Visibilizan Síndrome de Down en Simposium Internacional 'Cambiando miradas'

La cuarta edición de 'Cambiando miradas' se realizó en modalidad híbrida con la finalidad de visibilizar e informar sobre el Síndrome de Dwon. 

Por: Mayra Córdova Sánchez

1/8
Diana González, Gerardo Trujillo, Erny Pérez, José Grimaldo  y Magdalena Zavala. Fotos: René Pimentel.

Diana González, Gerardo Trujillo, Erny Pérez, José Grimaldo y Magdalena Zavala. Fotos: René Pimentel.

César Palencia y Zenadia Hernández.

César Palencia y Zenadia Hernández.

Diana González y Erny Pérez.

Diana González y Erny Pérez.

Algunos jóvenes presentaron un número de danza africana.

Algunos jóvenes presentaron un número de danza africana.

Jocelyn Delgado y Noé Ayala.

Jocelyn Delgado y Noé Ayala.

Magdalena Zavala y Gerardo Trujillo.

Magdalena Zavala y Gerardo Trujillo.

Marcela Palacios, Ofelia Enríquez y Susana Guichapa.

Marcela Palacios, Ofelia Enríquez y Susana Guichapa.

Ofelia Enríquez, Gilberto Villafuerte y Francisco Teutli.

Ofelia Enríquez, Gilberto Villafuerte y Francisco Teutli.

León, Guanajuato. En un formato híbrido se realizó la cuarta edición de “Cambiando miradas” Simposium Internacional de Síndrome de Down que busca visibilizar la discapacidad intelectual; así como informar a las familias para ser el apoyo que sus hijos necesitan. 

A través de su programa IntegrArte, el Museo de Arte e Historia de Guanajuato (MAHG) fue sede de este evento donde su directora Magdalena Zavala Bonachea, fue la encargada dar la bienvenida. 

El museo se llena de miradas maravillosas en un espacio para la reflexión, para discutir y para construir. Lo más bonito de nuestro programa IntegrArte es que el museo promueve justamente que diferentes comunidades se apropien de este espacio”, comentó. 

Erny Pérez y Diana González, fundadores de “Cambiando Miradas”, expresaron su emoción y agradecimiento por el crecimiento del evento, pues este año participan personas de Venezuela, Colombia, Costa Rica, España, Argentina, y por supuesto, de toda la República Mexicana

Todos estamos aquí porque confiamos que hay cosas que se pueden hacer porque nuestros hijos siempre serán nuestros hijos y no van a cambiar, pero sí van a desarrollar sus aptitudes, capacidades, van a elegir lo que les gusta y nosotros tenemos que aprender a entender cómo podemos ser un mejor apoyo”, comentó Erny. 

Destacó que el objetivo de esta y las ediciones anteriores, más que hablar de terapias y tratamientos, buscan hablar de cómo están los papás, la sociedad y lo que falta por hacer para que todo fluya de la mejor manera para sus hijos y permitirles encontrar su propia felicidad. 

Gerardo Trujillo Flores, director del DIF estatal, destacó que este evento, permite encontrarse y trabajar de manera conjunta por el respeto, la inclusión, la participación y el reconocimiento de todas las personas. 

Por su parte, José Grimaldo Colemenero, director del Instituto Guanajuatense para las Personas con Discapacidad (INGUDIS), reconoció el esfuerzo de la sociedad civil para realizar estas iniciativas que marcan la política pública del estado. 

México tiene al día de hoy nueve entidades federativas con un instituto estatal de atención a personas con discapacidad y hoy Tlaxcala, Baja California sur y Zacatecas, están en un retroceso, así que eso nos dice que estamos haciendo bien las cosas”, destacó. 

Inspira Paolo la creación de una asociación 

Paolo Juárez Cedillo, tiene 16 años, le gusta el reggeaton, leer, el futbol, jugar con su hermano Bruno y trabajar, entre otras cosas, 

Sus papás Jéssica Cedillo y Ernesto Juárez supieron que tenía Síndrome de Down hasta el día de su nacimiento; para su mamá un tema desconocido; para su papá, algo con lo que ya estaba familiarizado, pero aún así sintió miedo por el reto que tenían. 

A Paolo le encanta bailar y sueña con convertirse en un reconocido bailarín y actor. Además trabaja como mesero en la Puerta Roja, donde le gusta atender a la gente y ganar dinero, pues asegura que quiere viajar a Hawai. 

Jéssica Cedillo, Ernesto Juárez , Paolo Juárez y Bruno Juárez.

