Hábitos de vida saludables en tiempos de COVID-19

Avatar del

Por: CONTENIDO PATROCINADO

Hábitos de vida saludables en tiempos de COVID-19

Hábitos de vida saludables en tiempos de COVID-19

LN y Mtro. Daniel Patiño Contreras
Catedrático de Lic. Nutrición en la EPCA

León, Gto. Si, los hábitos de vida que tienes podrían determinar el pronóstico de la enfermedad si fueras contagiado por COVID-19, inclusive existe evidencia de que los hábitos de vida saludables pueden prevenirte del contagio. Desde el principio de la contingencia en México la Secretaría de Salud divulgó que las personas que padecen obesidad o enfermedades que tienen relación con los hábitos de vida como la diabetes mellitus tipo 2 son un grupo vulnerable al contagiarse con COVID-19. El impacto de esta declaración fue tan notorio que laboralmente se buscó el resguardo de esta población de sus actividades laborales e inclusive por primera vez se propuso una estrategia a nivel nacional para fomentar una buena alimentación en las escuelas primarias incluyendo la nutrición como una materia a cursar.
La cuarentena, que se convierte ya en un año, nos ha dejado bastante aprendizaje en el tema de los hábitos de vida saludables, donde debemos de tomar la mejor parte de cada obstáculo que se nos presente y la lección más importante que nos ha dejado la contingencia es que “tenemos que fortalecernos” con hábitos de vida saludables para prevenir el contagio o hacer frente a la enfermedad.
Debes de estar preguntándote ¿cómo puedo mejorar mi estilo de vida hacia uno más saludable? en los siguientes párrafos te dejare varios consejos generales, prácticos y bastante útiles para comenzar a mejorar tu estilo de vida.
Aumenta tu consumo de frutas y verduras, existe evidencia actual que sugiere que algunas vitaminas y minerales pueden prevenirte del contagio de algunos virus como el virus del COVID-19 reforzando tu sistema inmunológico “tus defensas”, estas vitaminas y minerales están presentes en gran cantidad en frutas y vegetales, otro consejo que puedo ofrecerte es que compres frutas y vegetales de temporada de esta manera mejorará desde su sabor hasta su precio.
Realiza más actividad diaria y actividad física, desgraciadamente el confinamiento provocado por la pandemia promueve ambiente sedentario, para combatirlo te recomiendo aumentar tu actividad diaria con esto me refiero a que aumentes tus actividades del día a día, como por ejemplo hacer aseo en la casa, lavar tu automóvil, no pasar tanto tiempo sentado o acostado durante el día. También es importante realizar actividad física que básicamente se describe como un ejercicio físico programado y lo puedes realizar sin la necesidad de un gimnasio, habilitando un espacio en tu hogar. Podrías comenzar con rutinas de ejercicios de 15 minutos por día (sentadillas, abdominales, lagartijas) e ir progresando según el avance que tengas. Si realizas estos consejos de actividad diaria y física mejorará tu capacidad pulmonar, sistema inmune, disminuirá tu cantidad de grasa corporal y la probabilidad de presentar otras enfermedades.
Cuida tus horas de sueño, en oriente existen varios estudios que involucran las alteraciones de sueño con la modificación de más de 200 genes que promueven la obesidad, refieren que el solo dormir un día menos de 8 horas podría tener este efecto genético de desarrollar obesidad. También el hecho de no dormir lo que tu cuerpo necesita a largo plazo puede suprimir el sistema inmune. En conclusión, la alteración de tus horas de sueño puede volverte más propenso a un contagio o a un mal pronóstico si llegaras a contagiarte.
Aprende a diferenciar entre antojo y hambre, el ambiente de confinamiento por experiencia propia tratando pacientes promueve a que exista un mayor antojo y se confunda con el hambre fisiológica (confundir un deseo de un alimento con una necesidad de comer) para esto un consejo muy útil que les ofrezco a mis pacientes es que identifiquen que un antojo es muy específico a un alimento en especial y un hambre de necesidad es dirigida a comer cualquier alimento. Por último y no menos importante aléjate de los productos empaquetados que la mayoría son productos que a largo plazo son nocivos para la salud, con la nueva reforma de los productos empaquetados podremos apreciar visualmente la cantidad de productos con exceso de sodio, grasas y calorías que promueven enfermedades como la obesidad, diabetes, hipertensión y otras enfermedades que pueden volverte más vulnerable al enfrentar enfermedades como el COVID-19.
Me gustaría dejarte un pensamiento propio en este escrito, probablemente el COVID-19 no sea la única pandemia que enfrentemos a futuro por lo que debemos pensar siempre dos pasos adelante podemos mejorar nuestro estilo de vida y amortiguar bastante el daño que generan estas enfermedades y si revisamos el manuscrito con los consejos que te acabo de ofrecer no solo afrontaremos la pandemia actual si no podremos hacerle frente a las enfermedades que llevan azotando a nuestra población desde hace mucho tiempo antes que la pandemia actual. Concluyendo el artículo puedo decir sin ninguna duda que no hay mejor inversión que invertir en nuestra salud con estilos de vida más saludables para prevenir las enfermedades.

En esta nota:

Y tú, ¿qué opinas?