Fortalezas de las instituciones educativas en tiempos disruptivos

Avatar del

Por: CONTENIDO PATROCINADO

Fortalezas de las instituciones educativas en tiempos disruptivos

Fortalezas de las instituciones educativas en tiempos disruptivos

M.A.E. Mariana Castellanos Fernández
Directora de Primaria de Hispanoamericano

León, Gto. El año 2020 enfrentó al mundo entero a un reto de adaptabilidad en todos los sentidos posibles.  Tiempo atrás, nos imaginábamos un futuro con cambios radicales ciertamente, pero no esperábamos que de un día a otro dejaríamos las aulas presenciales como la opción mayoritaria a nivel básico. 
Curiosamente en el ámbito de la educación se trabajaba ya con lo que en ese momento pensábamos era una visión de innovación tecnológica, sin embargo, el futuro nos alcanzó y lo que esperábamos que sería una transformación próxima y veloz, se convirtió en un presente disruptivo urgente de evolución vertiginosa que pocas instituciones fueron capaces de realizar.  
Ahora en el 2021, cuando ha pasado un año del cambio de la vida como la solíamos conocer, es el momento histórico donde las instituciones educativas demostrarán si han sido capaces de enfrentar esta situación y si contarán con las fortalezas necesarias no solo para subsistir sino, más importante aún, cumplir exitosamente con la misión para la que han sido creadas. 
Las fortalezas que se deben encontrar en una institución educativa que ha sido capaz de reinventarse en estos momentos abarcan diferentes dimensiones. Primeramente, la dimensión física que tiene que ver con protocolos claros de bioseguridad, en donde debe percibirse ya la presencia de procesos y programas que lleven a todos sus participantes a una nueva cultura de salud, sustentados por capacitación a su personal y por supuesto hacia la instrucción de alumnos y padres de familia, así como políticas claras de control.
Otra fortaleza fundamental es el robustecimiento de la infraestructura tecnológica con plataformas digitales, equipos automatizados, conectividad potente y una clara tendencia hacia la inteligencia artificial, lo que conlleva a un incremento obligado de desarrollo en las habilidades tecnológicas tanto para docentes, quienes deben tener una capacitación permanente, así como líneas de apoyo y capacitación para padres de familia y alumnado, en concordancia con la homologación de nuevos procesos a distancia.
Sin embargo, la educación post pandemia no solo se trata de dispositivos tecnológicos, conectividad y plataformas. La transformación pedagógica de fondo deberá reflejarse en la adecuación de los programas, esquemas y propuestas educativas; con el desarrollo de habilidades a largo plazo que demanda este nuevo presente. Una institución fuerte y comprometida contará con sistemas de modelos sólidos intercambiables, intercalables y flexibles, manejo de nuevas unidades de conceptos y conocimientos que permitan la resolución de problemas e impulso a la creatividad de los alumnos, es decir, presentará procesos educativos nuevos que se impondrán a los que venían empleándose.
Finalmente, una institución líder y confiable en el ramo educativo deberá mostrar una inclusión clara de programas consistentes y concretos en cuanto a la línea del trabajo con las llamadas “soft skills”, entre las que encontramos a las trascendentales habilidades socio-emocionales y toda esta innovación no afectará su eje fundamentado en los valores.
En el Complejo Educativo Hispanoamericano, institución con más de 42 años de experiencia, estamos listos con la mejor propuesta educativa, comprometidos con nuestra labor de formación, brindando a nuestros alumnos una educación de calidad, bilingüe, innovadora y vanguardista, para seguir transformando vidas. 
Ahora más que nunca Education Matters.

8am

Recibe gratis por email las 8 noticias esenciales de AM, antes de las 8:00 a.m.

8am
En esta nota:

Y tú, ¿qué opinas?