Hallan nueva especie de dinosaurio de hace 73 millones de años en México

Paleontólogos del INAH y de la UNAM hallaron una nueva especie de dinosaurio hervíboro en Coahuila.

Avatar del

Por: Horacio López

El descubrimiento del dinosaurio inicio desde el 2013 tras el hallazgo de una cola de la especie en el municipio de General Cepeda, Coahuila. Foto: INAH tomada de reforma.com

El descubrimiento del dinosaurio inicio desde el 2013 tras el hallazgo de una cola de la especie en el municipio de General Cepeda, Coahuila. Foto: INAH tomada de reforma.com

Coahuila.- Una nueva especie de dinosaurio hervíboro fue hallada en el municipio de General Cepeda, Coahuila.

Se trata de un Tlatolophus Galorum, que descubrieron paleontólogos del INAH y de la UNAM, indicó la Secretaría de Cultura.

El descubrimiento de la especie inició en 2013, con el hallazgo de una cola articulada de hadrosaurio.

También recuperaron 80 por ciento el cráneo, lo que ayudó a identificar el género y especie del primer parasaurolofino en México.  

Las características y diferencias con el parasaurolofino

El parasaurolofino fue un animal con una cresta en la cabeza y un pico similar a la de un pato. Fueron de las criaturas más curiosas, pues su cresta podía llegar a medir un metro de largo. 

Precisamente, la cresta del dinosaurio hallado en Coahuila midió 1.32 metros de largo, lo mismo que otras partes del cráneo como mandíbulas inferiores y superiores, paladar e incluso el neurocráneo, donde se aloja el cerebro.

La especie hallada en el norte de México es conocida como Velafrons coahuilensis, pero es diferente a las distinas especies Velafrons más conocidas, aunque más parecidas a los parasaurolofinos. La diferencia es la cresta con forma de gota del dinosaurio en Coahuila y la cresta tubular de los parasaurolofinos. 

Felisa Aguilar, coautora del artículo académico publicado en la revista científica Cretaceous Research, señaló que estaba convencida de que "estábamos ante un nuevo género y especie de dinosaurio crestado". En el artículo también participaron el investigador Ángel Alejandro Ramírez Velasco, René Hernández Rivera, José Luis Gudiño Maussán, Marisol Lara Rodríguez y Jesús Alvarado Ortega.

Parte de la especie es exhibida en el municipio General Cepeda. Foto: INAH 

El investigador Ángel Ramírez señaló que estos dinosaurios tenían la capacidad de recibir sonidos de baja frecuencia, por lo que debieron ser pacíficos, pero platicadores. Dijo que algunos paleontólogos creen que emitían sonidos fuertes para espantar a los carnívoros o lo hacían con fines de reproducción. Pudieran tener crestas con colores vistosos.

Se explicó que el nombre galorum es honor al filántropo Jesús Garza Arocha con la palabra "ga" y "lorum" por el apoyo de la familia López, que dio hospedaje, alimentación y otras facilidades a los paleontólogos en Coahuila.

Actualmente, la cola articulada se exhibe en el municipio de General Cepeda, donde habitantes pueden visitar los vestigios. 

Este fósil, que continúa bajo investigación, es un caso excepcional en la paleontología mexicana, ya que tuvieron que ocurrir sucesos altamente favorables desde hace millones de años, cuando Coahuila era una región tropical, como una gran planicie costera, para que se conservara en las condiciones con las cuales lo encontramos", sostuvo Felisa Aguilar.

HLL


 

8am

Recibe gratis por email las 8 noticias esenciales de AM, antes de las 8:00 a.m.

8am
En esta nota:

Y tú, ¿qué opinas?