El desarrollo y oportunidades que ha tenido durante su crecimiento, han sido el resultado del trabajo, compromiso y sobre todo del amor de su familia, pues desde hace 10 años crearon Programas de Apoyo y Orientación Down A.C., mejor conocida como PAO, una asociación civil que ofrece atención integral a niños, niñas y jóvenes, así como a sus familias. 

Hemos hecho vínculos con instituciones extranjeras, trabajamos en conjunto con España, el método terapéutico que ofrecemos y manejamos para el desarrollo y aprendizaje de ellos. La pandemia nos orilló a trabajar en línea, ya estamos regresando a lo presencial y ya hemos atendido a 60 familias, no solo en León, sino en todo México”, explicó Jéssica. 

Lo más difícil a lo que se han enfrentado como familia ha sido la misma actitud de otros papás, pues no todos están abiertos a trabajar con sus hijos desde el día uno, lo que aseguran marca la diferencia y desarrollan un potencial para alcanzar lo que ellos se propongan. 

A mí a veces me generaba un poco de impotencia darme cuenta de la conciencia que hay en el tema desde la propia familia, que se derrama a los demás integrantes y evidentemente a toda la sociedad. Me parece que nos falta educación y hay mucha desinformación, mitos creados y muchos pensamientos equivocados porque ellos son como cualquier persona”, agregó Ernesto. 

Danza para desarrollar habilidades 

Durante el Simposium Internacional de Síndrome de Down, Isela Saldaña, directora y fundadora de Danza Aptitude, recibió un reconocimiento por el trabajo artístico que desarrolla con personas con discapacidad. 

En el evento, seis jóvenes ofrecieron una presentación de danzas africanas, donde dieron muestra del trabajo desarrollado con la homenajeada. 

Yo soy bailarina clásica y el primer contacto fue hace 25 años, pero desde el 2005 trabajamos como asociación civil para poder llegar a más niños y el trabajo consiste en que la danza y el arte sea el medio para desarrollar habilidades, generar inclusión con oportunidades artísticas en igualdad de condiciones para personas con discapacidad”, explicó. 

Este programa nació en Guadalajara, después en Monterrey y la tercera sede León, los tres lugares físicos donde existe físicamente, además de ser parte de sistemas gubernamentales con atención a más de 3 mil estudiantes. 

Isela Saldaña.

Por la pandemia el proyecto se trasladó a la virtualidad y aunque implicó más trabajo, el resultado fue positivo pues crearon una app que les permite acceder fácilmente a sus clases y con la que han tenido alcance a estudiantes de todo el país, incluso de Argentina y España. 

Es muy satisfactorio devolver a la sociedad lo que en su momento se tuvo conmigo con las oportunidades culturales y artísticas. Realmente el mayor beneficio es otorgarles un lugar visible con calidad artística y valorar el potencial que tienen porque eso los empodera y les cambia la vida”, aseguró. 

Isela conoció el programa cuando estudió en Cuba y la cautivó porque más que una labor es un trabajo y un proceso artístico real, la inclusión viene por añadidura, pues se trabaja de una forma profesional, explotando su potencial. 

En esta etapa en la que me encuentro en más de 25 años he tenido la oportunidad de capacitar nuevas generaciones, ahora es como una etapa diferente y el mensaje sería que sigamos avanzando, cada vez hay más cosas, más oportunidades”, comentó. 

Empática con otros padres de familia 

Su experiencia como mamá de José de Jesús Estrada Oliva, un joven de 18 años con Síndrome de Down, motivó a Irma Oliva a fundar una asociación que además de la atención educativa, brinde la capacitación a los jóvenes para tener su propia fuente de ingreso. 

José de Jesús Estrada e Irma Pérez.

Corazón Down A.C. fue fundado en el 2017 con la finalidad de ofrecer un espacio adecuado a las personas con esta condición, y es que como mamá de José, vivió las dificultades de integrarlo a una escuela regular que no tiene el personal capacitado para su educación y sobre todo para ayudarlos a tener una vida independiente. 

Vi que a mi hijo no le funcionaba una escuela regular y de ahí nace la necesidad de crear este espacio porque la inclusión funciona para quien puede pagar un colegio caro, pero la mayoría de la población con estos casos, son de escasos recursos, entonces hay mucho por hacer en este tema”, señaló la fundadora. 

Actualmente cuentan con 23 estudiantes y cinco más en edad adulta que estudian en el programa de INAEBA para obtener su certificado de primaria o secundaria, lo que les abre más puertas a la vida laboral. 

El centro ofrece clases de baile, computación, expresión corporal, pintura, ballet, taekwondo y natación. Además, cuenta con los talleres de pintura, bisutería y el de panadería. 

En esta nota:

Y tú, ¿qué opinas?