Educación

Sí, la tecnología genera adicción en niños y adolescentes

El mal uso de las tecnologías genera una adicción en niños y adoloescentes

Avatar del

Por: Marcela Aguiñaga Rodríguez

Los más vulnerables a la tecnología son los niños, los adolescentes y algunos jóvenes porque sus cerebros están en proceso de maduración..

Los más vulnerables a la tecnología son los niños, los adolescentes y algunos jóvenes porque sus cerebros están en proceso de maduración..

La tecnoadicción es la principal característica del uso excesivo de la tecnología, no sería un problema si existiera capacidad de autocontrol en su uso, si en realidad se utilizara como herramienta de comunicación, investigación y educativa y no se justificara su conexión con fines educativos.

El Dr. Armando Duarte, escritor, conferencista, coach familiar y autor del libro “Padres digitalmente responsables”, mencionó en una ponencia virtual que la tecnología y el internet no son malos, que están a disposición de todos y servirán para el uso que cada quien les quiera dar.

“Realizamos una investigación con 3 mil 731 alumnos, mil 914 de escuelas públicas y mil 817 de escuelas privadas, en los resultados pudimos observar que la tecnoadicción aumenta conforme aumenta el grado académico por lo que universitarios y preparatorianos tienen un mayor volumen de ella”.

Agregó que cuando separaron los datos de entre escuelas públicas y privadas se dieron cuenta que un 70% de estudiantes de universidades privadas puede llegar a tener tecnoadicción y más del  60% de los preparatorianos.

“Esto implica que la tecnoadicción está en todos lados aunque es mayor en las escuelas privadas por la realidad socioeconómica, el poder adquisitivo más alto, porque hay más pantallas en los hogares y niños y adolescentes tienen, a más corta edad, su primer celular y un dispositivo adicional ya sea laptop, tablet o televisión con conexión a internet y a mayor disposición de pantallas aumenta el nivel de tecnoadicción”.

Añadió que entre las conductas que llevan a la tecnoadicción están, en primer lugar, la facilidad de poder llevar el celular a todos lados y que más que teléfono es una microcomputadora que da acceso a prácticamente todo.

Otra conducta que lleva a la tecnoadicción es que los alumnos dividen su atención entre sus deberes y sus dispositivos, pues pueden estar haciendo tarea, leyendo un libro o viendo un video y dejan todo para actualizar y revisar su información.

Otras conductas son revisar el celular antes de dormir con el fin de relajarse lo cual logran a consecuencia de la dopamina, y lo primero que hacen al despertar también es revisar el celular para recibir su primer dosis de dopamina digital, llevarse el celular al baño y revisarlo constantemente para no perder conversaciones.

“La tecnoadicción es un problema de excesos en la conexión, de exceso de pantallas como se da en los segmentos medio alto y alto, también es un problema de carencias, puede ser de un proyecto de vida, porque cuando alguien ha descubierto cuál es el motivo o el sentido de su vida no cae en una adicción, se da cuenta que hay una conducta tecno adictiva que lo está alejado de su proyecto y toma medidas”.

Destacó que las familias frágiles, donde hay aburrimiento, donde los padres no conviven, no dialogan, ni interactúan con sus hijos, son terreno fértil para la tecnoadicción.

Añadió que las consecuencias de la tecnoadicción son en primer lugar que los alumnos, para salir del aburrimiento, se conectan y eso es grave porque no saben motivarse por sí mismos, no hay principios, valores, sueños o ideales que los estimulen.

Otras consecuencias son que el tecnoadicto se enojan con facilidad, pierde tiempo por estar conectado, se distrae con facilidad, si no se conecta se aburre y amanece cansado a consecuencia de que ha dañado su ciclo de sueño.

“Hay dos tipos de tecnoadictos los funcionales que han encontrado la forma de hacer, en pocos minutos, sus tareas, conseguir investigaciones y cumplir con los requisitos académicos, son tecnoadictos hábiles, que siguen adelante”.

También están los tecnoadictos disfuncionales quienes reprueban materias, se quedan dormidos en el salón, pierden amistades y tienen problemas de obesidad vinculado a las pantallas.

El Doctor recomendó a los maestros que para disminuir la tecnoadicción en sus alumnos retomen con ellos la conexión con el mundo real.

“Les pueden dejar lecturas de libros físicos, eso ayudará a estimular los dos hemisferios del cerebro, la creatividad y a enriquecer su lenguaje”.
Mencionó que los más vulnerables a la tecnología son los niños, los adolescentes y algunos jóvenes porque sus cerebros están en proceso de maduración.

“La última parte orgánicamente hablando en madurar es el lóbulo frontal, también hay muchos adultos tecnoadictos porque la experiencia del placer en el cerebro no reconoce edad, sexo ni grado académico”.

Recomendó a padres de familia, estudiantes y maestros quedarse con la parte buena de la tecnología, usarla como una herramienta que ayuda a desarrollar habilidades y si descubres que esa herramienta les está haciendo daño detenerse.

“Hay que usar la tecnología de manera moderada, con un propósito, con una finalidad y con un tiempo limitado”.

Recomendaciones para combatir la tecnoadicción

  • Fomentar la interacción entre los alumnos.
  • Separarlos de sus dispositivos. 
  • Si es posible, que las instituciones educativas, pudieran modificar sus reglamentos o adaptarlos para que dentro del aula no se tengan dispositivos en la palma de la mano.
  • Fomentar las actividades al aire libre.
  • Promover el deporte.
  • Dejar proyectos de investigación uno de ellos podría ser la tecnoadicción.

Quieres conocer más noticias e información sobre Educación. Aquí puedes encontrarla.

8am

Recibe gratis por email las 8 noticias esenciales de AM, antes de las 8:00 a.m.

8am

Y tú, ¿qué opinas?