Policías, ayuntamientos y agentes ministeriales del estado colaborarían con cárteles
Noticias

Policías, ayuntamientos y agentes ministeriales del estado colaborarían con cárteles

Un reporte  elaborado por Lantia Consultores, especialistas en temas de seguridad pública, señalan que hay indicios de que policías y autoridades municipales de Guanajuato estarían colaborando con grupos criminales.

Por: Cutberto Jiménez Mayagoitia

Guanajuato.- León, Irapuato, Salamanca, Pénjamo, Valle de Santiago, Villagrán y Jerécuaro son señalados con probable cooptación o infiltración criminal.

Así lo señala el reporte “Panorámica general de las organizaciones criminales en Guanajuato, presencia y actividades”, elaborado por Lantia Consultores, empresa dirigida por Eduardo Guerrero, especialista en temas de seguridad pública.

Según el estudio, policías municipales estarían involucrados con el crimen organizado.

Según el estudio, policías municipales estarían involucrados con el crimen organizado.

Sin detallar la información en cada caso, en la página 15 del resumen ejecutivo muestra el mapa de ‘infiltrados’ (últimos doce meses). En el caso de León, Irapuato, Pénjamo, Salamanca y Jerécuaro, acusa al ayuntamiento o policía municipal; Valle de Santiago al mismo nivel municipal pero le suma a policía estatal o ministerial; y Villagrán también a la autoridad municipal y le agrega a fuerzas federales.

Se observaron indicios de que policías municipales, estatales y ministeriales, y federales, así como autoridades municipales colaboran con grupos criminales. En gran medida, esto se debe a las precarias condiciones laborales en las que subsisten los policías; entre otras, bajos salarios, capacitación insuficiente, equipo en mal estado o inexistente, y falta de apoyo institucional o económico”, apunta.

El mapa muestra la operación de cárteles por regiones.

En el mapa que muestra las organizaciones criminales identificadas por municipio (últimos doce meses), en León indica que se tiene la operación de tres grupos: Cártel Jalisco Nueva Generación, Cártel Santa Rosa de Lima y Cárteles Unidos.

De los 46 municipios sólo en 19 no identifica: Tarandacuao, Coroneo, Salvatierra, Santiago Maravatío, Jaral del Progreso, Comonfort, Santa Catarina, Tierra Blanca, San Luis de la Paz, San Diego de la Unión, San Felipe, Ocampo, Guanajuato, Manuel Doblado, San Francisco, Romita y Cuerámaro, Huanímaro, Pueblo Nuevo.

En el resto se registran uno o más grupos criminales por municipio. Principalmente el Cártel de Santa Rosa de Lima asentados en ocho municipios y en nueve intermitente; y el Cártel Jalisco permanente en seis e intermitente en otros ocho.

Autoridades omisas

El estudio señala que hay indicios que sugieren que grupos criminales locales mantiene una alianza en torno al CSRL para expulsar al CJNG de Guanajuato

En otro apartado refiere a la base social criminal, en tres municipios está identificada (Juventino Rosas, Villagrán y Celaya) y en tres como probable (Salamanca, Apaseo el Alto y Jerécuaro), principalmente en beneficio del Cártel de Santa Rosa de Lima.

Hasta 2017, las autoridades, estatal y municipales, fueron omisas al asumir la responsabilidad o el compromiso de combatir a las organizaciones criminales que ya tenían presencia en el estado. Por el contrario, éstas intentaron descartar que hubiera un problema de violencia y en casos graves, simplemente se señalaba al CJNG como responsable y a las autoridades federales como responsables.

La inacción de las autoridades generó dos problemas: el primero, la consolidación de una robusta base social criminal que participa con grupos criminales en sucesos de conflictividad social para impedir operativos en su contra; el segundo, infiltración criminal en autoridades municipales, estatales e, inclusive, federales”, se señala.

Grupos criminales

De acuerdo al monitoreo de organizaciones criminales durante los últimos doce meses (octubre de 2018 a septiembre de 2019), en Guanajuato se identificaron 11 grupos criminales: dos de carácter nacional; cuatro mafias regionales; y cinco bandas criminales dedicadas preponderantemente al robo de combustible.

Uno de los principales crímenes por los que hay presencia de organizaciones criminales es el robo ilegal de combustible.

El registro son dos con presencia nacional (cárteles): (1) el Cártel Jalisco Nueva Generación (CNJG) y (2) Cártel del Pacífico-Sinaloa; tres grupos criminales locales o regionales (mafias): (3) el Cártel de Santa Rosa de Lima (CSRL), (4) Fuerzas Especiales Grupo Sombra, (5) Cárteles Unidos/La Unión y (6) el Cártel del Golfo.

Por último, también se identifican grupos criminales especializados en el robo de hidrocarburos con presencia local o municipal como (7) la banda de “El Michoacano”, (8) la banda de “El Mónico”, (9) la banda de “La Parca”, (10) la banda de “El Talachas” y (11) la familia Pérez.

Como contexto refiere que el incremento de la violencia en Guanajuato comenzó en 2014, pero se identificó que fue a partir de octubre de 2017 en que el espiral de violencia se exacerbó por la contienda entre el Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG) y el Cártel de Santa Rosa de Lima.

Según la investigación, desde policías municipales y estatales hasta agentes ministeriales colaborarían con organizaciones criminales. Foto: archivo.

Y se señala que hay indicios que sugieren que un conjunto de seis grupos criminales locales mantiene una alianza en torno al CSRL para expulsar al CJNG de Guanajuato. Los grupos que pertenecerían a esta alianza son: CSRL-Guanajuato, CSRL-Celaya, Fuerzas Especiales Grupo Sombra, Los Michoacanos, Cárteles Unidos/La Unión y Cártel del Golfo. Para contrarrestar la alianza de grupos criminales locales, el CJNG envió a su brazo armado, Grupo Élite-CJNG, al estado aproximadamente en marzo de 2019.

La violencia actual la atribuye a dos motivos: a) la extracción y comercialización ilícita de combustibles desde las instalaciones estratégicas de Pemex; b) la participación de los grupos criminales en mercados ilícitos de Guanajuato y la renta que éstos generan -particularmente, el narcomenudeo, la extorsión y el secuestro y el robo ferroviario-.
 

En esta nota:
Acerca del autor
Cutberto Jiménez Mayagoitia

Comenta esta nota