Educación

Formar docentes para un mundo mejor

Formar docentes para un mundo mejor

Formar docentes para un mundo mejor

Sonia Bautista León

Coordinadora de Proyecto Nuevo Maestro

El pasado 27 de agosto, tuvimos la participación del doctor Fernando Reimers, quien abordó la importancia de la formación docente para generar capacidades en las y los estudiantes, y que sean capaces de adaptarse a diferentes circunstancias y escenarios, reflexión que forma parte de su libro “Formar Docentes para un Mundo Mejor”.

El conversatorio giró en torno a la formación docente y los retos que enfrentamos en contextos diversos, incluyendo los desafíos que representa la pandemia. El Dr. Reimers planteó que la formación docente debe ser un proceso de acompañamiento para las y los docentes, “un espacio donde sentirse provocados” esto implica que deben crearse comunidades de aprendizaje entre docentes; abrir espacios de reflexión para un mejor entendimiento ante la diversidad geográfica, social, y económica; una comunidad que permita comprender la realidad desde diferentes perspectivas.

Asimismo, compartió que se tiene que reconocer la multidimensionalidad de la educación, comprender los contextos de las y los estudiantes y no reducir la educación al aprendizaje de conocimientos, sino a lo esencial, lo humano, por ejemplo, la empatía, la fraternidad, reconocer y entender el sufrimiento del otro.

La docencia implica un compromiso con las y los estudiantes, cada día debemos preguntarnos ¿qué es lo mejor que puedo hacer por mis estudiantes? porque la educación debe trascender más allá de las aulas y de un currículum, es un compromiso con el futuro de las niñas y los niños, un futuro de nuestra sociedad.

Otro abordaje fue sobre el significado de la educación en nuestros tiempos. En su intervención, el Dr. Reimers habló de la generación de capacidades: las cognitivas y éticas. La primera se refiere a la habilidad de pensar de forma profunda,  de entender el entorno, y la flexibilidad para reinventarse. En el proceso cognitivo tomamos conciencia de manera personal, pero también colectiva, enfrentamos retos como sociedad que exigen reinventarnos, educar en problemas reales, que nos afecta, que afecta a todo el mundo.

Las capacidades éticas refieren a la solidaridad, a la compasión, de ser empático con el sufrimiento del otro. La educación debe mirar por un mundo mejor que se construya desde ahora, por eso es importante comprender los fenómenos desde una explicación científica pero con un sentido humanista.

El Dr. Reimers, apuesta por una educación que transmita a los estudiantes la comprensión de los desafíos del mundo real, las necesidades y retos de sus entornos inmediatos, que sean agentes de cambio, con miras a un futuro mejor. La pandemia de COVID-19, nos está enseñando a fortalecer la educación que vincule los conocimientos con la resolución de problemas reales; el conocimiento científico como base para la explicación de fenómenos como la pandemia; la tecnología como herramienta de aprendizaje compartido con madres y padres de familia.

La educación también tiene que partir del reconocimiento y respeto a la diversidad cultural. En México, país donde se hablan 68 lenguas que tienen 364 variantes lingüísticas pertenecientes a 11 familias, la educación también deberá considerar la gran riqueza y diversidad de su gente, de sus lenguas, sus culturas. Esta diversidad también se deberá reflejar en los planteamientos y contenidos curriculares para que las y los estudiantes, en la comprensión de su entorno, sean capaces de buscar soluciones a las necesidades locales y retos globales.

En ese sentido, debemos pensarnos de manera colectiva,  formar estudiantes que imaginen y construyan un mundo incluyente, una generación que reconozca la capacidad de estar en contacto con nuestro entorno y vivir de manera sostenible, un mundo, como él mismo lo cita, donde reconozcamos que “ser humano es poder vivir sin  que nada humano nos sea ajeno”.

Acerca del Autora

Sonia Bautista León, se desempeña como Coordinadora de Proyecto Nuevo Maestro en el estado de Oaxaca. Ha trabajado como Consultora Educativa en diferentes instituciones educativas y organizaciones de la sociedad civil, sus áreas de trabajo se enfatizan en Educación, juventudes y liderazgo. Ha impartido clases a nivel  Superior en la UPN, Unidad 201-Oaxaca. Participó en los programas de intercambio promovido por la Embajada de los Estados Unidos en México (International Visitors of Leadership Program (IVLP) y Study of the U.S. Institute (SUSI) Program), pertenece a la Asamblea Mexicana de Exbecarios de la Embajada de los Estados Unidos de América. Así mismo ha  sido mentora del Programa de Líderes Indígenas de la Universidad de las Américas Puebla-UDLAP.

8am

Recibe gratis por email las 8 noticias esenciales de AM, antes de las 8:00 a.m.

8am
En esta nota:

Y tú, ¿qué opinas?