COVID en Guanajuato: Cumplimos el año más intenso de la historia

COVID en Guanajuato: Cumplimos el año más intenso de la historia

A un año del COVID en Guanajuato, ha pasado el tiempo marcado por muertes y tristeza, además de graves golpes económicos y muchas incertidumbre.  

Por: Antonio Lascurain Huerta

León, Guanajuato.- A un año del COVID en Guanajuato, aún hay muertes y tristeza; El 15 de marzo del 2020, la Secretaría de Salud informó que se habían descubierto los dos primeros casos de contagio de COVID en Guanajuato, nadie imaginó que era el inicio de una tragedia que ha provocado más de 10 mil muertos en el estado.

Aunque cuatro días antes la Organización Mundial de la Salud había decretado que la infección del coronavirus SARS-CoV-2 era una pandemia, es decir, una nueva enfermedad que se propagaba por todo el mundo, era imposible calcular el daño que provocaría.

1/9
COVID en Guanajuato: Cumplimos el año más intenso de la historia

COVID en Guanajuato: Cumplimos el año más intenso de la historia

COVID en Guanajuato: Cumplimos el año más intenso de la historia

COVID en Guanajuato: Cumplimos el año más intenso de la historia

COVID en Guanajuato: Cumplimos el año más intenso de la historia

COVID en Guanajuato: Cumplimos el año más intenso de la historia

COVID en Guanajuato: Cumplimos el año más intenso de la historia

COVID en Guanajuato: Cumplimos el año más intenso de la historia

COVID en Guanajuato: Cumplimos el año más intenso de la historia

COVID en Guanajuato: Cumplimos el año más intenso de la historia

COVID en Guanajuato: Cumplimos el año más intenso de la historia

COVID en Guanajuato: Cumplimos el año más intenso de la historia

COVID en Guanajuato: Cumplimos el año más intenso de la historia

COVID en Guanajuato: Cumplimos el año más intenso de la historia

COVID en Guanajuato: Cumplimos el año más intenso de la historia

COVID en Guanajuato: Cumplimos el año más intenso de la historia

COVID en Guanajuato: Cumplimos el año más intenso de la historia

COVID en Guanajuato: Cumplimos el año más intenso de la historia

Todos los pronósticos se quedaron cortos. En una de la primeras estimaciones oficiales realizadas por las autoridades estatales, se calculaba que habría 800 muertes. 

“Se pudieran acumular 800 defunciones hasta el fin de la contingencia”, indicó en una entrevista el 30 de mayo de 2020, la jefa de Epidemiología de la Secretaría de Salud de Guanajuato, Fátima Melchor Márquez, con base a las proyecciones públicas del grupo del Centro de Investigaciones en Matemáticas (CIMAT) del CONACyT. 

En los primeros meses del COVID, los guanajuatenses aún estaban incrédulos sobre la gravedad. FOTO: Antonio Castro

Guanajuato registraba entonces 132 defunciones

El fin de semana en que se reportaron los primeros casos en el estado, nuestra vida comenzó a cambiar.

El sábado 14, para evitar la posibilidad de contagios, los organizadores del Rally México 2020 adelantaron el desenlace de la competencia, que ganó por sexta vez el piloto Sébastien Ogier.

Aquel mismo día, la Liga BBVA anunció que se disputarían el resto de los partidos de la Jornada 10 del Clausura 2020 a puerta cerrada, lo que obligó a impedir la entrada del público en el estadio León, donde la Fiera venció por la noche a los Pumas 3-1 con las tribunas vacías.

La Secretaría de Educación Pública anunció que se adelantaban las vacaciones de Semana Santa de los alumnos, que comenzarían desde el viernes 20. 

Guanajuato se anticipó y decidió cerrar las escuelas desde el 17. El pronóstico era que los estudiantes regresaran el 20 de abril.

El confinamiento se reforzó al fin de semana siguiente, cuando las empresas automotrices del estado anunciaron que al menos 100 mil trabajadores se quedarían en sus casas.

Comienza el encierro por COVID en Guanajuato 

El martes 24 de marzo se decretó la llamada Fase 2, el encierro total, la suspensión de todas las actividades no esenciales, que incluía el cierre de unidades deportivas, parques, zoológicos y espacios públicos similares. 

Primeras víctimas habían hecho un viaje en grupo al sureste.

Dos semanas después, mediante un mensaje que difundió durante la madrugada, el secretario de Salud, Daniel Díaz Martínez, anunció el 6 de abril el primer fallecimiento por Covid-19 en el estado, ocurrido en el Hospital Regional de Pemex en Salamanca.

El Secretario dijo que había otra muerte sospechosa, que se confirmó horas después.El 16 de abril se dieron a conocer los primeros cuatro casos de contagios entre personal de salud. Para el 24 de abril, Guanajuato entró en la Fase 3 y aumentaron las restricciones para las actividades no esenciales. Iban 10 fallecimientos.

Marca ritmo el Semáforo de alerta

Desde entonces, las modificaciones del llamado Semáforo Estatal para la Reactivación Económica marcaron la actividad del Estado.

