Tragedia en Texas: Su sueño era llegar a EU y ahora no podrán regresar juntos

Pedro Guillermo González, Pedro Daniel,  ambos de 16 años, y su primo Juan Jesús Trejo tenían un sueño en común, pero algo salió mal y no podrán regresar juntos a la comunidad de Miranda, en San José Iturbide.
jueves, 7 de julio de 2022 · 11:12

Guanajuato.- Pedro Guillermo González, Pedro Daniel,  ambos de 16 años, y su primo Juan Jesús Trejo tenían un sueño en común, pero algo salió mal y no podrán regresar juntos a la comunidad de Miranda, en San José Iturbide.

Hace 15 días, los tres salieron de sus casas, dejaron su comunidad y se despidieron de sus familiares.

Mi sobrino le habló a mi hermana y le dijo que estaban en la orilla. Después vi las noticias días después y nos enteramos del tráiler en Texas. Mi hermana se espantó. Ella desde el principio no quería que se fuera", comentó la señora Ofelia.

Pedro Guillermo es uno de los sobrevivientes de la tragedia migrante, su mamá y su tía no querían que se fuera del país por el peligro durante el camino y su corta edad.

ADEMÁS: Tragedia migrante: Cancillería publicó nombres de mexicanos fallecidos en tráiler en Texas

Es un niño, se ve más chico de los 16 años. Pedro iba con su papá, más adelante de Texas. Lo iba a alcanzar para trabajar porque ya no quería estudiar", comentó un familiar.

Pero algo salió mal en el viaje de los primos, según familiares, la persona que los iba a pasar no respetó el trato o "el quedado".

El quedado no era que los subieran a la caja de un tráiler, sino que los subirían a una camioneta. Ellos iban aparte, no con todas esas personas que aparecieron en el tráiler", mencionó su tía.

Pedro Guillermo habló con uno de sus 5 hermanos antes de perder todo contacto con sus familiares, y le dijo que estaban en "la orilla", en una casa de dos pisos. Después ocurrió la tragedia.

Las malas noticias no tardaron en llegar a la pequeña comunidad, pero la fe de familiares, amigos y habitantes dejó una vela encendida. Esperaban que entre los sobrevivientes estuvieran los muchachos. 

Pedro Guillermo logró salir de terapia intensa y está en recuperación. Su familia y amigos ya  lo esperan para volver a verlo y abrazarlo.

ADEMÁS: Parque eólico San Felipe, Guanajuato: Alcalde Eduardo Maldonado García lamenta freno de CRE

Piden apoyo

La madre de Pedro Guillermo y otros familiares solicitaron una visa humanitaria para viajar a Texas el próximo viernes, y poder visitar al menor en el hospital.

Hasta el momento desconocen cuándo entregarán los cuerpos de Pedro Daniel y Juan José Trejo, para darles el último adiós. Por lo pronto, a tres casas de la señora Ofelia, en la casa de su hermana, se reúnen a rezar.

Comunidad ladrillera

En Miranda no es común dejar sus hogares para buscar el sueño americano. 

Los familiares de las víctimas mencionaron que se dedican a fabricar tabiques. Un oficio que aprendieron desde niños. La mayoría en la comunidad deja la escuela y empieza a trabajar.

ADEMÁS: Parque eólico San Felipe, Guanajuato: Frenarlo es un retroceso, diputado del PVEM Gerardo Fernández

Ese fue el caso de Pedro Guillermo, quien solo terminó la secundaria y decidió reunirse con su papá.

Aunque el tabique o ladrillo no es muy bien pagado, los habitantes mencionaron que les alcanza para vivir al día. Algunos buscan empleo en las fábricas más cercanas.

En muchas casas, a un lado, los habitantes instalaron los espacios dónde fabricar el ladrillo.

En la temporada de frío y lluvias deben buscar otros ingresos, porque explicaron que no pueden trabajar en los hornos o ladrilleras.

La comunidad de Miranda está situada a unos 15 minutos de la cabecera municipal de San José Iturbide y a 40 minutos de San Miguel de Allende.

Las calles no están pavimentadas y es una zona cerril, la mayoría de las familias se dedican a la albañilería y fabricación de tabiques.

ADEMÁS: Ataque en Abasolo: Llegan a tienda de vinos y licores de suegra del Alcaldesa, esposan a hombre para secuestrarlo y lo matan a balazos

En la zona donde viven las víctimas, tíos y amigos siguen trabajando las ladrilleras, sin poder creer lo que ocurrió.

DSS