El desvío millonario de Inés Gómez Mont y su marido

Por: Bjorn Eric Becerril Cortés

Las autoridades detectaron irregularidades en contratos y tres empresas fantasma. Presuntamente Inés Gómez Mont y su marido son los beneficiarios

Inés Gómez Mont y su esposo son buscados por el presunto desvío de 3 mil mdp Foto: Especial.

Inés Gómez Mont y su esposo son buscados por el presunto desvío de 3 mil mdp Foto: Especial.

Ciudad de México.- El día de ayer se dio a conocer que Fiscalía General de la República (FGR) giró una órden de aprehensión contra Víctor Manuel Álvarez Puga e Inés Gómez Mont, por su presunta participación en varios delitos, entre los que destacan delincuencia organizada y peculado.

Al día de hoy se sabe que la FGR ya trabajaba la indagatoria como “Caso Querubines”, que investiga el presunto desvío de fondos de la Secretaría de Gobernación (Segob) a través de adjudicación de contratos a compañías fantasma, durante la gestión de Miguel Ángel Osorio Chong. El total aproximado del lavado de dinero es de 2 mil 950 millones de pesos, aproximadamente. 

De acuerdo a la investigación federal a la que tuvo acceso y publicó Animal Político, se señala a Álvarez Puga y a Gómez Mont de ser los beneficiarios de un presunto desvío millonario, operado con la Segob a través de 1 mil 446 operaciones bancarias para triangular y lavar los recursos. La investigación apunta a un hermano del empresario, Alejandro Álvarez Puga, quien también habría participado. 

¿Demasiados anuncios?

Disminuir publicidad

Las autoridades hacendarias detectaron irregularidades en los contratos, pues son idénticos además que la empresa Seguridad Privada Inteligencia Cibernética S.A. de C.V. no tiene activos, infraestructura, ni personal trabajando, además la dirección que muestra es en realidad de una modesta vivienda particular en Morelia, esto a pesar de haber ganado 3 mil millones de pesos. 

En el estudio publicado por Animal Político, se indica que los recursos públicos fueron presuntamente desviados a través de dos contratos adjudicados por el Órgano Administrativo Desconcentrado de Prevención y Readaptación Social (OADPRS), que dependía de la Segob en el sexenio pasado, a la razón social Seguridad Privada Inteligencia Cibernética S.A. de C.V. Esta empresa fue calificada por la Secretaría de Hacienda como una Empresa que Factura Operaciones Simuladas (EFOS), es decir, se trata de una compañía “facturera”.

Las irregularidades apuntan a que fueron tres las sociedades que participaron en el presunto lavado de dinero: Seguridad Privada de Inteligencia Cibernética, Sistemas Integrales Computarizados S.A. de C.V., y Grupo Profesional Shalom S.A. de C.V. La que supuestamente ofreció las mejores condiciones fue Seguridad Privada. 

Sin embargo, la fiscalía detectó que las tres compañías acordaron presentar las mismas propuestas, incluso el mismo día: el 8 de agosto de 2016.

Además, detectaron que este grupo de empresas fantasma realizaron poco más de mil 400 transacciones de lavado de dinero y emitieron cientos de facturas falsas. Por lo que sospechan que detrás de este caso se encuentra el matrimonio de Inés Gómez Mont y el abogado Víctor Manuel Álvarez Puga, quienes presuntamente se vieron beneficiados con una comisión por lavar el dinero público.

Tan solo entre el 31 de octubre y el 1 de diciembre de 2016, la empresa Grupea Construcciones SA de CV transfirió transfirió a las cuentas de Inés Gómez Mont y su esposo casi 3 millones de pesos que habrían salido de las arcas públicas de la Segob.

ebecerril@am.com.mx

En esta nota:

Y tú, ¿qué opinas?

Te podría interesar