Toño Mauri agradece por haber estado en la boda de su hija : 'Me dio fuerza para continuar'

Avatar del

Por: Juanita Crespo Arrona

Toño Mauri relató que el regalo más hermoso fue ver a su hija de blanco, tras haber estado a punto de morir. Eso le dio muchas fuerzas para seguir.

Toño Mauri narró cómo fue vivir la boda de su hija. FOTO: ESPECIAL

Toño Mauri narró cómo fue vivir la boda de su hija. FOTO: ESPECIAL

CDMX.- Toño Mauri volvió a escena para platicar su experiencia tras haber entregado a su hija en el altar, luego de permanecer ocho meses en el hospital de Miami, y haber recibido un trasplante de pulmón.

Tras mejorarse un poco, Toño pudo estar presente en la boda de su hija, entregarla a Dios y desde ahí, tomar más fuerzas para salir adelante para ver a su hija desarrollarse como esposa y madre. 

La boda de Carla Mauri. FOTO: ESPECIAL

En una entrevista en el programa Venga la Alegría, Mauri habló de su proceso de recuperación y detalló cómo vivió el día de la boda de su hija, Carla Mauri, un evento que se comenzó a planear antes de que él se contagiara del virus. 

Fue un gran día, un momento mágico como yo lo soñé y que fue muy deseado porque desde que yo me enfermé, antes de entrar al hospital, ya estábamos planeándolo, era su boda, eran los preparativos, dónde sería, cómo sería", dijo el famoso.

Estar en medio de la muerte, le ayudó a Mauri a acercarse a Dios, superar la enfermedad por medio de la oración y creer que existen más cosas por venir. 

VOLVER A NACER

El actor narró algunos detalles de la boda y expresó su emoción al ver a su hija con un vestido de novia. "Fue maravilloso verla vestida de blanco como una muñequita, después de todo lo que sufrió y además que me esperaron porque dijeron: 'No nos vamos a casar hasta que mi papá salga' y me esperaron casi un año", platicó. 

"Fue una lucha muy larga, muy dura, pero aquí estoy contándola que es mucha alegría y felicidad. Desde que salí de esto veo la vida de otra forma, la veo de otro color, veo otra manera de vivir y cada paso que di con ella en el pasillo -las únicas personas que estaban era la familia y dos doctores que fueron los que me hicieron el trasplante-, conforme me iba acercando y veía a Dios más cerca decía: ¿De verdad me quieres? me quiere mucho porque tanto que pasamos juntos y me das de regalo este momento'", mencionó.  

Añadió que su hija tuvo que ayudarlo en su camino por el pasillo de la iglesia porque todavía le cuesta trabajo.

Es normal por la recuperación, yo sentía que me apoyaba (su hija), que ella me tomaba para que yo me apoyara, sentía que los pasos no contaban que hasta era fácil porque tan emocionado y motivado que fue maravilloso", agregó.

8am

Recibe gratis por email las 8 noticias esenciales de AM, antes de las 8:00 a.m.

8am
En esta nota:

Y tú, ¿qué opinas?

Te podría interesar