Hijo de Yahir de ‘La Academia’ es bisexual y quiere ser actor de cine para adultos

Por: Jessica Miranda Padilla Mares

Tristán, el hijo mayor del exitoso ex académico, Yahir, reveló en una entrevista que su deseo es convertirse en actor porno, además pide a su padre aceptarlo tal y como es.


 

Tristán hijo de Yahir de ‘La Academia’ es bisexual y quiere ser actor de cine para adultos

Tristán hijo de Yahir de ‘La Academia’ es bisexual y quiere ser actor de cine para adultos

México.- Aunque el cantante Yahir ha tratado de mantener su vida privada fuera del ojo público, ha tenido que lidiar con diversos problemas de adicción de su hijo mayor, Tristán, de 23 años, quien confesó que es bisexual y que quiere convertirse en actor de cine para adultos.

El joven decidió revelar algunos detalles privados y descriptivos de su fuerte adicción en una entrevista para la revista TvNotas donde además habló de sus próximos proyectos laborales.

Tristán reveló que su adicción a las drogas ha sido más fuerte que él, lo que lo ha llevado a varios anexos con la intención de qué se recupere y abandone ese mundo, pero por desgracia no ha terminado su recuperación. 

¿Demasiados anuncios?

Disminuir publicidad

El hijo mayor de Yahir platicó de sus inicios en esta adicción, pues desde muy pequeño fue sometido a medicamentos, anfetaminas para tratar el TDA (Trastorno de ansiedad), lo que lo hizo adicto a sustancias a temprana edad. 

Me empezaron a medicar como a los 9 o 10 años en una primaria especial donde estaba, me daban concerta, anfetaminas, que vuelve adictos a los niños; me dieron strattera, que causa depresión, según los expertos para el TDA (trastorno de ansiedad), fluoxetina (para depresión) y 26 miligramos de citalopram (para la depresión); me conectaban 25 cables en la cabeza, pero la verdad nunca te alivianas, sólo te hacen adicto”, dijo Tristán. 

Tristán, hijo de Yahir, inició en las drogas desde los 13 años

El joven reveló que desde los 13 años comenzó en el mundo de las drogas, desde ese momento nunca las abandonó. Y recordó  cuando lastimó a sus padres cuando ellos se enteraron sobre su adicción. En palabras del joven, la noticia afectó mucho a Yahir.

(Yahir) Explotó muy cab..., se agüitó y lloró, no quería que me metiera en ese mundo (se le quiebra la voz)... viví cosas chidas de niño con él en Tijuana, pero me hizo mucha falta”.

También reveló que tras la ausencia de su padre por su agenda laboral, él tenía que estar con su mamá y mantenerse al cuidado de ella pero no era de su agrado, ya que su madre lo protegía demasiado. Y es que a los cinco años, lo intentaron secuestrar en una gasolinera en la ciudad de Hermosillo, a partir de ahí, ella se volvió sobreprotectora y le impedía salir. 

Me intentaron secuestrar como a los 5 años, en una gasolinera en Hermosillo, así que me cuidaban todo el tiempo, no me permitían andar solo; me perdí muchas cosas... y todo por ser hijo de Yahir”.

Yahir trató de salvar de las drogas a su hijo mayor

Al cumplir 14 años, Tristán decidió ir a casa de su padre en la Ciudad de México donde estaría bajo la custodia de él, además de rehabilitarse en su adicción. 

Experimentó más libertad con el cantante, además de llevar una vida más relajada que la que llevaba bajo el cuidado de su madre en Sonora.

Viví con mi papá dos años en la CDMX, mi vida era chi..., no carecía de nada, no tenía límites como con mi mamá, que era bien estricta. Mi papá me hacía licuados en la mañana, el chofer me llevaba a la escuela, empecé a salir con niñas... algo chido”.

Aunque Yahir tuvo que correr a su hijo de su propia casa, pues Tristán aprovechó esas libertades y a los 15 años comenzó a experimentar con otros sustancias nocivas como LSD, fue ahí cuando el cantante y actor tuvo que enviarlo con su abuela materna, Edna, en Hermosillo para que ella se hiciera cargo de él.

Mi papá me daba mucha libertad y yo abusé. A los 15 fumaba mariguana con mi primera novia, Gaby, y me dejó de importar todo, me destrampé, llegaba a casa no nada más mariguano, también me metía LSD (alucinógeno), mi papá se dio cuenta y me corrió, me mandó a Hermosillo con mi abuela materna, Edna”.

A partir de los 15 y hasta los 17 años, Tristán experimentó con drogas aún más nocivas para la salud como Cristal y Rivotril, en ese momento sus familiares tomaron la decisión de internarlo en clínicas de rehabilitación, pero por desgracia no funcionó.

No sirvió de nada, al salir me volví a drogar. Al mes, mis papás me regresaron a la misma clínica y me escapé a las dos semanas”.

Yahir siempre le brindó apoyo a su hijo Tristán

Y es que a pesar de sólo tener 23 años, Tristán ha vivido situaciones demasiado fuertes y traumante, no sólo por su adicción a las drogas sino que reveló que tras escapar de la clínica de rehabilitación, llegó a vivir cerca de cinco meses en la calle, pasando frío y lluvias hasta que fue encontrado por amigos en las calles de la colonia Nápoles en la CDMX.

Tras darse cuenta de esta situación tan triste, acudió con Yahir en busca de ayuda, su padre lo recibió en su hogar, además de tratar de ayudarlo. 

Duré con él menos de un año porque empecé a trabajar en bares de mesero y con mi salario me iba de fiesta y me drogaba”… Recuerdo que mi papá en ese entonces sólo lloraba, me miraba y decía que ya no sabía qué hacer”.

Tristán quiere ser actor porno

Tristán finalizó platicando sobre su estado actual, pues su paso por las clínicas de rehabilitación no dió ningún resultado y las recaídas son constantes, pero ya lleva cerca de un mes sin probar ninguna sustancia, ya que las adicciones le han traído serios problemas de salud.

Agregó que su actual deseo es convertirse en actor de cine para adultos, pues hizo un video sexual explícito con su pareja.

Me voy a dedicar a eso (pornografía) y a soltar las cosas que me vienen amarrando desde niño, dejar de ser el hijo de un famoso y hacer lo que quiero: al espectáculo y al rock and roll”.

 Al final, dijo que su padre no sabe nada sobre su orientación sexual, ni sobre el video porno que realizó, se enteraría tras esta entrevista. Aprovecho el momento y le envió un mensaje emotivo a Yahir, pidiendo que lo apoye y lo ame tal y como es.

Papá: quiero tu apoyo, pero sin condición, el amor no se exige; ámame como soy, eso quiero contigo (llora)... te extraño”.

mpadilla@am.com.mx 


 

En esta nota:

Y tú, ¿qué opinas?

Te podría interesar