Piden algo más que un teleférico a Cristo Rey para atraer turismo a Guanajuato

El empresario hotelero Eduardo Bujaidar apludió el proyecto de un teleférico a Cristo Rey, pero señaló que son necesarios más atractivos para aumentar el turismo en el Parque Bicentenario. 

Por: José Antonio Castro Murillo

Desde su construcción en el gobierno de Juan Manuel Oliva, el Parque Bicentenario ha sido una inversión ruinosa para Guanajuato. Foto: Archivo

Desde su construcción en el gobierno de Juan Manuel Oliva, el Parque Bicentenario ha sido una inversión ruinosa para Guanajuato. Foto: Archivo

Guanajuato.- Toda atracción es bienvenida, pero se necesitará algo más que el teleférico A Cristo Rey para que aumente la asistencia al Parque Guanajuato Bicentenario, señaló el empresario hotelero Eduardo Bujaidar.

Después de que el nuevo alcalde de Silao, Carlos García Villaseñor, aseguró que se iniciarán los trabajos de construcción del teleférico del parque al Cristo Rey en el Cubilete, el proyecto es bien visto por el sector hotelero.

Además: Nuevo alcalde de Silao revive proyecto del teleférico a Cristo Rey

Para nosotros en turismo, todo atractivo es bienvenido. Es más infraestructura que se puede promover para que venga más gente”, dijo Eduardo Bujaidar Muñoz, coordinador de las Asociaciones de Hoteles en Guanajuato.

El empresario rememoró que el planteamiento de este teleférico se les mostró a los líderes del gremio turístico desde el sexenio de Miguel Márquez.

Nos habían hecho una presentación muy sencilla cuando el secretario de turismo era Fernando Olivera Rocha”, recordó.

Te podría interesar: Guardan en Parque Bicentenario 114 patrullas nuevas 

Sin embargo, consideró que para mejorar los alcances del proyecto se deben desarrollar añadidos.

Creo que sí ocupa un complemento temático para darle más interés al proyecto, que no sea nomas subir y bajar del Cubilete”, externó.

Finalmente, señaló que lo ideal será dar una nueva revisión al plan que anunció el nuevo alcalde de Silao para perfeccionarlo.

En esta nota:

Y tú, ¿qué opinas?