El uso de la computadora afecta la salud de los ojos

El constante uso de las computadoras afecta la salud de los ojos, a continuación te compartimos algunas recomendaciones

Avatar del

Por: Marcela Aguiñaga Rodríguez

El uso de la computadora afecta la salud de los ojos

El uso de la computadora afecta la salud de los ojos

León, Gto. “Computadora y salud visual en tiempos de pandemia” fue el título del webinar que impartió el Dr. Abraham Bromberg, presidente del Consejo de Optometría México y profesor distinguido de la ENES León UNAM, en el que habló de cuidado e higiene en salud visual.

Dr. Abraham Bromberg.

Mencionó que con la llegada de la pandemia cambió el mundo y se incrementó el uso de la computadora por las clases en casa y el home office.

“Estamos frente a las pantallas mucho y eso nos está llevando a tener problemas en la vista con síntomas, que no todos tienen, pero que se presentan con regularidad como ardor ocular, ojo seco, comezón, visión borrosa, visión doble, ojos llorosos, cansancio ocular, dolor de cabeza, sensibilidad a la luz, aura visual y especie de flashes o rayas de luces que luego conducen a dolores de cabeza”.

Además de las molestias visuales el también miembro de la Academia Americana de Optometría habló de los dolores que produce el mal uso de la computadora en cuello, espalda, cintura, brazos, manos y dedos y proporcionó algunos consejos que permitan resolver algunos de los problemas visuales.

Recomendó aplicar la regla 20-20-20, cuidar la posición del monitor, evitar los reflejos en la pantalla, cuidar la iluminación del área de trabajo, contraste y brillo de la pantalla, tipo y tamaño de letras, vigilar la lágrima, uso de anteojos o lentes de contacto además de hablar de la luz azul.

De la regla 20-20-20 mencionó que fue creada en Estados Unidos con el fin de que las personas se acuerden de hacer descansos.

Agregó que la regla consiste en que cuando se esté usando la computadora, por cada 20 minutos de trabajo se descansen 20 segundos y se vea a una distancia lejana de 20 pies que equivalen a seis metros; que el monitor esté a una distancia de 50 o 60 centímetros de la cara, aunque eso dependerá de cómo esté acostumbrada la persona a trabajar, lo que sí es importante es que esté abajo del nivel del ojo, unos 10 o 15 centímetros para evitar problemas de cuello, tener una silla cómoda donde se pueda recargar la espalda, los pies en el piso y brazos y muñecas en una postura cómoda.

También recomendó evitar reflejos en las pantallas y que la iluminación del área de trabajo sea la adecuada, ni oscura ni muy iluminada porque los dos extremos son malos; del contraste y brillo de la pantalla, así como del tipo y tamaño de letra mencionó que es algo personal.

“Se pueden probar el brillo y contraste para ver cual le cae mejor a la persona, así como el tipo y tamaño de letra con la que se siente cómodo aunque de acuerdo a un estudio realizado se ha encontrado que las letras más fáciles de ver y que dan menos problemas son la Arial y Verdana”, comentó.

De la lágrima dijo que es esencial tener una película lagrimal de excelente calidad para dar una visión cómoda y clara.

Agregó que antes no se preocupaban tanto por la lágrima pero en los últimos años se ha despertado el interés por la película lagrimal porque si no es adecuada no hay buena visión y la persona tendrá problemas.

“El trabajo cercano hace que la película lagrimal se evapore más rápidamente, estar en la computadora todo el día o varias horas hará que la lágrima se evapore y para mantenerla es necesario hacer parpadeos completos y constantes, aumentar el consumo de agua e incluir un suplemento de Omega 3 para que la lágrima tenga la calidad adecuada”.

En cuanto a los lubricantes oculares mencionó que ayudan mucho cuando hay poca lágrima pero tienen que ser recomendados por un licenciado en Optometría ya que la película lagrimal está formada por tres capas: la acuosa, lipídica y musinica y se tiene que identificar cual está causando el problema para dar el lubricante ocular adecuado.

Del uso de anteojos o lentes de contacto comentó que son importantes y si se deben usar para ver la pantalla de la computadora, debe haber una receta actualizada porque las personas y los ojos cambian, recomendó hacerse un examen ocular por lo menos cada año.

“Las personas de más de 40 y 50 años que empiezan a tener problemas de presbicia necesitan lentes adecuados y actualizados para la distancia de trabajo de la computadora; otra situación que se puede presentar es la visión binocular, ya que los dos ojos deben estar coordinados y tener un enfoque adecuado de lo contrario se requerirán ejercicio de terapia visual”.

Señaló que es importante que toda la gente y en especial las que usan anteojos, se hagan un examen optométrico completo no solo para que les receten anteojos sino para vea que ambos ojos estén sanos, que se chequé la presión y el fondo de ojo y la retina, que sea un examen completo no solo para ver la graduación.

Del uso de los antireflejantes, dijo ser partidario, porque dejan pasar el 100%; y de la luz azul dijo que es un tema de controversia.

Se ha dicho que la luz azul en exceso puede afectar la producción de melatonina y afectar el ciclo del sueño, a partir de ahí muchas compañías y laboratorios empezaron a decir que este tipo de luz está causando problemas, que aumenta el riesgo de daño ocular, comentó el presidente del Consejo de Optometría de México.  

“El profesor Karl Citek, de la escuela de optometría de la Universidad del Pacífico, dice que por el momento no hay evidencia que sugiera que la luz azul aumente el riesgo de daño ocular, que la cantidad de luz azul que existe en el exterior excede cualquiera que produzca una computadora, pero hay gente que trata de aprovechar lo de la luz azul para vender anteojos o filtros especiales; lo que sí se ha demostrado es que los rayos ultravioleta del sol pueden ocasionar cataratas, degeneración macular y cáncer. León tiene un sol muy fuerte por lo que se recomienda que al estar en exterior se usen lentes para el sol, sobre todo si sale después de estar trabajando con la computadora”.

De los filtros comentó que funcionan mejor los grises, verdes y cafés y no recomienda los amarillos y naranjas, que están de moda como los lentes autoajustables que anuncian en televisión y que no es cierto que corrigen el astigmatismo además de que la distancia interpupilar no es la adecuada.

“Tampoco son recomendables los lentes pregraduados, especialmente los de ver de cerca, porque tienen la misma graduación en los dos ojos y es raro que alguien tenga la misma graduación en los dos, tampoco tienen graduación para astigmatismo ni la distancia interpupilar adecuada, y si se empiezan a utilizar para trabajar en la computadora eventualmente causarán problemas como cansancio ocular, entre otras cosas”.

Quieres conocer más noticias e información sobre Educación. Aquí puedes encontrarla.

8am

Recibe gratis por email las 8 noticias esenciales de AM, antes de las 8:00 a.m.

8am
En esta nota:

Y tú, ¿qué opinas?