía a 100 pesos, ahora ya cuesta 230 pesos el kilo; el bolillo que costaba 3 pesos, ahora subió un peso. En el caso de la cebolla, su precio aumentó de 8 a 13 pesos; los cueritos que estaban a 100 pesos el kilo, subieron a 155 pesos, y el aguacate que costaba 60 pesos el kilo, ahora aumentó a 85 pesos. 

“Comenzando el año en nuestro caso tuvimos que cambiar el precio de la guacamaya de 30 a 35 pesos, y sí está complicado, pero hay que seguir ofreciendo al cliente las mismas porciones y la misma calidad”, señaló la comerciante. 

Detalló que la guacamaya con aguacate que costaba 30 pesos, ahora ya se vende en 35 pesos; mientras que la clásica guacamaya, con su duro, cueritos y salsa, lo venden a 30 pesos, cuando costaba 25 pesos. 

Diego Solís Ávalos, vendedor de guacamayas en León desde hace 42 años, comentó que no ha sido sencillo mantener los precios de sus platillos ante el constante encarecimiento de los alimentos, pero tampoco ha querido afectar el bolsillo de sus clientes.

Diego Solís Ávalos, vendedor de guacamayas en León desde hace 42 años. Foto: Omar Ramírez.

“No hay que bajarle la calidad, ni el volumen, solamente que sí los precios están en constante aumento y las ventas están irregulares. Ahora sí gana uno menos, hubo un tiempo el año pasado que solamente me estaba saliendo para pagarle a mis dos empleados”, contó Diego Solís.

LALC