Espectáculos

¡Celso Piña sacude el frío con su cumbia!

El ritmo colombiano hizo mover el cuerpo a 15 mil fans que aplaudieron el regreso del ‘Rebelde del Acordeón’

Por: Redaccion AM

El cantante se entrega al público y presenta parte de su nuevo disco, “Música es Música”. Fotos: Carlos Erick de las Piedras

El cantante se entrega al público y presenta parte de su nuevo disco, “Música es Música”. Fotos: Carlos Erick de las Piedras

Celso Piña ha tocado para toda clase de intelectuales, desde Gabriel García Márquez hasta Carlos Monsiváis... pero la noche del martes, se entregó a un público diferente en el Foro Victoria.  El norteño lo hizo de nuevo, esta vez para 15 mil personas (datos del Patronato) que se aglutinaron para bailar al ritmo de su poderosa cumbia en la Feria León 2018.

En el escenario, un hombre promocionó los discos autografiados de Celso: “Vamos a estar vendiendo sólo 60 discos autografiados, son edición limitada, si alguien está interesado, por favor, acérquese”.

Los músicos afinaron, las luces se apagaron, el bajo se escuchó y el animador dio la bienvenida a Celso, quien vestido de forma sencilla, demostró lo que puede hacer un músico autodidacta

“La Cumbia Sampuesana” y “Macondo” no podrían haber sido mejor introducción para el “Rebelde del Acordeón”, quien saludó a su público y los preparó para una noche llena de recuerdos, como buen pionero del género vallenato. La gente comenzó a bailar, y la Velaria fue el lugar perfecto para dejar el frío, la pena y mostrar los mejores movimientos de la cumbia que tomó fuerza a finales de los noventa. 

Son sus fans quienes deciden qué temas escuchar puesto que él no sigue un ‘setlist’.

Celso aprendió a tocar de oído bajo influencia de artistas como Alfredo Gutiérrez y Aníbal Velázquez, por eso, el set se dedicó a sus raíces y las canciones “Cumbia sobre el río”, que dio a la improvisación y para que su equipo se luciera. 

“¡Eres un chin... Celso!”, “¡Eso sí es música!”, dijeron algunos de los presentes. 

“¡Saludos a los que están en la carpa Victoria, a los que están en la otra carpa!”, se dirigió al público. 

“La Blanca y la Morena” retumbó con fuerza, y Celso, mostró su habilidad con el acordeón, el primer instrumento que le regaló su papá y que definiría el rumbo de toda su vida. 

Algo curioso es que Celso no se guía bajo listas de canciones, como todo buen músico, y fiel a su método de aprendizaje, sigue a su corazón y la lista de canciones la va formando sobre el escenario. 

Celso demuestra una vez más su carisma y habilidad en el acordeón.

Así es él, utiliza a la gente como termómetro para cantar lo que más deseen. Pero sería un pecado no incluir los temas “Cumbia Pa’Bailadores” y “Negra Linda”, que fueron dedicados a los hermanos, primos y hasta amigos. 

Después de más de hora y media de cumbia, llegó el momento para dar por terminada la noche, una de las más alegres del programa ferial. 

En esta nota:
  • Celso
  • Piña
  • Cantante
  • Acordeón

Y tú, ¿qué opinas?