Mesero humillado por Carlos Muñoz así respondió al coach en Tik Tok

Por: Juanita Crespo Arrona

El mesero quiso dar su postura en torno al comentario de Carlos Muñoz, de ser una persona sin hambre y por no pagar sus cursos.

La respuesta del mesero a Carlos Muñoz. Foto: Especial

La respuesta del mesero a Carlos Muñoz. Foto: Especial

CDMX.- Gil Romero es el nombre del mesero humillado por Carlos Muñoz, quien recientemente salió en su defensa en su cuenta en Tik Tok. 

De oficio mesero, Gil fue señalado por el coach Carlos Muñoz en una de sus conferencias, como una persona sin hambre, aspiraciones, por no invertir en uno de sus cursos para volverse millonario. 

Gil Romero, respondió en sus redes sobre la noticia que se volvió viral.

Sí, este güey soy yo. El famoso mesero. Y lo único que tengo que decir a esto es que –golpea la mesa– ¡a huevo! Tomé curso gratis. Tengo mente de tiburón y me pagaron”, se mofó.

Después, subió otros más donde le cuestionaron si en realidad era él; y en otros, se burla de Carlos Muñoz, quien cobra caro por sus conferencias en las que da consejos. 

En el video, saca de su uniforme, unas papas y se las come, pero las esconde burlándose del mensaje de Muñoz. 

 Esta persona esta allá parada y no está aquí sentada porque no tiene el hambre. ¿O tienes hambre güey? ¿Por qué? Porque esta silla está vacía y aquí están las papas y los refrescos gratis y no los agarra y véanlo. Seguramente no acabó ni la primaria, güey, su mamá le pegaba de chiquito, su papá se fue por los cigarros…”

Para limpiar su imagen, el influencer pidió disculpas al joven en Instagram y aseguró que le ofreció una beca y se justificó diciendo que su manera de impactar es a través de esos mensajes. 

En el video Muñoz le pide sentarse para escuchar su curso, le dice que él hablaría con el gerente y luego pregunta a sus seguidores que si no les importa que acababa de becar a una persona. 

El joven mesero le responde: “No, aquí estoy bien”. Pero luego lo sienta en el curso y le dice: “Ponte a tomar notas, cabrón, en lugar de hacerte pendejo ahí. Nadie ocupa bebidas ahorita. Ok. ¿No les importa que acabo de becar a un individuo verdad? ¡Denle un aplauso a este cabrón!”.

En esta nota:

Y tú, ¿qué opinas?

Te podría interesar