De cantinero a vendedor de Wafles

Después de una década dedicada a su bar, cerró su negocio hace 4 meses, tras volverse impagables los gastos

Por: Silvia Millán

León, Guanajuato. La Pandemia por el COVID-19 provocó que pasara de cantinero a vendedor de waffles.

Después de diez años de atender bar Américas, Roberto Segura cerró su negocio hace cuatro meses, tras volverse impagables los gastos.  

A mí me acabó la pandemia, la renta y los servicios no esperaron. Estuvimos pagando, pero llegó un punto en que no pudimos”. 

Esta fue la realidad del empresario, quien detalló que se volvieron incosteables con el 30% de aforo permitido.

Detalló que los pagos de servicios y la renta absorbían el 50% de sus ingresos, y que para poder costearse debía ingresar 50 mil pesos semanales, para salir “tablas”. 

En el restaurante-bar de Roberto, que estaba ubicado en la carretera León-San Francisco, antes de la pandemia trabajaban ocho personas, y tenía capacidad para atender a 60 clientes.

Explicó que con los recortes del semáforo, los pagos no esperaron, y dejó de laborar en agosto de este año. 

Actualmente vive en la Unión de San Antonio, en Jalisco, de dónde es originaria su esposa, lugar a donde se mudó para probar suerte en la venta de waffles. Y aunque no descartó regresar nuevamente a un bar, de momento lo ve lejano. 

De momento dijo que al menos tranquilo, ya no tiene la presión de la renta y los sueldos. 

SM

En esta nota:

Y tú, ¿qué opinas?