Pero aunque Guanajuato consiguió evitar la saturación de sus hospitales, cada relajamiento de las medidas sanitarias se tradujo en un nuevo aumento de contagios.

La situación hizo crisis hacia final del año y los especialistas lo vincularon con las salidas a comprar durante el Buen Fin y Navidad, además de los festejos decembrinos.

El impacto invernal de la pandemia fue brutal y obligó a decretar el regreso del Semáforo Rojo el 24 de diciembre.

Sorprende crecimiento de cifra de muertos por COVID en Guanajuato

Diciembre fue el peor mes de la pandemia en Guanajuato, con mil 391 muertes y 18 mil 750 contagios de Covid-19.

Con el arranque de 2021, la situación estuvo lejos de mejorar. Las imágenes de los centros de las ciudades del Corredor Industrial abarrotadas de compradores de juguetes permitieron anticipar lo que vendría.

El 11 de febrero, Guanajuato superó las 9 mil defunciones a causa de la pandemia, más de la mitad de las cuales ocurrieron en los 66 días anteriores: mientras que del 6 de abril al 6 de diciembre el promedio de decesos fue de 18.1, en diciembre y enero se disparó hasta 68.6.

La pandemia cedió luego de esta crisis y permitió aflojar el semáforo primero a naranja en febrero y luego, el 5 de este mes, a ‘amarillo con alerta’. Durante el resto de marzo, el descenso de contagios y defunciones permitió alimentar el optimismo, aunque la lentitud en el proceso de vacunación y la inminente Semana Santa se ven con preocupación.

Comenzamos nuestro segundo año con el COVID. ¿Qué será de nosotros?

Cientos de personas esperaron horas para poder enterrar a sus muertos ante la alta cifra de decesos por COVID. FOTO: Antonio Castro 

Guanajuato aún está lejos de acabar con el COVID: Secretario de Salud

A un año del COVID en Guanajuato, aún se registran muertes y contagios y el secretario de Salud doctor Daniel Díaz Martínez dice que hoy estamos lejos de acabar con la pandemia. 

VER NOTA COMPLETA

Abuelitos con COVID iban a cumplir 61 años de casados pero uno de ellos murió

José González y María Candelaria Perez fueron hospitalizados tras estar contagiados de COVID en León, Guanajuato y luego de varios días el señor

VER NOTA COMPLETA

‘Mi hermana no quería ser cremada’

Mi hermana siempre me dijo que no quería que la cremaran cuando se muriera y al final nos la entregaron en una bolsa hecha ceniza”. 

Así lo recuerda Silvia Ortega, de 62 años, a quien hace un mes le falta su amiga, su confidente, su hermana de sangre, Ana Elena Amor Ortega Calderón. 

El COVID le arrebató a quien por meses era su acompañante en casa, pues al vivir ambas solas, se hacían compañía hasta por dos o tres meses en una casa de la colonia Observatorio 1. 

Ella se quedaba porque ya vivía sola y estaba separada, sus hijos la frecuentaban pero ellos ya tenían su vida, sus últimos meses siempre la pasamos riendo, planeando y saliendo adelante”, dijo Silvia.

Elena era muy ocurrente en confianza, algo cerrada con quien no conocía pero siempre dispuesta a ayudar si era necesario. 

Iniciando el año el “bicho” la alcanzó, su condición de adulta mayor la puso en riesgo inmediato.

Duró 15 días internada en la cama 210 de la clínica del IMSS T21, en la colonia San Miguel. 

Afuera del edificio familiares de otros enfermos esperaban noticias, la única forma de saber el estatus del paciente era con la aplicación del Gobierno Federal y llamadas, estas últimas por lo general para anunciar el fallecimiento del familiar. 

“De un día para otro fue la noticia, nos dijeron que estaba recuperándose, que ya podría respirar, la última vez que hablé con ella fue el 27 de enero, me dijo que me cuidara, que no dejara que me contagiara, se despidió así sin que me diera cuenta”, platicó Silvia. 

El 28 de enero el registro digital de la Secretaría de Salud Federal mostró el estado de Elena como ‘muy delicado, con riesgo’. Ese día falleció. 

“Creí que se salvaría, mi sobrina me habló, ya sabía que mi hermana se había ido. Solo lloré mucho”, comentó Silvia, quien hizo una pausa en su trabajo como cuidadora de enfermos en hospitales por restricciones sanitarias.

Silvia la recuerda de pequeñas, cuando eran adolescentes y cuando disfrutaban salir ya de adultas, prefiere así y no hecha polvo. 

“No hubo opción, la entregaron directo a la funeraria, los familiares no tuvimos tiempo de verla, nada, no me la creía que fuera mi hermana una bolsa de ceniza”, explicó. 

Por el virus se desecharon todos los deseos de Ana Elena Amor Calderón Ortega, no ser cremada y despedirse con un abrazo de sus hijos y hermana.

“El día que fui con mi sobrina a cargar la urna con mi hermana, platicamos, también a sus hijos les dijo que no quería ser cremada”. 

PCCD

En esta nota:
Acerca del autor
Antonio Lascurain Huerta

Comenta esta nota