Espectáculos

Fallece Bárbara Guillén, ex pareja de Alejandro Camacho

La actriz Bárbara Guillén, ex pareja del actor Alejandro Camacho, era madre de la también artista Francesca Guillén.

Avatar del

Por: Redacción

Bárbara Guillén, ex pareja de Alejandro Camacho, con quien tuvo una hija, murió este 9 de diciembre a causa de un mal que la quejó por varios años. Foto: Especial.

Bárbara Guillén, ex pareja de Alejandro Camacho, con quien tuvo una hija, murió este 9 de diciembre a causa de un mal que la quejó por varios años. Foto: Especial.

México.- La actriz Bárbara Guillén falleció luego de una larga enfermedad, confirmó su hija, la también artista Francesa Guillén, a través de sus redes sociales, quien se despidió de su madre. 

Mamita. Buen camino hacia la ausencia del dolor. Te amo siempre”, escribió.

Retirada de la actuación hace varios años, Bárbara radicaba en Chiapas, donde tenía un refugio para perros. 

La intérprete murió el pasado 9 de diciembre luego de estar delicada de salud por un largo tiempo, al parecer a causa de un tumor pulmonar, lo que llevó a la familia a solicitar apoyo económico a familiares y amigos para sostener los costosos tratamientos médicos.

Guillén fue pareja del actor Alejandro Camacho, con quien procreó a Francesca. En un texto que difundió a través de Facebook, Francesca agradeció la solidaridad de mucha gente, y pidió de nuevo apoyo para seguir en la lucha.

En el mismo mensaje la actriz hizo eco de la voz de su mamá, quien agradeció el apoyo de amigos y familiares.

Ustedes han prolongado mi vida y mi dolor, y mi esperanza, y han sacrificado algunos derechos, caprichos o necesidades sin razón alguna, excepto el amor”.

En otro fragmento afirmó que “el tiempo que llevo viva, casi cuatro meses esperando respuestas médicas que no llegaron, hicieron que perdiera mucho tiempo y sólo por eso no quiero perder esta batalla, por ustedes, por mis perros y porque me lo merezco”.

En esta nota:
8am

Recibe gratis por email las 8 noticias esenciales de AM, antes de las 8:00 a.m.

8am

Y tú, ¿qué opinas?