Muere niña, abuela y joven en accidente de moto en Edomex, se quedaron sin frenos

Un joven, la abuela y una niña de 8 años murieron en un accidente de moto en Edomex al quedarse sin frenos y derrapar sobre una pendiente.

Por: Alejandra Ibarra Chalico

En el accidente de moto en Edomex tres personas perdieron la vida, una era menor. Foto: Reforma

En el accidente de moto en Edomex tres personas perdieron la vida, una era menor. Foto: Reforma

Estado de México. – Este sábado, un accidente de moto en Edomex cobró la vida de tres personas, entre ellas, una niña. Los tripulantes de la motoneta derraparon en una pendiente del Barrio Xochitenco y fallecieron.

Eran alrededor de las 18:30 horas, cuando el fatal accidente ocurrió. Un joven de 18 años, acompañado de una mujer mayor de edad y una niña de 8 años, conducía una motocicleta de color azul en la calle La Barranca que es conocida como “La Gaby”.

La calle “La Gaby” tiene una pendiente de 800 metros y el joven se quedó sin frenos, por lo que perdió el control y se impactó contra una pared en el cruce con la Avenida Juárez.

Yo estaba parada en la esquina y vi cómo chocó contra la banqueta, el chavo cayó ahí donde está la motoneta y la niña y la señora se golpearon donde está la capillita, murieron al instante” relató el percance una testigo.

Cuando los paramédicos llegaron, trasladaron al joven inconsciente pero aún con vida y fue atendido en el hospital, sin embargo, la mujer y la niña quienes eran abuela y nieta, murieron en el lugar del accidente por lo que acordonaron la zona.

Durante los servicios periciales, los familiares de las víctimas llegaron al sitio para acercarse a los cuerpos, entre ellos, la mamá de la pequeña.

¿Cómo quiete que me calme si las que están muertas ahí son mi mamá y mi hija?” decía la mujer a los policías que no le permitieron el paso.

Al finalizar las diligencias, las autoridades dieron paso a los familiares para acercarse a los cuerpos que con llanto tomaban entre sus brazos.

(Con información de El Gráfico)

AIC

En esta nota:

Y tú, ¿qué opinas?