Don Esteban ya no llegó a casa; la corriente del río se lo llevó 

Don Esteban, un hombre de 60 años intentó cruzar el Río Silao cuando llevaba alto nivel de agua, pero no pudo con la corriente y se lo llevó y al día siguiente su cadáver fue localizado kilómetros más adelante.

Por: Redacción AM

Don Esteban ya no llegó a casa; la corriente del río se lo llevó 

Don Esteban ya no llegó a casa; la corriente del río se lo llevó 

Silao, Guanajuato - Don Esteban, un hombre de 60 años intentó cruzar el Río Silao cuando llevaba alto nivel de agua, pero no pudo con la corriente y se lo llevó y al día siguiente su cadáver fue localizado kilómetros más adelante.

El hecho ocurrió aproximadamente las 11 de la noche del día de ayer martes cuando el Sistema de Emergencias 911 recibió el reporte sobre el hombre que fue arrastrado por la corriente a la altura de la comunidad de Plaza Azul.

Matan a hombre y en ataque mueren dos comerciantes y un pepenador en SMA

Un transeúnte vio el cuerpo de Don Esteban y de inmediato reportó al Sistema de Emergencias 911. FOTO: AM

Durante unas horas de la madrugada, elementos de Bomberos y Protección Civil de Silao, esperaban localizar el cuerpo río abajo y colocaron un filtro de búsqueda debajo del puente de la carretera Federal 45, sin embargo, no tuvieron éxito.

Encuentran cadáver de Don Esteban hasta el día siguiente

Yuriria: Matan a balazos hombre sobre libramiento y varios conductores lo atropellan 

El Río Silao lleva alto nivel de agua y tiene una fuerte corriente. FOTO: AM

Hoy por la mañana, un transeúnte halló el cuerpo a la altura del puente que conduce a la comunidad El Coecillo.

Otra vez tiraron un cadáver en bolsas sobre la calle en Jardines de Jerez

La víctima está identificada como Esteban López, de sesenta años de edad, vecino de la comunidad Playa Azul.

Al lugar acudieron rescatistas de Protección Civil quienes realizaron las acciones de rescate del cuerpo.

8am

Recibe gratis por email las 8 noticias esenciales de AM, antes de las 8:00 a.m.

8am
En esta nota:

Y tú, ¿qué opinas?