Asesinato en Puebla: Detienen a hombre que mató a hijo que intentó detener agresiones a mamá 

Asesinato en Puebla: El hombre agredía fisicamente a su esposa cuando su hijo se interpuso para detener las agresiones. 

Por: Fabiola Rodríguez

Asesinato en Puebla: Hombre mata a su hijo sin piedad; el joven intentaba defender a su madre de agresiones. (Foto: El Sol de Puebla/Gustavo Ortíz).

Asesinato en Puebla: Hombre mata a su hijo sin piedad; el joven intentaba defender a su madre de agresiones. (Foto: El Sol de Puebla/Gustavo Ortíz).

Puebla.- Un hombre fue detenido acusado del asesinato en Puebla de su hijo, después de que este último intentara detener las agresiones físicas que le propinaba a su madre. 

Los hechos se registraron en el andador 17 del fraccionamiento Rancho Viejo, en la ciudad de Tehuacán. 

Asesinato en Puebla: Joven intentó detener agresiones a su madre 

De acuerdo con el medio local El Sol de Puebla, el agresor había regresado a su domicilio en estado de ebriedad y se inició una discusión con su esposa.

¿Demasiados anuncios?

Disminuir publicidad

Su hijo, un joven de 18 años, se percató que el hombre golpeaba a su mamá por lo que se interpuso entre la pareja para detener las agresiones.

En un momento, el padre del joven tomó una botella de vidrio y lo golpeó en la yugular, tras la agresión, la víctima quedó tumbada en el piso. 

Te puede interesar: Mamá e hijo descansaban en casa cuando hombres les disparan para robar; bebé muere

Vecinos alertaron al Sistema de Emergencias 911 al escuchar gritos y golpes que provenían de la vivienda. 

Al lugar acudieron elementos de la policía municipal y paramédicos que intentaron reanimar al joven, sin embargo, ya no se pudo hacer nada por él. 

El hombre fue detenido en la vivienda por elementos de la Agencia Estatal de Investigación (AEI) de la Fiscalía General del Estado de Puebla y fue presentado ante el Ministerio Público. 

Te puede interesar: Jesús de 3 semanas de nacido es asesinado en ataque armado; sentencian a culpables

FRG

En esta nota:

Y tú, ¿qué opinas?