Espectáculos

Lo vuelve a hacer, Celia Lora posa sin sostén y en tanga de encaje

La playmate Celia Lora posó candente para sus seguidores, a quienes les regaló una fotografía para la que sólo se cubrió con lencería baja de encaje y un abrigo en la parte de arriba.

Avatar del

Por: AM Espectáculos

Celia Lora es una extrovertida playmate y modelo que siempre ha dado de qué hablar, se ha visto inmersa en varios escándalos, el más sonado cuando atropelló a un peatón, el cual perdió la vida. Foto: Especial.

Celia Lora es una extrovertida playmate y modelo que siempre ha dado de qué hablar, se ha visto inmersa en varios escándalos, el más sonado cuando atropelló a un peatón, el cual perdió la vida. Foto: Especial.

Los Ángeles, California.- La socialité y modelo Celia Lora posó sin pudor, semidesnuda, en tanga negra de encaje y sin sostén.

No cabe duda que Celia Lora es una de las celebridades más extrovertidas del medio del espectáculo, pues sólo se cubrió con un abrigo.

La hija del líder del Tri, Alex Lora, de 35 años, puso a babear a sus 4 millones de seguidores, quienes enseguida reaccionaron y se quedaron con ganas de comentarle algo, pues la celebridad no activo los comentarios en su perfil de Instagram.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

#tbt #shooting ���� #losangeles #california #la #usa

Una publicación compartida de Celia Lora (@celi_lora) el

Con su cabellera suelta, la playmate posó de pie y de frente, pero cuidó dejar a la vista su abultada delantera, así como su abdomen. Al parecer la imagen fue tomada desde Los Ángeles, California, donde se encuentra la

La ex participante del reality show “Acapulco Shore” acostumbra posar sin pudor ante sus fans, con quienes se mantiene en contacto a través de sus redes sociales.

La candente fotografía llegó a los 217 mil Me Gusta en su red social de Instagram, con ello, Celia Lora se arriesga a violar las reglas con las que se rige Instagram.

Ya en una ocasión la hija de Chela y Alex Lora se mostró con menos ropa, incluso se cubrió los pechos sólo con unos corazones.

En esta nota:

Y tú, ¿qué opinas?