Lamentan empresarios caída en competitividad de Guanajuato

Capacitar para mejorar posiciones, sugiere el representante de la industria de la construcción para mejorar el índice de competitividad de Guanajuato; la mayoría de los trabajadores ganan más de siete mil pesos, afirma el líder de restauranteros

miércoles, 18 de mayo de 2022 · 00:00

Guanajuato.- Luego de que Guanajuato bajara un lugar en el Índice de Paz México 2022 y en el Índice de competitividad del IMCO, empresarios lamentan que los programas de prevención y de seguridad no den los resultados esperados y que además, los niveles de violencia de la entidad repercutan en la productividad.

AM publicó ayer que los homicidios, las jornadas laborales de más de 48 horas a la semana y la baja competencia electoral, fueron factores para que Guanajuato se ubicara en el lugar 18 entre las 32 entidades federativas en el Índice de Competitividad Estatal 2022.

Guanajuato es una de las 15 entidades que se encuentra por debajo de la media nacional que fue de 43.76 puntos, de acuerdo con Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO), que mide la capacidad de las entidades para generar, atraer y retener talento e inversiones.

Enrique Aranda Anaya, presidente de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción Delegación Guanajuato señaló que hay disposición de pagar más, siempre y cuando exista mano de obra capacitada. 

"Definitivamente con capacitación y no veo otra forma de salir adelante; es mejor estar especializado para generar dinero y tener un producto mejor", explicó.

Coincidió con los resultados del Índice de competitividad que señaló que al tener mayor competitividad se puede pagar mejor y que en Guanajuato todavía falta tener esta balanza. 

"Yo creo que hay que empezar a especializar algunas áreas y ahí está la fortaleza, si no hay no se le dará al valor agregado a sus trabajo, en la construcción tenemos más de 70 áreas de trabajo y cada industria debe enfocarse en su especialización", dijo Aranda.

Mencionó que las mujeres que no están plenamente integradas a la industria de la construcción podrían ser un pilar importante ante la falta de mano de obra.

"Las mujeres nos van a ayudar bastante en el área de las construcción, solo es incluirlas y que también estén en todas las industrias", finalizó. 

LEE TAMBIÉN: Preocupa a empresarios situación económica e inseguridad de México

Por su parte, el líder de los restauranteros en León, contradijo el resultado.

"Es incorrecta la información porque no conseguimos mano de obra, estamos pagando más cada día, no hay mano de obra calificada", explicó Manuel Bribiesca Sahagún, presidente de Cámara Nacional de la Industria de Restaurantes y Alimentos Condimentados (Canirac) delegación León.

Dijo que el sector restaurantero es el mayores empleador y se refleja. "Nuestros meseros ganan el mínimo y el complemento es a través de propinas, creo que la información que dan es incorrecta ya que la mayoría de la gente tiene ingresos superiores a 7 mil pesos", dijo. 
Insistió en que al no existir mano de obra, las jornadas son mayores a la par que el pago de horas extras doble y triples, que no dependen del patrón, sino del empleado si las toma o no. 

Reprochan fracaso de programas de prevención

Empresarios y líderes lamentan que Guanajuato no solo se haya convertido en un estado inseguro, sino que además esté dentro de las cinco entidades menos pacíficas.

AM publicó que Guanajuato es la cuarta entidad menos pacífica en México debido a la violencia generada por los cárteles, de acuerdo con Índice de Paz en México 2022 realizado por el Instituto para la Economía y la Paz

El indicador de paz en Guanajuato es de 3.567, lo que lo ubica en los últimos cinco lugares a nivel nacional junto con Baja California, Zacatecas, Colima y Sonora. 

El líder de la CROC, Antonio Hernández Navarro, destacó que durante años Guanajuato fue una entidad de mucha paz.

Pero que se ha ido perdiendo ante la impunidad. "Esta intranquilidad y falta de paz, la vemos reflejada todos los días con homicidios, fosas con cadáveres, asaltos, violencia por doquier; creo que los programas de pacificación no han funcionado  y las autoridades de los tres niveles, que prometen seguridad no han cumplido", añadió el líder.

El empresario del transporte, Enrique González Muñoz, ex dirigente de la Canacar, reconoció que el gobierno del estado está haciendo un esfuerzo por devolver la paz a la entidad y que la violencia, sobre todo en carretera, está muy focalizado en 120 kilómetros, en el corredor industrial de Celaya, Salamanca e Irapuato.

Señaló que se trabaja con el Centro de Reacción Inmediata, en coordinación con los tres niveles de gobierno para lograr mejores resultados en seguridad, sobre todo en materia de prevención.

"Esperemos que en contratiempo veamos resultados para que regrese la paz con este Centro de Reacción que estará en C-5 y que de hecho ya está operando".

Desintegración familiar

"Es lamentable que Guanajuato sea de los estados más violentos y menos pacíficos, cosas que es preocupante. Son dos las causas principales, la desintegración familiar, la falta de atención a menores y adolescentes en el seno familiar", dijo Luis Lorenzo Sandoval Ascencio, ex presidente del Colegio de Abogados de León.

Señaló que muchos padres de familia, por cuestiones de trabajo, abandonan a los niños en casa, los dejan en la tele o están enajenados en el celular y ello ha incrementado la violencia y alterando la paz social.

"Pero otro de los factores es la impunidad; las autoridades no han sabido cómo enfrentarla y los programas de prevención del delito y contra las adicciones han fracasado; todos estos factores son aprovechados por grupos criminales y la entidad ya está en un estado de alarma", acotó Sandoval Ascencio. 

Por su parte el empresario y ex presidente del Consejo Coordinador Empresarial de León, Gustavo Guraieb Ranth, señaló que es lamentable que pese al progreso económico de Guanajuato se haya perdido la tranquilidad de la que gozó.

"Es una pena que siendo una entidad con tantas ventajas y fortalezas hayamos perdido la tranquilidad, desde hace ya muchos años y lo peor, ya nos acostumbramos a ello; nuestras autoridades de los tres niveles de gobierno no han sido capaces de controlar y mejorar esta situación, cada año la violencia parece empeorar".

MCMH