Asesinato en Estado de México: Hombre asesina a su esposa e hija

Asesinato en Estado de México: Alejandra y su hija Flor fueron asesinadas por su esposo. 

Por: El Universal

Asesinato en Estado de México: Alejandra y su hija Flor fueron asesinadas por su esposo: habían dado positivo a COVID. (Foto: El Universal).

Asesinato en Estado de México: Alejandra y su hija Flor fueron asesinadas por su esposo: habían dado positivo a COVID. (Foto: El Universal).

Estado de México.- Asesinato en Estado de México: Un hombre en estado de ebriedad asesinó a su familia, misma que tenía COVID.

Los hechos se registraron en el municipio de Aculco, cuando el hombre identificado como Pedro Bonifacio ingresó a su domicilio para decapitar a su hija Flor, de 12 años, y a su esposa Alejandra, de 43. 

Te puede interesar: Familia de Brandon lo recibe con los brazos abiertos tras salir del anexo y él les paga asesinándolos

Asesinato en Estado de México: Familiares localizan los cuerpos en el domicilio 

Al llegar a la Manzana 3 del poblado del Azafrán, una construcción, los familiares ni siquiera pudieron entrar a la casa: en el jardín, pendiente de la estructura de cemento donde se colocó un columpio, encontraron el cadáver de Pedro. 

Te puede interesar: Gabby Petito: Hallan cuerpo de novio de joven asesinada en EU, era principal sospechoso

El cuerpo del hombre de 43 años tenía una cuerda sujeta al cuello y estaba amarrada en el travesaño de la estructura. 

En la casa, en una recámara encontraron a Alejandra, de 34 años, y su pequeña hija, Flor. Yacían en el piso de la vivienda con heridas de lado a lado en el cuello. 

Además de medicamentos, los agentes hallaron las pruebas de laboratorio que señalaban que la mujer y la niña habían dado positivo a Covid. 

Cuando policías y paramédicos acudieron, los vecinos les informaron que la noche del sábado escucharon a Alejandra exigir a gritos a su esposo que dejara de tomar.

Te puede interesar: Jessica y Marco intentaron frustrar robo en bodega Aurrera y delincuentes los asesinan

FRG

En esta nota:

Y tú, ¿qué opinas?